Banca panameña: A la expectativa

Written by | Actualidad

Nuestro país siempre se ha destacado por un sistema bancario fuerte y resistente que resulta atractivo a los inversores. Cumple con los estándares de los principales centros financieros del mundo y es uno de los principales pilares de nuestra economía. Aun así, 2019 se presenta como un año de retos importantes para continuar creciendo, principalmente en la cartera de préstamos de consumo que a través de productos hipotecarios, auto, personales y tarjetas de crédito brindan soluciones financieras, pero al mismo tiempo conllevan riesgos a la banca.

Por: Karin Caballero

karin.caballero@grupopauta.net

@periodistaKarin

Falta poco tiempo para que comience un nuevo Gobierno, y en este ambiente de cambio se aviva la expectativa de que mejore el ritmo de crecimiento de la economía nacional. Esto, a pesar de las sólidas tendencias de rentabilidad y las condiciones bancarias que se prevén de una manera estable, según el más reciente informe de Fitch Ratings sobre la banca en América Latina. Aun así, el crecimiento sostenible de los préstamos, el aumento de los costos de financiación y los riesgos crediticios constituyen las principales preocupaciones. Ante este panorama, los expertos se apalancarán en ofrecer un excelente servicio al cliente, potenciar el uso de herramientas digitales y un mayor enfoque en las economías de escala para alcanzar el éxito.

Recientemente, Ricardo Fernández, de la Superintendencia de Bancos de Panamá, presentó las cifras del Centro Bancario Internacional, que alcanzaron 121,484 millones de dólares en activos totales durante el 2018. El superintendente explicó que se registró un aumento de 1.5% y significó 1,775 millones de dólares más de lo obtenido en el período de 2017. Fernández explicó que la liquidez del CBI refleja un nivel de 61.4%, más del doble del requerimiento legal.

La cartera crediticia local refleja un aumento de 5% y que los productos de banca de personas son los que impulsan este mayor crecimiento en valor absoluto. El sector hipotecario (5.3%) sigue mostrando signos positivos y se mantiene como una de las actividades de mayor aporte dentro de la actividad crediticia local.

Por eso, Delly de Yinh, vicepresidente de Productos Banco General, indica que es muy importante construir relaciones a largo plazo en los cuales se cuiden los intereses del banco y de sus clientes.

Por su parte, Jaime Martínez, vicepresidente ejecutivo de Banca de Personas de Banesco Panamá, menciona que es positivo el aumento en los créditos de consumo, especialmente en tarjetas de crédito y préstamos personales, porque permite diversificar el riesgo. Pero a la vez indica que los bancos han tenido que cambiar las políticas del origen de créditos e incrementar los controles en el seguimiento de la cartera con el fin de minimizarlo. Esto también se debe a que desde finales de 2017 y 2018 se inició una tendencia en el mercado de aumento en la mora en los productos de consumo.

Dayra de Saurí, gerente ejecutiva de la Banca de Consumo de Banco Nacional, se muestra más optimista y considera que aunque se ha dado una desaceleración de la economía en los últimos años, de todas formas se visualiza para este año un crecimiento de 5%. Sin embargo, advierte que todo aumento en los saldos de crédito al consumo conlleva un riesgo, y dependerá del crecimiento que el banco quiera tomar.

Según la Asociación Panameña de Crédito (APC), el historial de crédito indica que los panameños prefieren pagar sus casas y carros, mientras las tarjetas de crédito y los préstamos personales aumentan en contra reserva. Giovanna Cardellicchio, gerente general de la APC, remarca que en Panamá el 11% de todos los créditos son cuentas incobrables. Estas corresponden a ventas a crédito, préstamos u otras deudas que el deudor no tiene posibilidad de pagar.

Las cifras de la APC son claras: las tarjetas de crédito no pagadas en febrero de 2018 estaban en 0.47% y en 2019 el porcentaje subió a 0.55%. Los préstamos personales pasaron de 0.08% en 2017 a 0.20% este año. Los préstamos de autos de 0.03% a 0.10% y las hipotecas de 0.00% a 0.02%.

La morosidad en préstamos ha aumentado, pero esto no les preocupa a los banqueros. Por el contrario, prefieren monitorear y tomar medidas venideras. Tal es el caso de Caja de Ahorros, donde el desempeño de sus principales carteras se traduce en la solidez, confianza y liquidez que tiene el banco para hacerles frente a estos créditos, en los que los clientes buscan esa opción estable para tonar sus sueños en una realidad.

Según Paola Domínguez, gerente general del banco de la familia panameña, esta entidad bancaria cumple un rol de verificación y control en que cada crédito ingresado debe ser sustentado por el cliente. Esto les permitió aprobar más de 27 mil 580 créditos durante el años 2018.

Ofertas por doquier

“Por ser buen cliente, le duplicamos el saldo de su tarjeta de crédito para que lo utilice en el plástico que ya tiene o en otra tarjeta que está afiliada a una aerolínea, el primer año de anualidad es gratis y tiene 1.4% de interés mensual, ¿qué le parece?” Esta es la típica llamada que reciben ciudadanos actualmente. Las ofertas en tarjetas de crédito son variadas y los bancos se desbocan a ofrecer tantos beneficios con tal de captar la mayor cantidad de saldos.

Las estadísticas de la SBP lo confirman: para noviembre del año pasado hubo 211 millones dólares más en saldos en tarjetas de créditos, que se situó en dos mil 224 millones en el año 2017.

Y es que, según Telma Isabel Cuesta Galego, directora de Productos Especializados de Banistmo,  las tarjetas de créditos se han convertido en las aliadas perfectas de las personas por la facilidad y seguridad que les aporta andar sin dinero en efectivo, pero con una tarjeta en mano para aprovechar la amplia oferta de la digitalización de muchos servicios. Debido a esto, Banistmo, por ejemplo, creció en 2018 de forma consolidada en tarjetas de crédito en 18% en cartera y 52% en tarjetahabientes nuevos.

Puntos, millas extras, cashback son algunos ofrecimientos. La compra de saldo al 0% de intereses no se queda atrás y, en Scotiabank, se ofrecen hasta 18 meses de financiamiento para ese tipo de interés. Para Soledad Rovira, gerente general de Scotiabank en Panamá, el aumento del crédito es sano en determinadas proporciones porque va balanceado al apetito de riesgo basado en el retorno esperado.

En el caso de Banesco, que logró el tercer lugar en el “market share” de tarjetas con un saldo de 390 millones de cartera, se ofrecen tres planes de compras de saldo para sus clientes que pueden escoger desde el 0% de interés a 12 meses o entre un interés muy bajo del 5% o 6% anual a plazos de 36 y 48 meses. Además ganan puntos por la compra del saldo.

En el Banco Nacional, los saldos en TC crecieron moderadamente entre 5 y 10% anual; sin embargo, su programa de compra de saldos es bastante moderado por políticas propias de la organización. Actualmente, compran saldos al 4.99% anual hasta cancelar. Pero existen bancos que ofrecen el 0% a 15 y 18 meses.

En el caso de la Caja de Ahorros, al cierre de 2018 su compras de saldo creció 11.8% comparado con el mismo período de 2017, y se ubicó en 905 mil dólares al cierre de 2018, lo que equivale a un promedio de compra de mil 300 dólares. Asimismo, la cartera de tarjetas de crédito reflejó un límite en uso de 13 millones de dólares, lo que representa ese dinamismo que aporta esta entidad bancaria a la economía nacional y a los proyectos del panameño.

De igual manera, la plaza desde hace dos años ha estado realizando ajustes en expectativa de los cambios que puedan presentarse en el mercado, el alza de tasas que se ha venido dando en el sistema producto de las alzas de tasas dadas con la Reserva Federal (FED), ya que impactan el sector.

No hay que olvidar que el país es aventajado en este sentido. La eficiencia y agilidad de los procesos, el abundante acceso crediticio, la seguridad en los sistemas bancarios y la buena calificación de riesgo, nos mantienen bien posicionados. Además, contamos con bancos de procedencia internacional que operan con otros países de la región, que dan lugar a que nuestro sector bancario sea más competitivo.

Por eso, el CBI tiene relevancia en América Latina, y es considerado el más importante de la región. Esto se complementa con el nivel de monetización de la economía en el que ocupa el primer lugar en América Latina y el segundo, según el índice de profundización (crédito/PIB).

A diciembre de 2018, el CBI alcanzó el nivel de utilidades de un millón 853 millones de dólares al registrar un crecimiento de 4%, igual que en el período de 2017. El superintendente Fernández reitera la solidez, eficiencia y competitividad del CBI, los que han incidido para que Panamá sea el país de mayor crecimiento promedio en los últimos 23 años.

Todo esto lleva a los expertos a pronosticar que en este 2019 continuará el crecimiento estable, y que para el primer semestre quedará superada la incertidumbre. En definitiva, este año será muy dinámico en  el ámbito de la banca, sector que volverá a ser puesto a prueba, concretamente  en cuanto a su capacidad de respuesta frente a las realidades globales, su adaptación a las tendencias regulatorias  y, sobre todo, la manera de reactivar sus iniciativas en curso tras el calendario electoral.

Last modified: 16/04/2019

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen