Los malls se reinventan y capean la crisis

Written by | Actualidad, Cover

Según Apacecom, actualmente operan en el país 25 centros comerciales, una cantidad que, aunado a la contracción de la economía, ha provocado una sobreoferta y generado una baja en las ventas.

Esto llevó al rediseño de estrategias para capear la crisis por la reducción de visitantes. Cada uno de los mall intenta revertir la situación con promociones y tómbolas que permitan atraer más público. Por otro lado, existen unas 200 plazas comerciales que intentan aglutinar más comercios y marcas, pero gran parte de ellas ha llenado apenas el 50 por ciento de su capacidad. El Fondo Mixto de Turismo, que busca impulsar el turismo de compras, y el anteproyecto de ley que eximiría a los turistas del pago del ITBMS, son dos de las insignias que lleva adelante Apacecom para tratar de revertir la situación.

Por: Hugo Santaromita

Los centros comerciales en Panamá han sufrido este año los embates de la caída de la economía nacional, pero, a pesar de las circunstancias, han hecho esfuerzos por atraer la mayor cantidad de clientes, ejecutando incontables estrategias de marketing asociadas a descuentos y recompensas de lealtad. Muchos de los mall de la capital han experimentado la rotación de negocios, luego de que algunos han decidido cerrar operaciones, pero en su mayoría muchos están capeando el temporal apelando a baratillos y también haciendo downsizing tanto en planilla como en la exhibición de sus productos.

Según la Asociación Panameña de Centros Comerciales (Apacecom), hay 25 centros comerciales en todo Panamá, de los cuales 13 están agremiados: Albrook Mall, Los Andes Mall, Altaplaza Mall, Westland Premium Outlets, Atrio Mall, Soho City Center, Town Center, Megamall, Centro Comercial Balboa Boutique, Las Anclas Mall y Centro Comercial The Village, éste último en Coronado, mientras que en el interior están Santiago Mall y Paseo Central, en Chitré. “Estarán ingresando pronto Arraiján Town Center y Market Plaza. Después vienen las plazas comerciales, que son más de 200 en todo el país”, señala Julián Mosquera, director ejecutivo del organismo.

Uno de los proyectos bandera de Apacecom es el Panama Black Weekend, que tendrá dos ediciones el año próximo, que estarán acompañadas por una campaña internacional con respaldo de la Autoridad de Turismo y de la Cámara de Turismo de Panamá. “También tenemos previsto la celebración del Congreso Internacional de Centros Comerciales, donde se darán cita los sectores comerciales y turísticos provenientes de varios países de la región”, anuncia el ejecutivo.

En el primer semestre de 2018, las ventas en los negocios del sector de los centros comerciales registraron una baja de 10% e incluso hasta de 20% en algunas marcas. Ese período ha sido el peor de todo el año, aunque la asistencia a los centros comerciales ha mantenido crecimientos moderados por la reducción de la liquidez en el mercado.

A juicio de Nadkyi Duque, presidenta de Apacecom, se pensaba que por ser un año pre-electoral, 2018 sería un año de buen desempeño económico, pero la clave de todo ha sido la reducción del poder adquisitivo del panameño. El otro gran factor, según Duque, ha sido el alza de las tasas de interés de los bancos en materia de préstamos en autos e hipotecas y la situación de desempleo de uno de los proveedores familiares, tras los recortes de planilla realizados por muchas empresas. “Si antes al panameño le quedaban 100 dólares para comprar, hoy en día tiene que usarlos para cubrir esas necesidades básicas como alimentos y transporte”.

Según Apacecom, los centros y plazas comerciales de Panamá, la mayoría ubicados en el capital, generan unos 80 mil empleos directos, y los promotores del sector ya iniciaron su expansión en el interior del país, a pesar del riesgo que corren por la tendencia a la baja en la afluencia de visitantes.

Otro proyecto bandera de Apacecom es el anteproyecto de ley que se ha introducido en la Asamblea Nacional que persigue exonerar el 7% del ITBMS al turista lo que podría convertirse en un estímulo para los compradores internacionales que llegan al país, sobre todo, los tradicionales de Costa Rica y Nicaragua. “Otro proyecto es el de compras por volumen, donde la asociación negocia para que las empresas vinculadas al mall importe por volumen para que las tiendas le den un precio especial a sus clientes”, sostiene el director ejecutivo del gremio de los centros comerciales, que forma parte de International Council of Shopping Center (ICSC).

Señala Duque, quien también es directora de mercadeo y ventas de Albrook Mall, que el tráfico de este centro comercial ronda los 80 mil visitantes, en época de descuentos, ferias escolares y fechas de Navidad. “El cliente que visita Albrook Mall puede recorrer un kilómetro y medio de ida y otro de vuelta, en un ambiente donde pueden ver en vitrina unas 400 marcas comerciales”, calcula la entrevistada.

“La desaceleración no es solo local sino también regional. No obstante, la principal problemática de los centros comerciales en Panamá es la sobreoferta. Hay más de 25 centros comerciales en un país de 3.8 millones de habitantes. Nunca se pensó en que la demanda de clientes no sería suficiente para estas grandes infraestructuras que se han construido en el país”, reconoce Duque, quien destaca además que otros países de la región no están tan avanzados en materia de mall, pero, en cambio, sí tienen una demanda que pueda cubrir costos de inversión inmobiliaria y comercial.

Para la directiva, lo que se impone hacer es buscar compradores a nivel regional, para que puedan aprovechar las facilidades de logística que tiene el país. “Tenemos grandes infraestructuras, que permiten que nos desarrollemos como un hub comercial dentro de la región”, señala. En el pasado reciente, arribaban muchos compradores de Centroamérica, un escenario que puede volver a reeditarse para nivelar la sobreoferta existente, añadiendo el mercado suramericano.

El objetivo de Nadkyi Duque es promover el “turismo de compra” como punta de lanza de la asociación que preside, para quien la desaceleración económica no es sólo de Panamá sino de toda la región. “Los mercados han ido hacia la baja y eso ha afectado el flujo turístico”, argumenta. La directiva señala que con el Panama Black Weekend del año pasado se vendieron, sólo en la parte comercial, unos 100 millones de dólares, mientras que este año fueron 110 millones, sin incluir el movimiento de las aerolíneas, los hoteles y los transportistas.

El Panama Black Weekend ha sobrepasado los centros comerciales y ya se puede ver a restaurantes, salones de belleza, venta de autopartes, incorporados a esta jornada de descuento y sumados a un festival con artistas internacionales, lo cual incrementa el valor de su actividad comercial.

Otra arista en el negocio de los centros comerciales ha sido la presencia de los hoteles, como es el caso de Albrook Mall, Multiplaza, Multicentro y Metromall, por mencionar sólo cuatro. “En el caso del Albrook, un mall que aglutina 700 tiendas, el hotel ha mantenido una capacidad del 70 por ciento de ocupación”, afirma Duque, en su rol de directora de mercadeo y ventas de ese centro comercial.

Otro factor que ha incidido en la sobreoferta de estos grandes centros de compra, ha sido la aparición de los mismos hacia el interior del país, lo que ha provocado que los compradores de provincia ya no vengan a la capital con la frecuencia de antes, sino que se quedan en sus provincias. Por ejemplo, actualmente se está desarrollando en Chiriquí un centro comercial llamado Federal Mall, que servirá para atender a los visitantes de Costa Rica, con lo cual la capital pierde definitivamente a esa porción de compradores internacionales. De hecho, la aparición del Westland Mall, en Arraiján, y el Boulevard Costa Verde y Market Plaza, en Costa Verde, iniciaron la concentración de la clientela del oeste, que ya no tiene que visitar los centros comerciales en la capital.

La estrategia desarrollada últimamente el sector comercio ha sido la de manejar grandes descuentos, con los cuales se han mantenido todo el año, pero hay que hacer más ajustes para atraer a los compradores desde el exterior. “Hacer centros comerciales nuevos supone más empleos, pero es importante que, desde ahora, se haga un estudio de factibilidad para determinar si vale la pena o no construir uno nuevo en un área específica”, admite la entrevistada.

La contracción económica se ha visto también seriamente reflejada en las plazas comerciales, la mayoría de ellas vacías, que han pretendido competir infructuosamente con los grandes centros comerciales. Es alarmante ver las nuevas estructuras, recién construidas, con varios meses sin poder siquiera vender o alquilar el 50% de los locales. “El Fondo Mixto de Turismo podría ayudar a impulsar una nueva estrategia de Estado, porque la mayoría de los puestos de ese cónclave estarán ocupados por la empresa privada”, señala.

A juicio de Mosquera, los compradores prefieren comprar en Panamá marcas legítimas, sobre todo mercancía referente a tecnología, electrodomésticos, artículos deportivos, ropa y calzado. “La mayoría de los clientes provienen de Colombia, mientras que Ecuador, Brasil, Chile y Argentina se han sumado recientemente”, relata el director ejecutivo de Apacecom, una organización gremial con apenas dos años de operaciones.

Los 25 centros comerciales que hay en el país sobrepasan el millón de metros en construcción, con unas 3 mil tiendas en general, dos factores que reflejan la proporción en contribución a la economía que ofrece este sector. En la línea del tiempo del ‘retail’ en el mundo, el futuro potencial de la industria ha estado marcado por la habilidad que tengan los desarrolladores de centros comerciales en aprender y desaprender las reglas de juego de este sector que se encuentra en constante cambio.

En este siglo, los desarrolladores se enfrentan a una nueva realidad, en la cual convergen las necesidades de seis generaciones de consumidores que, según un estudio de ATKearney sobre el futuro de los centros comerciales, se encuentran por primera vez en la historia, reunidas como consumidores al mismo tiempo, lo cual implica un gran reto para el sector. Estas seis generaciones son la Silenciosa, los Baby Boomers, la X, Millennials, la Z y la Alpha. Las nuevas generaciones están buscando tener un contacto directo con la naturaleza y los espacios exteriores; por esta razón, los centros comerciales que ya lograron identificar la nueva ruta de crecimiento, han empezado a incorporar estrategias como el paisajismo y el manejo responsable de los recursos –lo que les permite velar por el cuidado del medio ambiente-. En este momento, hay un fuerte desafío para el sector retail físico, pues se han visto amenazados por el paulatino crecimiento del comercio online.

La estrategia de Grupo Roble

Para Jaravy Rosales, gerente regional de mercadeo del Grupo Roble, el 2018 ha sido un año de retos para los dos centros comerciales que maneja: Multiplaza y Metromall. Del primero señala que ha habido muchas rotaciones de concepto, producto de la baja en ventas, lo que ha obligado a prescindir de algunas marcas, pero también han hecho algunos movimientos para darle reubicación. “Mientras han salido algunas marcas, han llegado otras igual de prestigiosas”, sostiene la ejecutiva.

Recientemente llegó a Multiplaza la tienda Alysse, especializada en mueblería y hogar, mientras que para el momento de esta entrevista, se planeaba la inauguración del restaurant Olive Garden y la tienda Ives St. Laurent, en el pasillo de lujo. “Hemos fortalecido nuestra mezcla de negocios, en eso se basa nuestra estrategia comercial”, agrega. Otra innovación este año ha sido la renovación de Las Terrazas, donde se colocaron restaurantes con marcas de alto posicionamiento en Panamá, donde pronto inaugurarán un concepto propio de entretenimiento llamado Jumpin’ up y un restaurant de carnes de lujo llamado La Boucherie.

Junto a la inauguración de su Navidad y de su propio Black Friday, participan más de cien conceptos de negocios, tanto en Multiplaza como en Metromall. Este último, también ha experimentado rotaciones de tiendas, principalmente por la construcción del Metro, que pasa justo al frente del mall. “Para ello estamos construyendo una conexión entre el tren y el segundo nivel del centro comercial, para que los clientes entren directo y se fortalezca el tráfico de personas”, anuncia Rosales.

Curiosamente y a pesar de los contratiempos producidos por el Metro, el Metromall ha aumentado en 5% el tráfico de visitantes, mientras que el Multiplaza ha disminuido, aunque la baja no ha sido tan relevante, según la entrevistada. La reducción se ha dado puntualmente en enero, que fue un mes de poco tráfico para todos los centros comerciales, lo que se repitió  en mayo y en septiembre, pese a que las tiendas participaron en Black Weekend Sales. “Nuestro objetivo es reforzar la estrategia publicitaria y de marketing para esta temporada de diciembre”.

Otro dato irónico es que, pese a la baja del tráfico, los hoteles Courtyard by Marriot que operan tanto en el Multiplaza como en el Metromall, tienen una de las tasas de ocupación más altas de Panamá. “Estamos creando beneficios cruzados, entre las marcas Courtyard y las marcas de nuestros centros comerciales, ya que tenemos ubicaciones privilegiadas con un hotel ejecutivo, ubicado dentro del perímetro de trabajo de los huéspedes”, analiza la ejecutiva.

Ambos centros comerciales son patrocinadores oficiales de la JMJ 2019, para lo cual estima recibirán unas 150 mil personas durante esa semana. Como estrategia, han creado la llamada Tarjeta Encuentro, un servicio que permitirá darle al peregrino apoyo de comunicación con su familia y sus hogares en Panamá. Es un SIM Card con 1 GB de data con descuentos en más de 150 tiendas de los dos centros comerciales. “Además, hemos creado zonas de descanso e hidratación VIP que los peregrinos podrán usar con solo presentar su tarjeta”, anuncia Rosales.

A su juicio, lo que diferencia a Multiplaza es su mezcla de negocios, donde se incluye una gran variedad de tiendas por departamento, supermercados y moda de alta calidad. “Preferimos tener un local disponible a tener una marca que no genere valor a nuestra mezcla de negocios”, añade. Según la especialista, para que una marca ingrese al Multiplaza, se evalúa primero su posicionamiento, luego se verifica cuál es su competencia en Panamá. Por ello, hay alrededor de 19 categorías entre lencería, electrónica, belleza, entretenimiento, comida, etc. “Evaluamos qué tipo de concepto realmente necesitamos para no saturar al centro comercial en una determinada categoría”, señala la directiva del Grupo Roble. Multiplaza tiene 374 tiendas y Metromall, 270.

Dentro de la estrategia de marketing destacan los esfuerzos para desarrollar actividades que se conviertan en experiencias para la familia. Ahora en Navidad, se puede disfrutar de un tobogán de hielo donde el niño y su padre caen sobre nieve, y adicionalmente una pista de hielo. “La idea es hacer jornadas prolongadas para que el núcleo familiar se quede en el mall y disfrute sin limitaciones”, finaliza la entrevistada.

Megamall: un nicho en el este

Desde el pasado mes de octubre el Megamall celebra su tercer aniversario convertido en una apuesta de negocios para el área de Tocumen, donde llegó para llenar un vacío para el extenso mercado de esa zona de la ciudad. Según Erick Zamora, su gerente general, es un mall que llegó para revolucionar los hábitos de compra en los habitantes del perímetro del este y sus zonas aledañas. “Ha sido una apertura paulatina, por etapas. Comenzamos con una tienda ancla, Saks, que se mantuvo como la única del centro comercial mientras abrían las demás”, rememora el ejecutivo.

Conjuntamente con la apertura, fueron abriendo las cuatro tiendas anclas: Saks, Picadilly, Madison y La Oca Loca, cuyos dueños son, a su vez, los promotores de la construcción del centro comercial, a través de la firma Promotores del Este, C.A., una empresa con capital judío panameño. Para el 15 de septiembre, ya estaban operando estos cuatro almacenes que, sin duda, reúnen el perfil que necesita el segmento que acude a este centro comercial.  Poco después se incorporaron las más pequeñas: Sportline, Payless, Avon y BBB, entre otras. En la actualidad, en el Megamall confluyen unas 90 tiendas, con una ocupación de cerca del 60%. “Para el primer cuatrimestre de 2019 se estaría incorporando el Super 99”, adelanta Zamora.

En el mall operan también las salas de cine Royal Films, una empresa de origen colombiano que recién se incorpora al mercado panameño, con el objetivo de competir con los grandes: Cinépolis y Cinemark. “Es un tercer actor en el rubro del entretenimiento fílmico que es muy fuerte en su país de origen, donde administra unas 90 salas de cine”, señala el ejecutivo.

A juicio de Zamora, el Megamall ha cambiado el entorno de la zona de Tocumen y se ha convertido en un importante punto de reunión familiar por todas las comodidades que ofrece, y que antes no existían.  “El nuestro es un centro comercial con una alta efectividad de compra: cliente que viene, cliente que algo se lleva, a pesar de que puede pasar todo el día paseando con la familia”, destaca. En efecto, en el sector de la 24 de Diciembre hay cerca de 3 mil residencias y, en general, hay unas 90 mil en todo el corregimiento, pero también asiste al Megamall gente proveniente de Chepo, Pacora, Felipillo y Darién.

Pero reconoce que no ha sido fácil porque, apenas abrieron en 2015, el 12 de febrero de 2016 refrendaron el contrato de la línea 2 del Metro y de inmediato lanzaron la maquinaria a la calle, se cerraron las vías y se produjo un embudo que ha limitado el acceso a mucha gente. El mall ocupa una finca de 230 mil metros cuadrados y un área constructiva de 157 mil, mientras que adentro el visitante recorre,  de punta a punta, una distancia de 562 metros, y puede tomar el bus directamente en las áreas del centro comercial.

“Con el tiempo –dice Zamora- hemos venido sensibilizando a la gente para acostumbrarla al centro comercial”. Para ello, han hecho una inversión publicitaria progresiva, que ha crecido conforme ha crecido el número de tiendas. De hecho, el, primer año, entre abril y diciembre, sólo funcionaron 15 tiendas. Tuvieron pauta en televisión en programas como “Esto es Guerra” en TVN, que, en su opinión, tuvo un impacto positivo, pero que fue difícil hacerle seguimiento por la necesidad que había de racionalizar el gasto. “Preferimos dedicarnos a nuestra comunidad acá en Tocumen porque nos dimos cuenta de que no podíamos descuidarla”, añade.

La estrategia publicitaria actual está enfocada en los niños, buscando posicionar al centro comercial como un sitio familiar, donde se pueden pasar horas de diversión bajo techo y con amplias comodidades y mucha seguridad. “Los niños son los que finalmente influyen en la compra. Para ello, hemos realizado eventos dirigidos a ellos, como robótica, pintacaritas, cuentacuentos, etc”, dice el entrevistado.

A su juicio, el tráfico de visitantes se ha mantenido, a pesar de la huelga del Suntracs a mediados de 2018. Para diciembre de este año, calcula que el tráfico aumentará un 21% respecto al año anterior. El mall anda en el orden de las 335 mil visitas mensuales promedio, una cifra altamente positiva para un centro comercial que aún no tiene bancos, dentro de su proyectado centro bancario, ni cableras ni telefónicas. También  han proyectado una zona financiera que estará destinada a casas de cambio y de empeño.

Soho City Center: Lujo en la ciudad

Según  Clara Ferro, gerente general de Soho City Center, “el nuestro es un complejo inmobiliario de clase mundial, único en Panamá y en América, por su estructura de avanzada”. Soho comprende dos torres de oficinas: la Torre Norte con 26 pisos y 38 mil metros cuadrados , y la Torre Sur con 41 pisos y 71 mil metros cuadrados, y un Centro Comercial con más de 120 locales dentro un área comercial de 40 mil metros cuadrados. Está previsto el desarrollo de un hotel cinco estrellas con 225 habitaciones, así como también un complejo con 80 habitaciones residenciales, como parte del plan de expansión del nuevo grupo accionario y propietario.

El complejo fue adquirido a mediados de años por un consorcio de tres empresas mexicanas: Citelis, una desarrolladora inmobiliaria de la Organización Ramírez -también propietaria de Cinépolis-, con más de 30 años de experiencia en el sector y un portafolio de más de 10 lifecenters distribuidos en la república mexicana; el Grupo Caabsa, que cuenta con más de 30 años de experiencia en construcción y desarrollo inmobiliario de gran escala, propietaria, entre otros, del Centro Santa Fe, el más grande de Latinoamérica, ubicado en la prestigiosa zona Lomas de Santa Fe en la capital mexicana, y Nivada, una empresa con más de 60 años de experiencia en el desarrollo inmobiliario en México y retail en unos 65 países.

“Todas son compañías patrimoniales, que no vienen a Panamá a adquirir propiedades para luego venderlas, sino para ser exitosos con sus aliados locales”, señala Ferro, quien destaca que la evolución del complejo continua cada semana con una tienda nueva. Recientemente abrieron tiendas como Michael Kors, Giuseppe Zanotti y Polo Ralph Lauren, que se suman a otras ya establecidas como Louis Vuitton, Fendi, Valentino, Rolex, Carolina Herrera, Bvlgary y Salvatore Ferragamo, entre otras. La torre sur, que es donde está la sede de Banistmo, está totalmente terminada, y la norte lo debe estar entre finales de año y comienzos de 2019.  Ambas se conectan con la foodcourt del centro comercial, la torre sur a través de trece ascensores y la torre norte mediante seis”, enumera la directiva en entrevista que se le hizo en el programa Pauta en Radio.

La foodcourt será convertida en un foodhall, es decir, un pasaje gastronómico que permitirá a los clientes disfrutar de una amplia oferta de bebidas y comidas gourmet, a cargo de la firma Mero Mole, una empresa asesora que diagnostica, interviene y relanza marcas restauranteras para mejorar su rentabilidad. En tres años han realizado 110 proyectos, en 17 ciudades en México, Estados Unidos y Alemania. Los productos que ofrece esta firma asesora pasan por varias etapas: arquitectura, interiorismo, branding, marketing, hospitalidad y finanzas. Esto significa convertirse en una one stop shop, una bolsa donde se tienen todas las piezas necesarias para evolucionar la experiencia de un restaurante.

Las oficinas de ambas torres van a ser arrendadas, lo que significa la continuación del modelo de negocios original iniciado por su anterior dueño, Abdul Waked. “El Soho es un proyecto emblemático en el diseño, en la arquitectura y en la calidad de los materiales”, dice orgullosa Ferro, quien advierte que se reiniciará la construcción de la torre-hotel tan pronto se llegue a un acuerdo con un operador.

A inicios de año se firmó una alianza con Collins, una cadena de tiendas por departamentos con más de dos décadas de trayectoria en el mercado panameño. Ésta abrió al público hacia finales de noviembre, y ofrecerá sus acostumbrados departamentos para dama, caballero, niños, hogar, fragancias y cosméticos con las marcas ya conocidas en el mercado local, y con el tradicional Café Collins, en un área de cuatro pisos, 7 mil metros cuadrados y ocho escaleras eléctricas.

Se especula que la propiedad fue adquirida por unos 350 millones de dólares al consorcio de bancos que financiaron la construcción, liderados por la división de inversión del grupo Bancolombia, y liquidaron la deuda a los proveedores. El anuncio se hizo el pasado 14 de junio, un día antes de la fecha de vencimiento de la licencia especial que la Oficina para el Control de Activos en el Extranjero (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos dio a los dueños anteriores de Soho para concretar la venta.  Se recuerda que la OFAC incluyó en mayo de 2016 a Waked, algunos familiares y 68 de sus empresas en la «Lista Clinton», que prohíbe a los estadounidenses y sus compañías hacer negocios con ellos, por supuesto blanqueo de capitales, lo que supuso la «muerte comercial» del magnate, que, sin embargo, hasta ahora no tiene abierto ningún proceso judicial en Estados Unidos.

Se calcula que en esta nueva etapa, el mall podría estar generando más de mil empleos entre personal de administración y servicios, vendedores y administradores en los locales comerciales, una vez esté en pleno funcionamiento. El objetivo es convertirlo en uno de los más grandes empleadores de su sector. La suerte está echada.

Los Andes Mall amplía la oferta

Hace cuatro años, exactamente el 7 de agosto de 2014, abrió sus puertas Los Andes Mall, de la mano de Riccardo Francolini en sociedad con el ex presidente Ricardo Martinelli, pero fue en noviembre cuando lograron consolidar un número considerable de locales comerciales que les permitió encender motores. “Son cuatro años difíciles para estar en la marcha y transitar el camino, donde hemos tenido que sortear muchos obstáculos”, confiesa Magda Cantoral, gerente de mercadeo de Los Andes Mall.

A través de los años, el centro comercial ha ido repuntando lentamente, pero en 2018 ha sufrido una desaceleración económica producto de la disminución de los visitantes. Es el mismo drama que han sufrido otros centros comerciales: tratar de recuperarse del primer trimestre del año  uno de los peores en la historia. A juicio de la ejecutiva, lo que sostiene a su mall es su carácter multitarget, lo que le permite recibir a una población de distinto poder adquisitivo, aun cuando la construcción del Metro ha hecho difícil el acceso de los clientes.

Actualmente, reúne 170 tiendas, entre kioscos, restaurantes y locales comerciales, en rubros tales como moda, deporte, hogar y supermercados que, en general, han visto reflejada este año una caída promedio en las ventas del 15%. “Un centro comercial es un mundo de todo. Para que funcione, es necesario tener una amplia oferta, por eso se hace difícil consolidar el negocio si falla alguna de las partes, que tienen que estar engranadas el primer año de operaciones”, explica la entrevistada.

El primer almacén que abrió fue Madisson y luego La Onda. El 15 de noviembre se le dio apertura al resto de las tiendas. “El riesgo inmobiliario es bastante grande, aun cuando se comienza a comercializar antes de su apertura”, dice Cantoral, quien sostiene que el sector de San Miguelito necesitaba un centro comercial como éste.

Los Andes Mall desarrolla actualmente una promoción por ventas, según la cual por cada 30 dólares en factura, el cliente recibe un cupón para optar a una tómbola por una casa. Esta promoción se extenderá hasta el 2019. La primera tómbola se realizó el 27 de octubre, donde se regaló un bono de 1.500 dólares de supermercado, un teléfono celular y una estadía para dos personas en un hotel de playa. Ahora que el mall cumple cuatro años, la gerente de mercadeo busca involucrar a las tiendas en descuentos por aniversario, mientras que en los fines de semana hay actividades de entretenimiento para toda la familia. “Ya es común ver una actividad de entrenamiento en el pasillo central con artistas, payasos o pintacaritas”, agrega Cantoral.

El centro comercial recibe un promedio mensual de 600 mil personas con  el 70% de ocupación y la meta para el próximo año es incrementarla al 90%. “Buscamos que el mall tenga las tiendas que el cliente necesita. Hoy en día tratamos de incorporar ofertas también en el negocio inmobiliario para captar mucho más rápido a los comercios”, sostiene la ejecutiva, quien aclara que todas las tiendas anclas tienen locales propios, son las que atraen el tráfico de visitantes.

En su primer año, Los Andes Mall manejó un presupuesto publicitario de medio millón de dólares para su lanzamiento, pero con el paso del tiempo se ha reducido y se ha focalizado en medios puntuales. Hoy invierten 15 mil dólares mensuales en promoción y publicidad, que se dobla el último mes del año. Para Cantoral, las redes sociales son el buque insignia para las campañas publicitarias, porque permiten una clara medición de la interacción del público que acude a ellas.

 

 

Last modified: 27/11/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen