Eduardo Quirós, después de la tormenta

Written by | Cover, Líder

Recientemente “La Decana” estuvo en zozobra y en boca de todos.  El mítico diario que se originó con “The Panama Star”, encara la encrucijada del negocio con optimismo.  Hoy se respira entusiasmo tanto en La Estrella como en El Siglo y su presidente, Eduardo Quirós, nos explica con orgullo cómo enfrentaron con valentía la cadena de sucesos que casi logra sacarlos de la industria mediática.

Por: Karin Caballero

Karin.caballero@grupopauta.net

@periodistaKarin

Como si se predijera el futuro, durante el 2013 y el 2014 el Grupo Editorial El Siglo y La Estrella (GESE) se empeñó en hacer un rediseño y modificó sus diarios, lo que trajo muchas ventajas. Gracias a la modernización y la tecnología implementada no solo en su rotativa, sino también en las redacciones de cara a lo que se estaba viendo en el futuro del periodismo impreso, lograron consolidar a “La Estrella” como el diario más antiguo de la historia de Panamá.

Pero el 5 de mayo de 2016 recibieron un duro golpe.  Abdul Waked, hasta ese entonces propietario de GESE, fue incluido en la Lista Clinton del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por investigaciones que se mantenían por los supuestos delitos de lavado de dinero y narcotráfico sobre su sobrino y también parte del grupo empresarial, Nidal Waked.  Fueron 17 meses de intensos cambios para mantener a la decana de pie, y allí, como quien comanda una batalla, estuvo su presidente, Eduardo Quirós, quien acepta que no sabe mucho de periodismo, pero gracias a sus estudios de derecho y ciencias políticas, pudo defenderla de lo que considera todavía una gran injusticia.

En sus propias palabras: “Fue una afectación sin pruebas, sin debido proceso, con un daño enorme. Para los periódicos era una sentencia de muerte que solo se pudo revertir con la suma de aportes positivos. La determinación y profesionalismo de todos los colaboradores, y comprender que esta injusticia había que enfrentarla sin importar hasta dónde había que llegar”.

De cómo llegó un abogado y político a los medios, sólo sabemos que su vasta experiencia como miembro de la Comisión de Libertad de Prensa de la Sociedad Interamericana de Prensa, del Consejo Económico Nacional, de la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá por diez años y hasta Gobernador del Banco Interamericano de Desarrollo; crearon la base perfecta para ingresar a las filas de Gese en 2011.

Vivió la reestructuración positiva del medio, antes de que se nublaran los panoramas, y por eso se sentía comprometido con buscar una solución. Estuvieron ahogados económicamente por los efectos colaterales de que nadie en Estados Unidos podía hacer negocios con alguien incluido dentro de la mencionada lista.

Quizás gracias a su experiencia como ministro y viceministro de la República fue que logró crear un canal de comunicación entre la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) y una empresa en Panamá que no era bien apoyada por su Gobierno. Luego fue todo un proceso con tres licencias extendidas en más de un año, durante el cual Gese tuvo que prescindir del 50% de sus empleados. Al final quedaron con solo 142 empleados que lo dieron todo para que los diarios continuaran funcionando. Fueron tiempos críticos, pero necesarios para la sostenibilidad operativa y financiera del grupo, a los que se sumaron la suspensión de las revistas Mía, Portada y de las ediciones de fines de semana.

Antes de que le pasara por la mente renunciar al cargo de presidente de Gese, Eduardo Quirós ya había hecho dos propuestas que la OFAC rechazó. Pero, la tercera fue la vencida y es que ese tercer intento iba cargado. A esa solicitud se sumó el Gobierno de Panamá, que envió una carta al Departamento del Tesoro para pedir que aceptara la propuesta del accionista mayoritario.

También se adjuntó la Declaración por Panamá, que firmaron expresidentes de la República, exvicepresidentes y líderes gremiales. Era un documento que cuestionaba la injerencia de Estados Unidos en el país y alertaba de la afectación a la libertad de expresión con el posible cierre de los periódicos.

Fueron decisiones importantes como la del señor Abdul Waked de respaldar la independencia de la línea editorial de los periódicos y, después, el sacrificio de ceder el 51% de las acciones para finalmente poder salvar ambos periódicos. Esto, aunado al respaldo de los anunciantes y proveedores, la fidelidad de los lectores, y, por supuesto, el apoyo del pueblo panameño, logró que la fórmula de la Fundación Publicando Historia, con la participación de los señores Samuel Lewis y Eloy Alfaro, permitiera la continuidad del editorial.

Dentro de todo eso y en medio de la crisis, lograron crecer 9% en circulación. Ahora, “La Decana” empieza a ser la referencia en la búsqueda de una salida en el oficio del periodismo impreso y de su rentabilidad. Quirós indica que no hay una receta por seguir. Se trata de una construcción diaria, que conlleva conectar con la audiencia, ser fiel a los principios y valores y hacer bien el trabajo, porque el lector evalúa todos los días la calidad y preserva así la credibilidad del medio.

Agrega que hay que serle útil al lector y pueda así interactuar con el medio “No es fácil, porque antes los medios tradicionales hacían el trabajo para que el lector decidiera qué era relevante, ahora hay que prestar y a veces, en eso fallan los medios llamados tradicionales”.

Y es que la revolución digital también arrasó con el periodismo, pero se encuentra en un punto súper interesante, a la que Quirós llama la nueva era para el periodismo panameño. Es contradictorio como todo. Ahora se busca en Internet; sin embargo, para saber por ejemplo qué sucedió en 1903 estudiantes, profesores, turistas y hasta policías visitan la biblioteca de Gese para encontrar esa información que tanto necesitan saber y donde hay resguardados todos los diarios de “La Decana” desde 1880.

Por todo eso quizás no les ha sido difícil adaptarse, tienen bases sólidas y ahora cuentan con una redacción especializada en la web donde escriben con los mismos principios y valores del periodismo libre y de calidad que pregonan, sin importar lo que traiga esa montaña rusa llamada era digital.

Desde el punto de vista de fake news, siempre debe haber preocupación. Aunque Eduardo Quirós opina que no cree que se esté perdiendo la calidad de los contenidos; por el contrario, considera que hace la diferencia. Dice que se encuentra cada vez más con contenidos de buena calidad, pero hay que saber buscarlos, porque allí está el valor de los medios y de quien firma con su nombre.

Al preguntarle si considera que el papel va morir, señala que los contenidos son lo fundamental, las plataformas se adaptan y que aquí en Panamá se van a seguir vendiendo papel por buenos años más, al margen de que siguen creciendo en digital. Así lo dejan evidenciado Gese, ya que el 40% de sus lectores entra a la edición digital a través de sus redes sociales.

“Nunca va a ser lo mismo sostener un diario en tus manos y tomar un buen café, que leer las noticias en un celular. Pero estamos conscientes de los cambios, y ahora entregamos las noticias a través de múltiples plataformas. Pero con el mismo compromiso de quiénes somos, quiénes hemos sido y el concepto básico del periódico”, agrega Quirós.

Fueron uno de los primeros medios en Panamá en dar el paso para rediseñar el periódico y la página web, al igual que en las aplicaciones para “La Estrella de Panamá” y “El Siglo”, que mantienen una calificación de 4.5 por arriba de otros diarios de Panamá. Además, se mantienen los proyectos con nuevas alianzas, porque sus objetivos son desarrollar una red multiplataforma y multimedia.

De político a ejecutivo

Aunque no le guste hablar mucho de su vida política, hay que recordar que Eduardo Antonio Quirós en 1999 fue elegido como legislador sustitutivo de la República de Panamá como miembro del Partido Panameñista, al igual que su hermano, Luis Eduardo Quirós, actual diputado reelecto del Circuito 8-8, que ha presidido las Comisiones de Relaciones Exteriores y Credenciales.

Se desempeñó como viceministro de Finanzas en el Ministerio de Economía y Finanzas y Ministro Obras Públicas. Fungió como profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Latina de Panamá y también ha estado en junta del Consejo Nacional de Periodismo (CNP) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Ahora miembro del Fórum de Periodistas por las libertades de expresión e información, también representa a los periódicos en la Sociedad Interamericana de Prensa y, por supuesto, pertenece al Colegio Nacional de Abogados.

Estudió derecho porque admiraba a su abuelo paterno. Siempre en su casa se vivió el estudio de las leyes con la acción de tratar de construir una sociedad mejor y por eso decidió  seguir sus pasos. Una vez dentro, se apasionó de las ciencias políticas y de entender cómo se desarrolla el ser humano en sociedad desde todos los puntos de vista, incluido el histórico.

Reconoce que desde muy chico entendió que la democracia era un deber y así se lo inculcaron sus padres. Fiel creyente en la participación, dictó clases por ocho años y siempre le dijo a sus estudiantes, que quejarse es solo la mitad del trabajo ciudadano, la otra es participar y actuar.

Por eso pudo sobrepasar el tema del sonado caso Waked y a la vez del fallecimiento de su padre. Ahora cada día, aunque no esté con ellos, encuentra una nueva enseñanza de su parte. Lo recuerda con mucho amor, ese desinteresado que no recibe nada a cambio, ese que él siente les brindó su padre y que logra mover montañas.

Como profesor cree que la pasión y la paciencia son fundamentales, no importa lo que se haga en la vida. Aconseja a todos que si están estudiando o trabajando en algo que no los apasiona deben dejarlo ir. Deben pararse y buscar algo que les mueva el piso.

Es fanático del cerebro humano y de la capacidad intelectual infinita, que hay que cultivar con paciencia para sacarle el máximo provecho. Considera que se vive en un mundo demasiado acelerado, donde debemos obligarnos a bajar las revoluciones para ser exitosos, y felices también.

Un éxito y una felicidad donde ahora no caben sus intenciones de volver a la política. Señala que sus responsabilidades actuales lo inhiben del activismo político, por lo que no está en sus planes. Y fue una decisión que tomó hace siete años, más que imparcial dice ser objetivo, porque entendió que el trabajo que tenía por delante implicaba no ejercer más.

Al preguntarle sobre si sus medios son (igual de) objetivos, advierte que el periodismo en general tiene un gran compromiso de hacer llegar la luz a las recámaras oscuras donde la deshonestidad se engendra. Ve al periodismo investigativo como uno de los antídotos contra la corrupción.

Explica que en su caso publican información que considera útil para sus lectores. Sus periodistas hacen periodismo investigativo y eso no es a favor o en contra de determinado gobierno, solo periodismo. Basados en el objetivo claro que tiene Gese de salvaguardar el sistema democrático, porque cuando se golpea a la democracia los primeros heridos son la libertad de expresión y de prensa. Un ejemplo que expone Eduardo Quirós es lo que está viviendo los Estados Unidos, un país cuyas bases están construidas sobre el respeto al ejercicio libre del periodismo y, ahora, tienen un presidente que todas las mañanas antes de empezar su día ataca a un medio de comunicación. Para él es difícil pensar en ser un observador objetivo; sin embargo, cree que hay que denunciar lo que está mal, sin perder la capacidad para informar con todas las aristas para que el lector saque sus conclusiones.

Y la vida personal

Así se hace difícil despegarlo del compromiso que siente como presidente de uno de los grupos editoriales más importantes del país.  Entre leer Thirty Days, Tony Blair and The Test of History sobre el exprimer ministro de Inglaterra, En la senda del Quijote y el libro de la biografía de Guillermo Endara, se le hace difícil la pregunta sobre el tiempo que pasa con su familia y con la que siente siempre queda en deuda, que se hizo más grande durante todo el tiempo que llevó en sus hombros lo que pudo ser la muerte de la libertad de expresión en Panamá. Fueron su esposa y sus hijos adolescentes el apoyo que siempre necesitó al llegar a casa.

Por si tiene algún tiempo libre, decide escaparse a algún buen restaurante italiano o su lugar favorito en Panamá, El Valle. Allí descansa en alguna hamaca y tampoco deja de pensar en el futuro de Panamá y el periodismo. Observa muchos retos. El periodismo es cada vez más global y sabe que se debe ajustar a la altura de esos estándares y estar atento a los que pasa en el mundo.

Desde ya se están preparando para la campaña electoral del 2019. Asegura se regirán con la misma objetividad de cualquier otra cobertura. Señala que lo que hemos visto en América Latina recientemente, incluso en EE.UU. y Europa, es una ausencia de debate, por lo que se debe intentar que los candidatos se pronuncien sobre temas como educación, salud, innovación y vayan a fondo, pues el papel del medio es monitorear si se cumple o no con esas promesas.

Con el terreno aún húmedo, ven el retoño de una fuerte tormenta al aumentar las ventas en este primer trimestre y la vuelta de la edición impresa de los fines de semana. “La Estrella” no sólo sigue siendo el diario más antiguo de Panamá, sino que también uno de los tres periódicos más antiguos de América Latina.

Han estado presentes desde 1849. Desde entonces, “La Decana” ha demostrado que este pequeño país ha sido importante para el mundo desde el siglo XIX. Más ahora, que sobrepasaron el ojo de la tormenta, y muchos visualizaron a Gese muerto y cuando la venta de la editorial no estaba en juego, lideraron una batalla en defensa de la libertad de expresión para salvaguardar ambas empresas. Hoy se celebra que estos dos importantes periódicos del país sigan abiertos en pro de los que allí trabajan, y, por supuesto, haciendo el aporte diario a la democracia en Panamá.

Last modified: April 23, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen