Sostenibilidad: La ruta trazada Camino de retos

Written by | Cover

Por: Gina Buendía

@labuendia25

Reducir la pobreza, tremenda tarea.

Reducirla a la mitad en los próximos diez años es el reto que enfrentan gobiernos y sectores privados. Miles de millones de personas podrían disfrutar de los frutos de la economía mundial si la meta es superada y  decenas de millones de vidas pueden ser salvadas. Las soluciones prácticas existen. El marco político fue establecido. Y, por primera vez, el costo es completamente asumible. Cualquiera que sea la motivación de cada cual para combatir la crisis de la pobreza extrema, las soluciones son las mismas. Todo lo que se necesita es pasar a la acción.

A tres años de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la Asamblea General de la ONU, la agenda 2030 ya se encuentra en marcha en Latinoamérica, y si bien han existido avances, también se ha constatado la dificultad de medir y de concretar muchas de sus metas. Un compromiso real con la visión 2030 hace hoy más urgente que nunca un mayor liderazgo político, nuevas alianzas, y el desarrollo de mediciones confiables que permitan identificar las brechas que necesitan ser cerradas.

Se han publicado informes con recomendaciones para las naciones para que detecten el camino a seguir, y mientras, en Panamá, un sector privado dijo sí a la sostenibilidad cuando apenas se lograba el Pacto Global de las Naciones y el término sostenibilidad no estaba tan claramente definido.

Una empresa privada comprometida, contagia a todo gobierno que intenta aplicar políticas públicas para el desarrollo, así lo dice Italo Pizzolante, de la empresa de comunicaciones Pizzolante, quien además se ha convertido en guía para aquellos que quieren transformar sus objetivos de negocio hacia uno con base en el bienestar de los públicos de interés.

“No podemos seguir esperando, que sea determinado Gobierno el que resuelva los problemas”, insiste.

Tampoco se puede esperar que las grandes corporaciones lideren el cambio de rumbo que debe experimentar la economía para que el crecimiento signifique “prosperidad y mayor felicidad para todos”.

Por eso es necesario una economía inteligente que luche contra la desigualdad sin suponer una amenaza contra la biodiversidad.

Panamá quedó con tareas muy pendientes. Para conseguir los ODS,  el país debe centrarse en mantener nuestra atención en lo prioritario, y no dejarnos distraer por las guerras y desastres que desestabilizan el mundo. Por lo menos esa fue la recomendación de  ha sugerido el denominado economista de la sostenibilidad, Jefrey Sachs, a los países latinoamericanos, pues deben actuar pensando en  evitar los errores del pasado.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son, para el optimista Sachs, más fuertes que los discursos del odio y las presiones de las empresas “malas”. Pero hace falta que todo el mundo los conozca y reivindique. Por eso, ha terminado una propuesta. Primero, crear una lista de compañías dañinas para la humanidad y el medio ambiente. Y ha explicado en su estudio tajantemente que hay que boicotearlas. No comprar sus productos. Punto. “Nuestro poder como consumidores es algo que no hemos usado lo suficiente” aseguró.

El representante representante residente adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Fernando Hiraldo, recordó que Panamá tiene desafíos particularmente en tres puntos: salud materna, mortalidad infantil y control del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Añadió que esos renglones  quedaron pendientes de los ODM, por lo tanto, es urgente que se les dé seguimiento.

Y es que los últimos datos comparados que maneja PNUD muestran que entre 1990 y 2012, en la lucha contra la mortalidad infantil y de menores de 5 años de edad, hubo pocos avances a pesar de los esfuerzos de las autoridades de Salud.

Hiraldo sostuvo que una vez se tenga la base de datos completa para cada uno de los ODS, se podrá conocer exactamente en qué punto está el país. Explicó que tienen información del 30% de los indicadores que se miden.

Este año el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Gobierno de Panamá mostraron resultados de las políticas públicas desarrolladas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), enmarcadas en materia climática, biodiversidad y ecosistemas.

El organismo internacional, que impulsó unos cuatro proyectos en esa temática, pactó como meta promocionar la necesidad de emplazar la agenda ambiental en el núcleo de políticas y planes, para hacer frente a escenarios de incertidumbre climática y deterioro medioambiental.

El representante residente del PNUD y coordinador residente del sistema de Naciones Unidas en Panamá, Harold Robinson, dijo que la agenda que impulsa el país es una oportunidad para acelerar las transformaciones económicas y energéticas para superar la pobreza, cerrar brechas y promover la equidad.

“Tenemos que transitar desde un modelo convencional de desarrollo ajeno a los costos ambientales hacia un nuevo paradigma que reconozca el valor que proveen la biodiversidad y los ecosistemas sanos y saludables”, agregó durante el evento “Acción por el Clima, Biodiversidad y Ecosistemas para el Desarrollo Sostenible”.

Guadalupe Rudy, directiva de organismos internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, expresó que los ODS de la ONU requieren que se asuma un enfoque amplio e integrador en las políticas nacionales y sectoriales.

“Los beneficios que dan los ecosistemas y la biodiversidad hace necesario que el Estado promueva políticas forestales que impulsen el manejo sostenible de los bosques, restaure la cuenca hidrográfica y fomente una industria forestal certificable y tecnificada para competir a nivel internacional”, manifestó la directiva.

Rudy explicó que entre los avances regulatorios de conservación se cuenta la “Alianza por el Millón”, un programa público-privado de reforestación lanzado en el 2014 que busca repoblar de árboles un millón de hectáreas en un plazo de 20 años. Actualmente 20.741 han sido reforestadas.

También destacó la Ley de Incentivos Forestales que crea un programa de estímulos para la cobertura forestal y conservación de bosques naturales, para avanzar en los compromisos de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030.

La representante panameña indicó que el país ha fortalecido su marco institucional para poder romper el círculo de dependencia de los actores más vulnerables en el medio ambiente.

“Los resultados que arrojan los proyectos en biodiversidad, cambio climático y ecosistemas se marcan con las políticas públicas en coherencia con los compromisos internacionales suscritos por Panamá que, sin duda, arrojarán resultados para su cuantificación para la conservación de uso sostenible”, detalló.

Ejemplo de vision

Roxana Viquez

Desde la gerencia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) del Grupo BAC, Roxana Víquez comanda una serie de proyectos con una clara estrategia y  metas que deben alcanzarse al año 2021.  Luego de diez años en este sendero, el banco se siente satisfecho por lo logrado.

Contribuir por ejemplo, con el futuro de la salud financiera de los jóvenes es una misión primordial para esta organización.

Para Víquez, esta es una de las acciones más importantes realizadas, incluir contenidos de finanzas en el currículo formal de educación secundaria en los países de la región, con el objetivo de enseñar los conceptos que permitan a los estudiantes mejores opciones de empleabilidad y desarrollar buenos hábitos financieros.

El banco, además, ha creado una serie de herramientas de educación virtual para miles de niños, jóvenes, adultos y empresarios de pequeñas y medianas empresas. Este año se consolidó en un sitio educativo que tiene más de 30 mil usuarios registrados.

Las acciones realizadas por el banco están enmarcadas en una estrategia de sostenibilidad, cuyo décimo aniversario se está cumpliendo precisamente este año.

“Cumplimos nuestra responsabilidad con la sociedad, aplicando un modelo de negocio sostenible que identifica y gestiona los posibles impactos económicos, sociales y ambientales más significativos”, dijo.

El banco se ha propuesto metas para hasta el año 2021. El compromiso es desarrollar programas para reducir la pobreza a escala regional, y completar las alianzas suscritas con rectores gubernamentales de educación en varios países.

Esta entidad bancaria ha pasado por dos ciclos estratégicos, que denominan el origen (2007-2011) y consolidación (2012-2016), y el año pasado iniciaron el ciclo de alineación con miras al 2021.

Dicho plan de trabajo se enfoca en la contribución para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los cuales nacieron con el fin de que, en los próximos 14 años, los países intensifiquen los esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus formas, reducir la desigualdad y luchar contra el cambo climático.

“Un programa de responsabilidad social empresarial lo que hace es encontrar cuáles son los impactos negativos de la organización para ver cómo se disminuyen y cuáles son los impactos positivos de la organización para hacerlos más grandes, que son cosas que se pueden hacer con un esfuerzo pequeño porque ya se tiene todo para hacerlo”, dice la ejecutiva.

Han hecho una serie de reformas al currículum educativo creando un técnico medio en banca y finanzas, así como, una materia optativa de las que se dan en 10° año, que se llama finanzas para la vida, y una materia obligatoria para los muchachos de 9° año sobre educación financiera que se da en seis meses y se les enseña cómo manejar una tarjeta de crédito, cómo se calculan los intereses, cómo funciona un negocio, cómo se hace un presupuesto familiar y otros. Lastimosamente este proyecto no ha podido incluirse en Panamá pues no han logrado que el Ministerio de Educación atienda la propuesta por lo que intentarán nuevamente con la nueva administración gubernamental que se instalará en el país en el 2019.

Otra línea en la que han sido muy constante es en el tema ambiental. “Nosotros somos líderes ambientales en la región, somos el único banco carbono neutral que hay en América Central y líderes en la certificación ISO 14001 de gestión ambiental; tenemos 29 o 30 sucursales ya certificadas y la meta es llegar al 100% de los edificios en este periodo estratégico”,dijo con orgullo.

También sabemos que el impacto ambiental directo de un banco es muy pequeñito porque realmente el impacto del banco está en la plata que le presta a otros para que vayan a hacerle daño al ambiente. El banco no es responsable de lo que haga la organización pero sí es responsable de decirles que con mi plata no podemos hacer eso, ponerle limitaciones.

Last modified: 24/09/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen