Creer en mí

Cada vez que una mujer no le teme al fracaso, le da la oportunidad a las nuevas generaciones de ser protagonistas de aquello que quieran ser. Puede ser una versión con la que sientan cómodos. Cuando eres modelo para otras mujeres, estás contribuyendo a equilibrar las reglas del juego. El reto principal es convertirse en ejemplo para ellos también logrando corresponsabilidad y acciones más proactivas e integradoras, ejecutando diseños interiores en proyectos de construcción en equipos de trabajo con diversidad de género y especialidades complementarias, Así lo hice!

Por: Fany Charris fcharris

Nací en Chilibre justo al límite con el parque Soberanía, donde aún hay neblina al amanecer y todo es muy verde. Crecí sin vecinos y en casi una hectárea para correr a la velocidad de mi imaginación estaba a una hora lejos de la ciudad. Aún así estaba cerca de una comunidad que a pesar de las necesidades, contaba con gente con ganas de salir adelante.

Me casé recién salí del colegio. Para ese entonces, tenía un único sueño y era ser feliz como el deber ser de las mujeres valiosas, casarme sin tener que besar tantos sapos, estudiar y cuidar de mi esposo y futura familia. Para mí no había razón para no ser feliz cumpliendo estas metas si mi corazón estaba lleno de buena fe. Luego de 10 años de casada aprendí que el renunciar a una autonomía económica me había dado todo menos felicidad, aprendí que el valor de una mujer es un derecho de nacimiento, no depende de tu edad ni de cómo te ves, ni si puedes ser madre, ni de tu nivel de educación y mucho menos depende de la evaluación de alguien más, hasta ese momento fui una niña jugando a ser princesa.

Aprendí que las princesas somos el cambio que tanto hemos estado esperando en nuestras vidas y que si nos resistimos, podemos ser maltratadas ya sea de forma económica, emocional, psicológica, física, hasta social y culturalmente. “Estar juntos en las buenas y malas hasta que la muerte nos separe” sí es posible, pero sin ser desvalorizada o anulada y que no debemos temer a ser señaladas por la sociedad. Esa sociedad espera que las mujeres seamos permisivas en nombre de mantener el estatus de la familia a pesar de todo maltrato o asegurar el sustento de los hijos, como si fuese una gran desdicha que la mujer pueda ser autentica a sus valores a través de generar ingresos y no solamente ser dependientes.

No soy víctima, yo lo elegía y me hago responsable, ninguna cantidad de seguridad vale el sufrimiento de una vida mediocre encadenada a una rutina que ha matado tus sueños y como las flores silvestres debes permitirte crecer en todos los lugares que nunca lo harías y así empecé a soñar con mi potencial y la meta de lograr una autonomía económica.

Al año siguiente de graduarme de la universidad, se realizó la primera exposición de diseño y decoración de interiores en el país, fue mi primer proyecto junto a mi mejor amiga, gran contraste de cómo imaginas que pueden ser las oportunidades. Hicimos una gran inversión, al ser talento nuevo no contábamos con patrocinio de proveedores, teníamos la expectativa de hacernos visibles y ofrecer nuestros servicios, aunque no recibimos ni una llamada, ganamos nuestra primera experiencia de diseñar, administrar, construir y publicitar.

Mi segundo proyecto fue remodelar la nueva casa de mi hermana, allí el destino tenía para mi dos de los más grandes aprendizajes de amor propio en mi vida:

El primero: tenía mucho miedo de decepcionar a mi familia, ya sentía que con mi divorcio había fallado, sentía que era deficiente en muchos aspectos, pero si hay algo infinito en mi, es el amor por mi familia, lo único que sabía era que estaba dispuesta a dar todo. Para mi propia sorpresa lo logré y el sentir la fe de mi familia por mi potencial fue estar lo más cerca del cielo, gracias a mis padres mi vida partió de un punto más alto del que ellos tuvieron oportunidad de iniciar y nunca se han dado más de lo que primero no nos hayan ofrecido a mi y a mis hermanas.

Cuando estés desmotivada, pregúntate ¿qué puedo hacer en estos momentos que sea darme amor a mi misma? No castigarme con pensamientos inseguros y miedos, de eso, afuera hay mucho, no te des tu lo mismo.

Eres el punto de partida de tu vida, creadora de todo en tu vida y es un desenlace natural cómo alimentas tu mente y tu conciencia.

El gran segundo aprendizaje: una vez terminado el proyecto de mi hermana, el que había sido contratista de pintura me llama para agradecer la buena experiencia de trabajo en equipo y me pone en contacto con una empresa de Bogotá, Colombia que recién llevaba 2 años de operaciones en Panamá y eran especialistas en construcción de sistemas livianos y acabados para Mega proyectos, fui a la entrevista y oficialmente tenía mi primer empleo.

En ese momento sentía que había tenido tanta suerte de haber conseguido empleo, tenía miedo nuevamente de ser deficiente y lo único que sabía es que estaba dispuesta a dar todo por no perder la oportunidad y el ingreso. De esa forma rápidamente fui haciéndome responsable de más tareas y mejores resultados, también encontré apoyo en mis jefes que era una pareja de esposos, por eso me sentí como en mi segundo hogar. En dos años me habían promocionado 3 veces y ya era coordinadora de varios proyectos en la ciudad y el interior siendo momentos de auge e importantes obras en el país, sin duda estaba muy comprometida, tanto que pasaban meses sin descansar domingos sin ver a mi familia, trabajando 16 horas diarias mi salud empezó a no ser constante y la necesidad de atenderla se volvió primordial.

Al cuarto año me nombraron gerente comercial, luego de varias incapacidades, permisos y licencias esta era una gran oportunidad, con la cual me comprometí desde un lugar de miedo e inseguridad a no perder el empleo, por pensar que no podría conseguir otro trabajo que me aceptara con mis dificultades de salud. Al sexto año durante mis últimos dos años en la empresa me proponen ser asociada, lo que fue coyuntural con una crisis financiera, lo cual generaba muchos reclamos por parte de los clientes; siendo la responsable comercial y a pesar de mi salud regreso al campo para anticipar soluciones lo que involucró invertir todos mis ahorros y hasta patrimonio familiar para comprar materiales, cubrir planillas y continuar operaciones y así cumplir con mi palabra y compromiso a los clientes que me vieron crecer.

Durante los 8 años, tuve varias experiencias, en el aspecto externo de la profesión siendo el gremio de la construcción una ocupación mayormente masculina, fui estereotipada y discriminada desde diferentes cargos, ocupaciones, niveles de escolaridad y lo que es más lamentable por otras mujeres. Llegué a sentir que entre menos femenina me veía, podría esperar más respeto por mi profesionalismo y potencial, además, manejaba la decepción de manera interna en mi trabajo de que no recibía pago por horas extras, ni domingos, ni vacaciones, ni bonos, nunca recibí aunque sea la dotación de equipo de seguridad, mis fichas del seguro social eran irregulares, tuve muchas diferencias por las políticas injustas de la empresa hacia los trabajadores, los dos últimos años solo recibí algunos abonos a mi sueldo sin importar la estrecha dependencia de mis ingresos al cuidado de mi salud, la sociedad que me habían ofrecido nunca fue un hecho y luego de renunciar con el corazón partido a todo lo que había estado dispuesta incondicionalmente a resistir solo por probar que merecía ser valorada, mis jefes, en los que tanto confiaba, cerraron operaciones y se fueron del país sin avisar, sin cumplir sus compromisos que manteníamos de pagare.

Atraemos lo que somos, no lo que seremos. Aunque me había divorciado y era autónoma, vivía del miedo y seguía creyendo que al recibir cualquier cosa incondicionalmente me daría el crédito para merecer respeto por mi valor y no es trabajo de otros conocer tu valor, es tuyo. Somos lo que toleramos y lo que permites es lo que continúa.

No malgastes tu energía soñando sin crear un plan o soñando que un día… un buen día van a notar tu valor, es tu responsabilidad dejarlo claro en cómo te manejas, lo que toleras y lo que sostienes.

El camino debe sentirse igual a la meta si no, no es posible conectar con la meta. Así nace desde hace dos años Fachadas y Arquitectura Interior, S.A. ofreciendo servicios de diseño, construcción liviana, acabados y decoración para proyectos de construcción, residencias y comercios.

Siendo momentos difíciles para la economía del país y sin contar con un capital para invertir, contaba conmigo mismo y con la certeza de que no era la primera vez que gestionaría un negocio, pero sí sería la primera vez que sería mío y aunque fuese pequeño me hizo sentir libre, feliz, auténtica. Esto antes no lo había sentido antes, estoy orgullosa de lo que soy y tengo

Atravesé descalza un camino de brasas por el cual no fui invisible para los que ahora son mis clientes y a los cuales agradezco las oportunidades, orientación y referencias a otros nuevos clientes.

Estas oportunidades me han permitido generar empleo y sustento hasta para 74 colaboradores y sus familias, dentro de los cuales el 10% son mujeres que han recibido capacitación, logrando así tener acceso a un trabajo digno y crecimiento económico participando en una de las ocupaciones mejor remuneradas.

Sé lo suficiente valiente para usar tu voz, para escuchar tu corazón y lo suficientemente fuerte para vivir la vida que siempre has imaginado. Así llego al programa de Mentoria de Voces Vitales en alianza con AMPYME para mujeres emprendoras, que promueve la educación y acceso equitativo a las oportunidades para lograr un profunda transformación social, a través de herramientas prácticas y atención individual de nuestras mentoras. Validé mi modelo de negocio, optimicé mi propuesta de valor e implementé los recursos para la planificación y proyección de crecimiento del negocio. También fue un espacio para establecer estrechos lazos con compañeras emprendedoras con las cuales me sentí muy identificada y encontré admiración y apoyo. Voces Vitales para mi es el volumen en alto de mí voz, la fe en mí misma y el calor que no ofrece, el tan solo contar, con todo el recurso!

Escribe, elabora, actualízate, aclárate, conócete, pregúntate qué es negociable o no según tus valores, entiéndete antes de negociar lo que deseas darle a tu vida

Pregúntate ¿Qué de lo que haces habitualmente te aleja de eso?

Pregúntate una y otra vez ¿cuál es el primer paso para manifestar lo que deseas?

Algún día, todo el esfuerzo y amor que has dado encontrará el camino de regreso a ti y finalmente se quedará, Así lo hice!

Last modified: 07/04/2020

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen