En modo pauta

Written by | Cover

La meta de haber llegado este año a cumplir 25 años recorriendo los caminos de la vida con Pauta es estimulante. Pero también sorprende.

 

 Por: Diana Martans

diana.martans@grupopauta.net

@DianaMartans 

Me he visto de pronto meditando en el silencio de la oficina y el mundo vivido va apareciendo en serie como si la mente lo escribiera en capítulos y cada montón de recuerdos fueran visitas a los aposentos del pasado a los cuales uno asiste, como dijo por ahí un inspirado, no para quedarse allí, sino para comprenderlo.

 

He recordado con mucha inspiración a mi abuela Esperanza Ventayol, con quien me crié y una de las primeras periodistas de Panamá.

 

Graduada en el  Instituto Justo Arosemena, IJA, en la primera promoción de Letras y Humanidades,   sus roles de profesional adulta y luego de abuela de frente amplia, impactaron mi desarrollo personal, porque en nuestra casa de casi toda la vida en el barrio de San Francisco,  había libros, lecturas, pensamientos, y ella que amaba tanto la literatura estaba rodeada de gentes inquietas.

 

A nuestra casa llegaban poetas, escritores, periodistas y exponentes de la cultura, y aunque entonces  no lo percibiera, por ahí empezó a perfilarse mi inquietud por las comunicaciones y el periodismo.

 

Casi tres décadas atrás, mi realidad era otra. Empecé estudiando Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Panamá, en un momento  eruptivo  de la universidad.  Había muchas revueltas y yo venía de una escuela de monjas (Las Esclavas), así que el entorno  era muy violento para mí y siendo sincera no podía cohabitar con la tiradera casi diaria de piedras, me asustaban las imágenes de los rostros cubiertos y las súbitas correderas.

 

Muy a mi pesar me salí porque la abogacía es algo que me había gustado siempre.

Una pausa

Hice una pausa en mi vida, me casé, tuve dos hijos y después regresé a la universidad. En ese tiempo de pausa académica, trabajaba mercadeando un programa de radio “Parámetro Informativo”. Era la encargada de comercializarlo y  tenía que realizar muchas visitas a las agencias publicitarias que empezaban a tener un protagonismo muy influyente en el direccionamiento del mundo publicitario local. Hay que recordar que aquel programa de comentarios políticos matutinos era el más escuchado en todo Panamá y por lo mismo mi actividad se multiplicaba.

 

Es cuando  decido entrar a la Universidad Santa María La Antigua, USMA, cuya carrera de periodismo y comunicación social acababa de iniciarse. La abuela ya no estaba conmigo, pero su actitud y el legado sí.

 

Además, contaba con un factor muy importante: mi madre fue el gran motor de la vida de sus hijos, de modo que como hija mayor, tuve otro brazo fuerte en qué apoyarme, además del afecto sincero de mis hermanos ´Chicho´, famoso desde hace buen tiempo en la industria del fútbol y Ricardo, ingeniero bioquímico vinculado a la industria de recursos marinos. Mi padre, menos liberal, estuvo también ahí.

Nace Pauta

Salí graduada en 1985 en Periodismo y Comunicación Social, pero seguí trabajando en el programa de radio. Vino la invasión y parte de lo que existía ya no estaba. Aquí, en este momento crítico para todos los panameños, aparece la idea de Pauta, un proyecto concebido con el talento de Lucía Bonadíes y el intelecto de Ana María Pearson y fue producto de lo que yo sabía hacer y de la necesidad.

Para la época no existían revistas, y apenas comenzaba a insinuarse el negocio de los suplementos insertos en los diarios.

 

Conversando las tres, se le dio forma al proyecto con el aporte de Rubén Murgas, quien tuvo una gran influencia. Un coach, con su experiencia, fue importante para la materialización de la revista.

 

La idea de convertir la revista en tribuna del mundo publicitario fue genuina y por eso escogimos el nombre de Pauta.

 

Yo empecé como reportera, entrevistadora, redactora, editora, vendedora y mensajera Había que levantar la revista en nuestra primera imprenta (Impresora Pacífico),  y en esa tarea de aquellos tiempos el aprendizaje fue muy grande.

Siempre me gustó el reportaje y entiendo un poco al ser humano. Me encantaba escudriñar sobre los personajes y teníamos un segmento “Nuestro Target”, que era una entrevista profunda que se hacía a alguno de los publicistas que estaban en el medio o que pasaban por Panamá en desarrollo de algún proyecto para la industria.

Por su parte. La inolvidable Ana María siempre fue escritora y su aporte como tal está consignado felizmente en la memoria de Pauta.

 

Al primer publicista que entrevisté fue  al gran “Tito” Campagnani y por ahí siguieron Stephan Proaño, maestros como “Boli” Bárcenas, Arsenio Fernández, Alberto Conte, Luis Mon, “Boli” Márquez, y el grande “Tony” Fergo.  De modo que, a la par con la narrativa de lo que acontecía en el mundo publicitario, los análisis que hacíamos de una u otra publicidad, las noticias, los cambios, las tendencias de mercadeo y publicidad, siempre apostamos a tener plumas valiosas en nuestras ediciones para que la función de la revista cumpliera el propósito que asumí desde un comienzo a manera de principio funcional: calidad de los contenidos editoriales y hacer periodismo positivo.

 

Algo más asoma como un hecho especial en este paseo de memoria: el anunciante fiel, Omega Stereo, que, como empresa radial desde el día uno hasta hoy ha estado siempre allí. Esa credibilidad de “Ñito” Adames -mi amigo personal- esa solidaridad a toda prueba, es un tributo a estos 25 años y también  una oportunidad para agradecerle públicamente su gesto que en radio es de alta fidelidad comprobada.

 

Cuando doy la vuelta por esos aposentos del pasado de Pauta, deduzco que si se hubiera vuelto una revista social posiblemente sería más fuerte en la parte económica, pero mi formación periodística no me permitía editar lo que hoy podríamos llamar facebooks impresos. El interés era llegar a la esencia del ser humano y no enarbolar egos de nadie. Visión que aún mantenemos. Tal vez sea también un homenaje despreocupado a seres tan maravillosos como mi propia abuela, Esperanza Ventayol.  Y el milagro de todo esto es poder decir  que después de 25 años seguimos produciendo nuestros propios artículos sin olvidarnos nunca del componente vecindad, lo que nos mantiene cerca de nuestros lectores.

 

La historia de Pauta se verá mejor pronto. Porque el mundo es de cambios.

 

El momento que más satisfacción me da hoy día es cuando escucho a una persona que salió de la universidad o trabaja, se me acerca y me dice: “Me gradué con Pauta”. Somos una referencia bibliográfica en el mundo de las comunicaciones. Y de hecho hay grandes profesionales que han sido visibilizados en Pauta, que también sienten y expresan el honor de haberlos tenido en cuenta en nuestras páginas.

 

Pauta multimedia

Hemos cometido errores que creo no han sido grandes como para pensar en desistir de este adulto proyecto.  En lo formal diría que los más graves tienen que ver con redacción, sintaxis, ortografía o gramática. He sido muy rígida en este aspecto y una sola vez llegué a pensar que habíamos cometido un pecado mortal con algún título o un párrafo mal hecho.

 

Por otra parte, hay quienes me han definido como una mujer multimedia, producto de la trayectoria que ha trazado mi particular destino profesional.

 

Hace 17 años llegué a la televisión cuando Catya Vargas formaba parte del staff del grupo Medcom. Se me acercó y me propuso producir infomerciales corporativos apalancados en la marca Pauta para darle un valor agregado a sus anunciantes a un costo razonable.

 

Nace así Marketing Vision  y cada infomercial duraba dos minutos. Para hacerlo visible y como ensayo, el primer infomercial fue gratis y se escogió a la cerveza Atlas como piloto. Fue un recorrido periodístico por la historia de la marca que salía en los noticieros de las pantallas 4 y 13 y también en el recién nacido Mall TV.  La retroalimentación del producto se sintió de inmediato. Resultó un éxito y a partir de allí se inició una alianza estratégica con Medcom que hoy cumple 17 años y que ahora responde al nombre de Marketing Xtrategy. Este producto sirvió y ha servido para refrescar los noticieros cuyo cúmulo de información inevitable parece afectar el estado de ánimo de las teleaudiencias.

 

Con el tiempo, decidimos que dos minutos en un infomercial era demasiado y se redujo el tiempo para que así el contenido tuviera la  oportunidad de aparecer más veces.

 

Hoy el Marketing Xtrategy es uno de los productos que tiene más tiempo de permanencia en la televisión panameña y el éxito se lo atribuyen los entendidos a mi rol periodístico, entre otras fortalezas como su rotación y frecuencia. Quizá esa credibilidad se atribuya a que, como presentadora, no me involucro con la marca comercial, soy Pauta y permito que sea el cliente que exprese los valores, atributos y ventajas de la marca.

 

En el tranque somos

su mejor compañía

Hace siete años surgió la idea de diversificar y consolidar la marca Pauta. No se puede vivir en la peligrosa zona de confort. Y salió al aire Pauta en Radio, precisamente en la frecuencia 107.3 FM de la emisora Omega Stereo en horario de 5 pm a 6pm.

 

Fue como una conexión con los comienzos de mi vida en medios, porque empecé comercializando un programa de radio en mi juventud y ahora regresaba como protagonista.

 

Tengo que confesar que de los tres medios que dirijo, la radio es muy especial para mí. Es como cuando tienes un tercer hijo y la diferencia de edades entre este último y el anterior es muy grande. Y no estoy siendo ingrata con todo lo que compone el espectro mediático del Grupo Pauta: siempre debe entenderse que la plataforma en la que se apalancan la radio y la televisión es la revista. No tiene discusión.

 

Pero la emoción que se transmite en el instante de la radio tampoco es comparable. Hay todo un equipo humano y técnico con el cual hemos hecho buena sinergia. Gina Buendía y Hugo Santaromita, excepcionales periodistas, me han acompañado cada tarde en esta aventura. En estos años no ha habido discusiones agrias o conflictos que nos duelan y lo evidente es que todos nos hemos ayudado en las contradicciones, lo cual hace que este producto que llega a todo el país en un horario prime, cinco a seis de la tarde, todos los días de lunes a viernes, también se ha convertido en un referente de nuestro trabajo y de la marca Pauta. El eslogan lo dice todo: “en el tranque somos su mejor compañía”, y  eso es lo que los oyentes nos dicen que perciben, porque encuentran temas de actualidad, debates de altura, comentarios y humor en nuestros viernes de colorete cuando la gente conduce irritada.

 

Con todo este ambiente alrededor de 25 años de Pauta, debo decir finalmente, al salir de los aposentos de este pasado nuestro de 25 años, que ser transparente y éticos es un buen negocio y por eso seguimos aquí.

Salgo de los aposentos y en ese mismo silencio de la oficina pienso que 2017 trae cambios importantes para el Grupo Pauta: integración digital de todos los medios que manejamos, una transición importante, productos editoriales nuevos, mucha seguridad en lo que hacemos y confianza en nuestros lectores, oyentes y televidentes que, al fin y al cabo, son los que alimentan nuestros sueños. Es inamovible que  nos apoyemos en la transparencia para avanzar y crecer. Así que sigamos en modo Pauta. Es un buen negocio. 

 

Last modified: 11/07/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen