CARTAGENA, COLOMBIA ¡No es para aburridos!

Written by | Actualidad

Desde junio pasado, la aerolínea Air Panama inauguró una nueva ruta a un destino de fantasía y legado histórico, que invita a los turistas a explorar una ciudad generosa y radiante. Cartagena de Indias es mucho más que playa, que es lo primero que se nos viene a la mente, sino que se trata de un lugar donde se combinan la cultura y la naturaleza, donde se vive la historia y se palpa con su amable gente, se saborea con su gastronomía y el esqueleto resuena al son caribeño de los tambores, la guacharaca y el acordeón.

 

Por: Karin Caballero

Karin.caballero@grupopauta.net

@periodistaKarin

 

La tierra del olvido, como dice Carlos Vives en su canción, me esperó nuevamente. Por tercera vez, viajé a tierra colombiana, parecía un sueño, pero lo hizo realidad la invitación de Air Panama a participar de ese vuelo inaugural con bautizo y todo del primer avión de esta compañía en aterrizar en el aeropuerto internacional Rafael Núñez, en Cartagena de Indias. Esta nueva ruta, que tendrá dos frecuencias semanales para el disfrute de todos los panameños, es el resultado de estrategias mancomunadas con estamentos de turismo de Colombia para que de este país también puedan venir a nuestra tierra.

El aeropuerto Rafael Núñez se encuentra bien ubicado, muy cerca de todos los atractivos turísticos que ofrece la ciudad de Cartagena, que fue declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1984, y desde 1991 Colombia la declaró oficialmente distrito turístico y cultural de esta hermosa nación.

 

Nuestros países tienen la dicha de compartir ambos océanos. Por eso, lo primero que hicimos fue ir a disfrutar de ese mar Caribe que tanto pregona Colombia. Nos dirigimos al Hotel Las Américas, que es el único que cuenta con accesos directos a la playa. La atención en este hotel, que es hermano del Golden Tower en Panamá, fue excepcional. Luego de un delicioso almuerzo y unas pocas horas de descanso, nos preparamos para conocer el famoso corralito de piedra o ciudad amurallada por la noche, pues cenaríamos allí en el puro centro.

 

Ver el ocaso sobre el mar Caribe, desde la habitación del hotel nos relajó tanto que nos sentíamos renovados. Lo mejor de todo es que Air Panama cuenta con paquetes completos de boletos aéreos y hospedaje en hoteles como éste.

Para conocer el casco antiguo de Cartagena, les recomiendo ir con ropa ligera y con unas buenas zapatillas porque hay mucho que caminar. Como si todos los cosmos se hubieran puesto de acuerdo, también llegamos a cantarle el cumpleaños a Cartagena pues estaba cumpliendo 484 años de fundación y sus ciudadanos abarrotaban las calles y había manifestaciones folclóricas por todas partes.

 

Lo primero que nos topamos en la Plaza Bolívar fue un mágico grupo que bailaba mapalé, que se trata de un ritmo afrodescendiente cuyos movimientos son muy rápidos, se comparan con la agilidad y fuerza de quienes danzan. Por eso que los turistas nos quedábamos boquiabiertos con los esculturales cuerpos de los chicos y chicas que mantienen viva su cultura, que, a la vez es su forma de ganarse la vida.

 

Seguimos caminando por las hermosas calles entre casas de colores e iglesias iluminadas hasta llegar a la Plaza de la Aduana para deleitar una deliciosa cena en el restaurante Clemente y de esta manera cerrar con broche de oro la primera noche en este encantador lugar.

 

Playa, brisa y mar

Otro de los lugares que no se pueden dejar de visitar si van a Cartagena de Indias son las islas del Parque Corales del Rosario. Aquí nos llevaron específicamente a la isla del Encanto y, como su nombre lo indica, quedas encantado con sus aguas transparentes y fondos multicolores, ideales para hacer todo tipo de actividades acuáticas desde buceo hasta paseo en moto acuática.

 

Los tour desde esta isla abarcan el panorámico por el archipiélago Corales del Rosario, también se puede incluir la visita a la isla de San Martín de Pajarales, donde está el Oceanario, que permite ver un espectáculo de delfines y algunas especies de peces que se encuentran en la región. También admirar tiburones, tortugas y el tour en barco les aportará una vista espectacular de las islas con el fin de tomar fotografías impresionantes.

 

Pero si lo que quieren es relajarse, pueden quedarse en alguna de las habitaciones del hotel isla del Encanto y disfrutar de sus piscinas o bien echarse todo el día en la playa de arena blanca.

 

El regreso fue toda una aventura con el mar picado, en una lancha rápida solo resta disfrutar del paisaje e imaginar cómo se sentían los barcos piratas a la entrada de esta majestuosa ciudad. Al llegar a tierra firme, tuvimos tiempo para contemplar el atardecer desde uno de los puntos favoritos y recomendados. Se trata del Baluarte de Santo Domingo, históricamente el tramo más importante de la muralla que protege la antigua ciudad de Cartagena. Aquí se colocó la primera piedra de la fortificación y hoy se instala Café Mar, donde puedes disfrutar de una cerveza Club Colombia bien fría. Todo mientras te tomas fotos con los cañones o simplemente ves cómo se oculta el sol sobre el mar Caribe y se encienden las luces de los altos edificios de la nueva ciudad ubicada en Boca Grande.

 

Más tarde, nos adentramos a otro punto del centro histórico, esta vez, a la calle Estanco del Tabaco, específicamente en el restaurante Candé, donde pueden disfrutar de platos 100% cartageneros. No pueden irse de allí sin tomarse un delicioso jugo de corozo para acompañar el plato por excelencia, la Posta Cartagenera. Les detallo que esa punta gorda cocinada a fuego lento con reducción de panela, especias, vegetales y vino tinto, acompañada de arroz con coco y plátano en tentación, estuvo para chuparse los dedos.

Con tan deliciosa cena tomamos ánimos para seguir recorriendo las calles de casco antiguo y maravillarnos con cada esquina y ver cómo se disfruta a toda hora de este mágico lugar, lleno de turistas, vendedores ambulantes y otras amenidades como hacer el recorrido en una carroza jalada por dos caballos, si no quieren caminar. Como la noche se hace corta, regresamos al hotel para descansar y reponer fuerzas. Al día siguiente, teníamos muchas cosas más por descubrir.

Entre la historia y el crecimiento

Bien temprano, nuestra primera parada fue estratégicamente en el Castillo San Felipe de Barajas.  Se trata de una fortificación que se construyó sobre el cerro San Lázaro en 1657, durante la época colonial española, para contrarrestar los ataques por parte de los piratas y corsarios ingleses y franceses. Todo por proteger los 11 kilómetros de muralla de la antigua Cartagena y que resguardan aún puntos importantes como la Torre del Reloj, la plaza de la Aduana, la calle de la Media Luna, el palacio de la Inquisición y hasta la comunidad de Getsemaní, que es el barrio colonial más conservado en el sector amurallado, y era donde vivía la clase baja de aquella época.

Una de las cosas que me encantan de Colombia, y lo noté aún más en Cartagena, es que se pueden encontrar puestos de venta de frutas frescas en cualquier esquina. Otra parada estratégica es la plaza de Las Bóvedas, construida con fines militares y en el momento de la independencia sirvió de cárcel. Hoy día, gracias a su reconstrucción, funcionan tiendas de artesanías y antigüedades, donde se pueden adquirir los solicitados recuerditos.

 

En el recorrido, también se puede hallar arte, pintura e infinidades de restaurantes. Como ya era hora de almuerzo, nuestra parada fue en La Cocina de Cartagena, en la calle Tumba Muertos en San Diego. Aquí fue difícil escoger entre su variedad de platos, donde el colorido, aroma y sabor se unieron para resaltar la comida de la región.

 

Luego nos dirigimos al barrio de Bocagrande ubicado al oeste de, Cartagena, que se ha convertido en una de las zonas con mayor desarrollo inmobiliario, donde se han construido varios rascacielos y lujosos hoteles como el Hyatt Regency y otros más emblemáticos y tradicionales como el Capilla del Mar. Lo mejor es que en ambos hoteles puedes encontrar paquetes completos a través de Air Panama.

 

Sí, y una de esas cosas que incluyen esos paquete es el viaje en Chiva Rumbera. Nosotros vivimos la experiencia en La Cariñosa. Estas chivas no se pueden comparar con las parranderas de Panamá, ya que se trata de una chiva típica colombiana, donde se disfruta de un conjunto vallenato e incluye barra libre y hasta fritos típicos como arepas de huevo, carimañolas y empanadas. Además, hacen un recorrido por los principales barrios turísticos y hasta hacen una parada para que visitantes de todas partes del mundo se muevan al son de la música.

 

Así amanecimos bien rumbeados y con la triste realidad de que nuestros días en Cartagena de Indias habían terminado. Se fueron tan rápido, que nos quedaron inmensas ganas de volver.  Y es que Colombia tiene la llave de mi corazón, como me mueve el alma, me quita el sueño y me roba la calma conocer cada esquina de su tierra.

 

 

Last modified: 16/07/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen