Con discapacidad, no incapacitados

Written by | Misceláneo

Andrea Tejeira

Fundadora de Fuerza Inclusiva

Mil millones de personas tienen discapacidad en el mundo y 200 millones enfrentan retos significativos en su día a día. El impacto de estas cifras no termina aquí, pues según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la discapacidad está en aumento porque el riesgo de discapacidad es mayor en una población que envejece y porque las enfermedades crónicas están en ascenso a nivel mundial. Por su parte, Panamá, en 2006, realizó su Primera Encuesta de Discapacidad (PENDIS), la cual arrojó que el 11.3% de la población panameña tiene discapacidad. Más de una década después, las políticas en materia de discapacidad están basadas en una data caduca y a la que le urge una actualización. ¿Cómo hacer de Panamá un país capacitado en materia de discapacidad si no cuenta con información vigente y confiable de su población con discapacidad?

Globalmente las personas con discapacidad enfrentan obstáculos en un amplio espectro de áreas como lo son la salud, la educación, el empleo, el acceso a la información, las infraestructuras y el transporte, lo que trae como consecuencia una tasa de pobreza más alta, resultados académicos bajos y una participación económica escasa. Esto explicaría porqué según la OMS, el 20% de los más pobres del mundo son personas con discapacidad. La situación es más grave para las mujeres con discapacidad, ya que se encuentran en desventaja múltiple.

En Panamá, las personas con discapacidad cuentan con apenas una formación básica, primaria y secundaria completa. Según datos del censo de 2010, el 23.4% de las personas con discapacidad alcanzaron la primaria, el 15% la secundaria y apenas un 7.2% la Universidad. El acceso a una educación que le permita a las personas con discapacidad tener una participación económica en su adultez, es un reto que apremia. Las consecuencias de la no participación económica no afectan únicamente a las personas con discapacidad y sus familias, sino al Estado que ultimadamente deberá correr con los gastos de esta población si no les provee las herramientas para valerse sola.

Panamá es uno de los países que cuenta con legislación en materia de discapacidad y esto sin duda debe ser resaltado. Sin embargo, debemos cuestionarnos si en efecto la legislación se cumple o si bien es letra muerta. Por ejemplo, la inclusión laboral de las personas con discapacidad es una obligación según nuestra Ley 42 de Equiparación de Oportunidades, en donde se establece que todo empleador con 50 o más trabajadores, tendrá trabajadores con discapacidad en una proporción no menor al 2% de su personal contratado. Si un empleador, no cumple con el 2% que le exige la Ley, sanciones pecuniarias aplican hasta que cumpla con el porcentaje correspondiente. A pesar de que esta obligación existe, esta imposición legal no ha hecho de Panamá un caso de éxito en materia de inclusión laboral. El obligar a una empresa a contratar personal con discapacidad no es sinónimo de inclusiones laborales exitosas. Una inclusión laboral es exitosa cuando una persona con discapacidad es contratada por un empleador y realiza las funciones asignadas de tal manera que su contratación sea un aporte y no una carga para la compañía, convirtiéndose así en un trabajador que la empresa busca retener.

El escenario de una empresa con 50 o más trabajadores, en consecuencia, obligada por Ley a contratar a personas con discapacidad, se verá afectado por el tipo de industria en la que se desarrolle. No es lo mismo reclutar personal con discapacidad para un restaurante de comida rápida que para una empresa metalúrgica. ¿A dónde puede recurrir esta empresa para reclutar a personas con discapacidad basado en las vacantes que tenga? Podría intentar buscar hojas de vida en la Secretaria Nacional de Discapacidad o bien el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, siendo la primera experiencia de esta empresa contratando a personas con discapacidad, bien puede terminar siendo una experiencia que descarte del todo, si no tiene a mano la información y el apoyo necesario para la contratación. Es difícil que una empresa que se enfrenta con tantos obstáculos para la contratación de una persona con discapacidad, considere beneficioso un procedimiento tan engorroso y busque repetir la experiencia de contratar a personas con discapacidad.

Por esto, nace FUERZA INCLUSIVA, con el apoyo de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (SENACYT). La finalidad de Fuerza Inclusiva es ser el lazo que conecta efectivamente a las personas con discapacidad con los empleadores. Trabajamos en la primera base de datos online de personas con discapacidad para el país. Más que una lista de nombres de personas con discapacidad buscando empleo, el objetivo es crear oportunidades para las personas con discapacidad y los empleadores, donde de acuerdo al tipo de discapacidad, tipos de negocios y puestos de trabajo en las que su contratación es más efectiva, educación, habilidades y experiencia, se seleccionan las opciones de contratación más apropiadas para ambos. Esto permite una contratación más informada y efectiva, basada en un análisis de habilidades, educación y experiencia. Fuerza Inclusiva tiene como objetivo la inclusión laboral exitosa de las personas con discapacidad para que su contratación no sea una excepción y una obligación para los empleadores, sino una regla que por voluntad propia deciden poner en práctica las empresas en Panamá. El levantamiento de la base de datos de Fuerza Inclusiva permitirá contar con data actualizada sobre la situación laboral de las personas con discapacidad en Panamá para así poner en ejecución el entrenamiento de personas con discapacidad para incrementar sus posibilidades de ser contratadas. Nuestro objetivo es descubrir un grupo de talento sin explotar, en centrarnos en las habilidades y entrenarlos para la vida laboral, en lugar de excluirlos.

Si eres indiferente a la discapacidad porque no la tienes, es posible que algún día la tengas o alguien cercano a ti, ya sea transitoriamente o en la vejez. Las personas con discapacidad representan más del 10% de nuestra población y para que el país crezca, los necesitamos. La inclusión no beneficia únicamente a la persona con discapacidad contratada. El no usar ese 10% nos pone en desventaja, porque es un recurso que estamos desaprovechando.

La fuerza de inclusión es un esfuerzo de todos. Si quieres conocer más, te invito a visitar nuestro website:

www.fuerzainclusiva.com 

Last modified: 29/11/2019

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen