#OtroCaminoPanama

Written by | Cover

RICARDO LOMBANA

“Creo fielmente en otro camino para Panamá”

Esta campaña electoral parece estar protagonizada más por ataques entre partidos, que por propuestas concretas de los candidatos a la Presidencia. Parte de la población vive una incertidumbre y reconoce que acudirá a las urnas sin saber realmente lo que el futuro presidente hará de manera puntual para solucionar sus principales preocupaciones

Karin.caballero@grupopauta.net

@periodistakarin

Llegar a ser presidente es un sueño que albergó desde pequeño. Por eso desde el colegio De La Salle,  se vinculó con todo lo relacionado a la lucha por la justicia social. Y en la Universidad de Panamá, lideró movimientos que planteaban una transformación de la realidad para garantizar mejores días para Panamá. De esa forma, comenzó a tejer un sueño que ahora, de manera tangible, incluye su rostro en la papeleta para presidente de la República, en los próximos comicios generales.

Ricardo Lombana viene de una familia de panaderos, fundadores de Harinas del Istmo, y como buen hijo, aprendió a hacer pan. Su padre tenía la idea de que él heredara el negocio familiar, pero la inclinación política de su hijo se hizo cada vez más evidente, y solo le quedó darle su apoyo incondicional.  Por supuesto, la decisión de querer ser presidente fue la más difícil de todas, pero con antelación se prepararon para enfrentar el ambiente hostil que imponen las políticas partidistas y los riesgos de desgaste por las campañas sucias.

Su tía bisabuela fue la combativa Clara González de Behringer, considerada la primera abogada panameña, y quien le inspiró a decantarse por el Derecho como profesión. “El uso de la ciencia política para trasformar y buscar la igualdad de las mujeres me quedó marcada. Es lo mismo que yo busco: luchar contra la desigualdad”, señala el candidato presidencial, quien también es comunicador social.

Defiende su condición de figura independiente y asegura nunca haber estado inscrito en un partido político, al tiempo que afirma que la democracia ha cambiado.  Para él se está viviendo una transición de las estructuras políticas tradicionales a movimientos ciudadanos no masivos en su inscripción. Cree en la nueva forma de hacer política no vinculada a una estructura rígida partidista.

Lombana está en contra de un sistema desgastado y es la razón por la que quiere ser presidente. Pretende liderar un movimiento de transformación en este país, donde incluso los partidos reformulen su visión y así puedan volver a su esencia. Indica que éstos deben reconectarse con su razón de ser, que es representar a la ciudadanía, misión que en la práctica han abandonado y sustituido por intereses muy particulares.

¿Otro camino?

Fue por tres años funcionario, razón por la que algunos intentan vincularlo con los partidos políticos que ahora se convierten en su más fuerte competencia. Sin embargo, afirma que sus puestos fueron por mérito y que nunca dependió de estar inscrito en alguna alianza partidista.

Ante los actuales ataques a su candidatura, manifiesta que no hay que cambiarle la mentalidad a nadie sobre quién es y qué representa, sino que prefiere abrir su trayectoria a la ciudadanía y que sea ésta la que evalúe y saque sus propias conclusiones.

De hecho, invita a los votantes a revisar su hoja de vida, que ahora mismo se encuentra en la página web del Tribunal Electoral, aunque sin mayores detalles.  Sostiene que aunque está en campaña política no se dedica ciento por ciento a ella, ya que debe seguir trabajando como abogado, al igual que su esposa, que es asalariada  para pagar cuentas como la hipoteca de la casa, la educación de sus hijos y demás gastos familiares.

De lograr la proeza de llegar a ser el primer presidente por la libre postulación, se compromete a hacer un gobierno con panameñas y panameños idóneos y utilizar como llave de entrada la meritocracia y el deseo de trabajar por el país de forma responsable e intachable y eliminar cualquier indicio de funcionarios con miras a perpetuarse en puestos o posiciones.

Remarca que el eslogan “Otro camino” no le pertenece, sino que es de los ciudadanos, de aquellos que han mandado a imprimir sus propias gorras y camisetas para apoyarlo en este movimiento.

Al mismo tiempo, arremete contra los partidos políticos que recibieron 44 millones de dólares de nuestros impuestos para la campaña electoral y que ahora se despilfarran en propaganda. Recuerda que a los independientes sólo le dieron el 1%, unos 300 mil dólares, aproximadamente. Lombana aclara que su campaña no está interesada en recibir más fondos del subsidio preelectoral.  Pero sí solicita que no se malgaste el dinero de todos los panameños.

El nombre de su campaña se denomina así porque los caminos se construyen en equipo  y no lo hace una sola persona. Para sus seguidores, Lombana es el vehículo para construir algo mejor.

Admite que sí ha recibido donaciones particulares, pero bajo sus propias reglas. Todas tienen un límite, al igual que fue su campaña de recolección de firmas. Estas van desde los cinco dólares, y aunque la Ley le permite recibir donaciones individuales de hasta 300 mil dólares, solo acepta el 25% de este tope, porque le parecen cifras realmente comprometedoras.

Agrega Lombana que, según la Ley, pueda gastarse 10 millones de dólares de donaciones en campaña. Para Lombana esto compromete los pilares e independencia de los movimientos de libre postulación.

No aceptaría bajo ninguna circunstancias donaciones de la Constructora Norberto Odebrecht, S.A., empresas vinculadas al caso Blue Apple, ni de ninguna entidad involucrada en un escándalo de corrupción.

Pilares de su campaña

Ricardo Lombana, primero que todo, pretende despolitizar las instituciones del Estado. Si no se saca la politiquería de las instituciones y la práctica de contratar por favores y no por mérito, el país no tendrá nunca salud, ni educación de calidad para todos.

Cree en una Constituyente para Panamá. Afirma que el país necesita una nueva Carta Magna, pero a través de un proceso participativo que incluya reformas a las instituciones y Leyes para beneficio de todos.

Uno de los temas que está en esa balanza es la demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 26 y 35 del Código de la Familia, y que Lombana dice que la sociedad panameña debe discutir de forma cuidadosa. “Soy una persona de instituciones, soy un hombre católico, fui formado como católico, sin embargo, creo en la separación entre la iglesia y el Estado y uno no debe llevar sus creencias religiosas a decisiones de Gobierno, ese es un tema de instituciones y un tema de derechos y así debe ser tratado, siempre teniendo presente  no discriminar”, manifestó.

Según el candidato, una Constitución tiene como propósito blindar a los ciudadanos contra los abusos del poder. Considera que somos “víctimas”, pues  lo que ahora  está constituido, lo permite y lo incentiva.

Busca a su vez reducir el tamaño de la Asamblea Nacional, que los diputados no manejen fondos y que a su vez sean parlamentarios nacionales y provinciales, en aras de erradicar el clientelismo circuital.  Persigue que se cambien los requisitos para ser magistrados de la Corte Suprema de Justicia y otros tantos cambios en la justicia.

“Todo esto se logra solo a nivel de Constitución, a través de un proceso que debe ser participativo y manejado de manera responsable”, señala.

Por eso cuenta, con la figura del jurista Guillermo Márquez Amado como su vicepresidente, reconocido por su constante abordaje del fenómeno constitucional desde hace muchos años, y quien ya participó en un ejercicio de reconstrucción institucional después de la dictadura.  Explica que lo invitó a complementar su fórmula electoral justamente para liderar el ejercicio constituyente y diseñar la hoja de ruta que compartirán con la ciudadanía.

Asevera que estamos secuestrados por minorías que tienen el poder y nuestro dinero, que se protegen diciéndole a la ciudadanía que los independientes no tienen campo en la política, pero es todo lo contrario. Asegura que se rehúsan a perder un botín que les pertenece a todos los panameños.

Pauta le preguntó sobre cómo pretende hacer estos cambios si la Asamblea Nacional siempre ha sido partidista, a lo que respondió que ésta es una de las razones por la que invita a los votantes a que apoyen a los candidatos independientes que aspiran a ser diputados, a fin de constituir un renovado Órgano Legislativo.

Ricardo Lombana advierte que no tiene la solución definitiva para renovar la Asamblea, pero esa sí es una potestad que tienen los individuos que saldrán a votar el próximo domingo 5 de mayo.

Aconseja a los votantes investigar más sobre estos candidatos independientes, porque no tienen los millones para darse a conocer, pero los pueden encontrar en redes sociales, en entrevistas noticiosas y caminando las comunidades.

“Tenemos en las manos la oportunidad de renovar la Asamblea y sacar a las personas que hoy deberían estar enfrentando a la justicia. Sabemos que no son todos, pero la gran mayoría no ha rendido cuentas por la mal utilización de nuestros dineros”, reitera.

Frente a todo esto, Lombana cuenta con un equipo que está identificando instituciones, funcionarios y cualquiera que esté involucrado en el despilfarro de dineros del Estado. De todos esos gastos superfluos, ha encontrado 800 millones de dólares del Presupuesto Nacional que, de ganar, destinará de manera exclusiva a cuatro programas de becas y serían divididos en beca de excelencia, beca de deporte y atletismo, beca naranja (arte, cultura y creatividad) y beca para la ciencia investigación y tecnología.

“Sacarle el dinero a los sinvergüenzas para ponerlo al servicio de la educación y para nuestros talentos desde los 12 años de edad, es una prioridad”, agrega.

Respecto a la salud, otro de los temas que más les interesa a los panameños, indica que se debe iniciar con la prevención, con un sistema de atención primaria de los servicios, con médicos de cabecera en el país y resolver el tema de colapso y mora.

Para los medicamentos, creará la Autoridad Nacional de Medicamentos y Productos para la Salud para despolitizar la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas. Este nuevo ente técnico tendría su propia junta directiva que adquirirá más competidores y oferta en el mercado de medicamentos. También propondrá una modificación de manera urgente a los sistemas de adquisición y compra de insumos y medicamentos en la Caja de Seguro Social y el Ministerio de Salud con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos que fortaleció, por ejemplo, las capacidades del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

Pese al duro combate que supone la medición de fuerza con los partidos tradicionales, Ricardo Lombana se mantiene optimista de que ganará estas elecciones, y no da espacio para hablar de la forma en que deberá replantear su vocación política si no sale favorecido. Prefiere seguir enfocado en ese “Otro camino” que le piden las personas en sus recorridos por las calles, e invita a todos para que le acompañen y vean que los ciudadanos ya no creen en encuestas, ni en promesas.

Lombana por dentro

Es capitalino, con raíces interioranas, específicamente de Bocas del Toro y de San Carlos. Creció entre Hato Pintado y San Francisco y asistió al colegio De La Salle. Al recordarle su niñez, sonríe, y sus recuerdos lo trasladan a las tardes cuando jugaba béisbol con los vecinos o a los paseos con la familia.

Ahora, a sus 45 años, tiene la vida dividida. Dos hijos pequeños que requieren la atención de un padre hace que todo sea más complicado. Pero ha tenido que poner los pies sobre la tierra para saber y entender en todo momento que la familia es lo primero.

“Son el corazón y la base de la estabilidad como motivación principal para tener presente que no importa lo que pase si soy presidente o no, si pierdo o gano, siempre habrá espacio para ellos, a pesar de la abrumadora agenda”, afirma.

Dice que le gustaría incrementar el tiempo con sus hijos, considera que está haciendo un sacrificio importante y la comunicación es vital para que la familia lo acompañe y entiendan cuál es la razón de que su papá esté en campaña.

Aileen de Lombana siempre supo que podía aspirar a ser la primera dama de la República, pues desde el noviazgo estuvo enterada de las intenciones presidenciales de su ahora esposo.

Contárselo a sus hijos fue otra historia. Una cena familiar donde hubo de todo, lágrimas, risas y una extensa explicación. Fue una reacción genuina de apoyo donde el primogénito Ricardo, de 12 años, y Camila, de 10, desde el día uno empezaron a recoger firmas.

Han estado presentes, de igual forma, en giras por las provincias, conociendo la realidad de las comarcas. Para el candidato, llevarlos e involucrarlos ha sido parte de estar motivados en este difícil proyecto familiar.

Y así está evidenciado en la oficina Lombana Law & Media, donde se realizó esta entrevista: las paredes están llenas de dibujos y detalles creados por sus hijos en apoyo a su candidatura; en especial, el horario que le hizo su hija Camila, quien le recuerda permanecer más tiempo en casa; y cuando se lo entregó, lágrimas corrieron y motivaron una negociación.

Last modified: 18/04/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen