El cine que nos une

Written by | Actualidad

Por Tania Alvarado

@tanialvarado_29

República Dominicana siempre me causó mucha curiosidad. Aunque sabía muy poco de este país, tenía dos cosas muy claras: es un paraíso en el Caribe con playas de ensueño y posee una ley de cine envidiable lo que ha generado un aumento en las producciones del país.

Me declaré amante del cine en todas sus formas. De profesión soy editora y colorista. Además participo activamente de múltiples iniciativas, todas con una misión muy clara, hacer que el cine crezca en Panamá. Ese es un punto en común que tengo con los amigos dominicanos.

Fui invitada por el Festival Internacional de Cine Independiente de Santiago (IFFIC Santiago) para participar como jurado joven internacional en la categoría de cortometrajes. El IFFIC Santiago se realiza anualmente en la ciudad de Santiago de los Caballeros, la segunda ciudad más grande de República Dominicana. Nace a partir de la visión y el amor de un grupo de profesionales, cineastas y artistas que aman su ciudad y se unieron con el sueño de que fuera (sea) enclave cultural de República Dominicana.

Los latinoamericanos compartimos realidades muy parecidas y la lucha por la descentralización de las provincias versus las capitales es casi una regla. Santiago de los Caballeros es una ciudad ubicada en la región norcentral del país y es conocida como “La Ciudad Corazón”, ya que está ubicada en el corazón de la región del Cibao.

Al principio no estaba segura de adónde iba, cómo era, qué encontraría. Mi primera impresión fue que la gente es muy correcta, amable, muy crítica y consciente de lo que ocurre en su ciudad. Las calles se ven limpias, se siente cierto orden y serenidad en el ambiente. No percibes el caos y el ajetreo de la capital. Es gente abierta, que te sonríe y te ayuda si lo necesitas.

Caminar por la Calle del Sol bebiendo una cerveza bien fría y visitar el centro histórico es básico. Desde allí cada esquina, cada acera, está envuelta por alguna historia. Es la referencia que necesitas para moverte, si quieres visitar museos, casas de arte y demás.

Cine en Santiago

El IFFIC Santiago es una iniciativa de la Alianza Francesa de Santiago y Punto Caribe, abre un espacio para la exhibición de obras cinematográficas alternativas nacionales e internacionales. Además, promueve la formación de jóvenes cineastas locales. Desde 2014 hacen esfuerzos para llevar a cabo el festival, suman aliados y colaboradores que ayuden a su crecimiento. Su director es el cineasta Joan Espino.

Este es un festival que va creciendo a paso firme y constante y que al pasar de los años ha incrementado su oferta cinematográfica. Educa al público, ya que es el único festival de la provincia. Para los que no están familiarizados con lo que ocurre en un festival de cine, les cuento que normalmente se trata de una actividad abierta al público en la cual se proyecta durante todo el día una selección de películas y/o cortometrajes. También se realizan actividades paralelas como conversatorios, talleres, laboratorios, premiaciones, encuentros de industria (gente que trabaja en el medio) y fiestas. Son espacios que sirven para promover cultura, conocer gente, hacer “networking”, intercambiar ideas y, sobre todo, apreciar el cine.

En octubre de 2018 el IFFIC Santiago llevó a cabo su cuarta edición, y tuve la oportunidad de ver mucho cine dominicano, cortometrajes y largometrajes. Entre las obras que más disfruté, están “Cocote”, del director Nelson Carlo de los Santos. Una película densa y muy artística que narra la historia de un evangélico que es presionado por su familia para buscar venganza. “Carpinteros”, del director José María Cabral, narra la historia de amor entre dos presos, y, sobre todo, la película que más disfruté fue “Veneno”, del director Tabaré Blanchard, todo un descubrimiento. Es una película biográfica que nos cuenta la historia del luchador más grande de República Dominicana: Jack Veneno (Rafael Sánchez). Lo que más me impactó de esta película es como está contada, técnicamente es una joyita latinoamericana, usa recursos propios de la cultura dominicana para envolverte en una historia casi mágica. Si tienen oportunidad de verla, háganlo.

Además de las proyecciones, se lleva a cabo El Encuentro, un laboratorio que se enfoca en la formación y capacitación de personas interesadas en la realización cinematográfica. Fue una semana de mucho movimiento y energía, es lindo ver cómo la gente disfruta y responde ante la oferta cultural y siempre quedan con ganas de más.

La Ruta de los Murales

Santiago es una provincia que no tiene costa; por lo tanto, ha decidido apostar por el arte y la cultura: caminar por la calles del centro de Santiago es hermoso. Actualmente, la alcaldía impulsa y apoya la creación de murales hechos por artistas locales y el resultado es una ciudad vívida, vibrante y llena de colores.

Cada mural te cuenta una historia, rinde tributo a algún personaje o te habla de la cultura dominicana, puedes hacerlo como un tour guiado o aventurarte y perderte. En cada esquina encontrarás un mural distinto. Además, puedes disfrutar de delicias hechas por los habitantes del área: jugos, empanadas, postres, todos hechos por manos locales. Allí se refuerza ese sentido de pertenencia entre sus habitantes, gente que está consciente de lo hermosa que puede ser su ciudad si entre todos la cuidan y se involucran. Pude ver desde jóvenes que a la salida del colegio se dedicaban a buscar el último mural inaugurado y hasta la abuelita que nos recibió en su casa y nos preparó unas empanadas. Todos te hablan con orgullo de la Ruta de los Murales. Es una iniciativa digna de imitar.

La sombra de Trujillo

Probablemente el símbolo más conocido y emblemático de esta ciudad es el Monumento de los Héroes de la Restauración (antes conocido como Monumento a la Paz de Trujillo), que fue erigido por órdenes del dictador Rafael Trujillo. Está ubicado en la cima de una colina en la parte este de la ciudad. El monumento es una torre de unos 70 metros de alto, cubierta parcialmente de mármol, que se levanta imponente sobre la ciudad (a mejor estilo del Ojo de Saurón). Por dentro es un museo abierto al público, lleno de murales y cuadros que narran la historia de los Héroes de la Restauración.

Por fuera la gente suele rodear el monumento como punto de encuentro. No importa si es de día o de noche, siempre hay gente que conversa, lee  algún libro o simplemente disfruta la brisa que nunca deja de correr. Es uno de esos lugares que tiene una vibra mixta debido a su historia. Aun así es un gran referente y es un emblema para esta ciudad.

Santo Domingo y las playas

Ya regresando de Santiago y aprovechando el par de días antes de regresar a Panamá, decidí hacer una visita relámpago a Santo Domingo. Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en esta ciudad es caos. Es difícil moverse: básicamente, estuve en el centro histórico, lleno de plazas, iglesias, bares y museos,  con muchos restaurantes para escoger y repleto de turistas (demasiados y en grupos muy grandes).

Puedes hacer muchas actividades en un mismo día y es perfecto para irte de pasadía en los tours a las playas. Tuve la oportunidad de visitar la isla Saona, un paraíso en la tierra. Ninguna foto le hace justicia, la playa, el mar, el clima, el paseo, las piscinas naturales en medio del mar. Vale la pena el viaje en catamarán con música y bailadera todo el camino, aunque no seas amante de la bachata.

Estrechando Lazos

Cada vez que me preguntan qué es lo que más me gustó de República Dominicana, para mí es fácil: su gente. Lo parecidos que somos. El clima es riquísimo, las playas son perfectas, la comida es parecida a la nuestra, las raciones gigantes, es fácil adaptarse.

Quedé con ganas de conocer Punta Cana y las playas del Norte (según cada dominicano que conocí son las mejores), también conocer el resto de Santo Domingo (si el tráfico lo permite). Al final, los latinos somos gente que va para adelante, no importa con qué nos topemos, ahí vamos.

Si usted no ha tenido la oportunidad de asistir a un festival de cine, anímese. El cine es poderoso, puede ser usado de muchas formas, apoyar lo local y consumir lo que es de nuestra región. Esto es importante para el crecimiento cultural de nuestros países.

Panamá y República Dominicana tienen mucho en común. Quiero pensar que en la próxima edición del festival intercambiaremos más historias, amistades y sobre todo cine, que algunas películas panameñas sean exhibidas en el IFFIC Santiago, que nuestros cineastas puedan compartir en “El Encuentro”, que más películas dominicanas sean vistas en los festivales panameños o en la cartelera de los cines comerciales y quizás atreverse a soñar con una historia de aquí y de allá, una co-producción entre ambos países.

 

Last modified: 08/03/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen