Doce asaltos con El Nica

Written by | Del Patio, Entrevista

Las notas melosas del salsero Manolo Lezcano sirvió de fondo para Luis Miguel Montiel, “La Nica Concepción”, la Guardia de la Guardia y la Familia y la Familia. ¿Por qué no hacer eso? Un boxeador debe enfrentar no solo la presión de los reporteros, sino también la marca de los tiempos, esta vez, las preguntas precisas, pero la respuesta es más fácil. La Asociación Mundial de Boxeo (AMB), categoría supermosca, y aunque los panameños celebraron su hazaña de bailarín en Baile con la Estrella, lo suyo son los guantes y los cuadriláteros. Al final, lo enfrentamos de pie.

karin.caballero@grupopauta.net
@periodistakarin

No es la primera que “la Nica Concepción” concede una entrevista. La vecindad de otros tiempos ha sido clave en esta suerte de privilegio. Fuimos vecinos y la cotidianidad de un sector popular como el 24 de diciembre, siempre brotarán, héroes y lloverán anécdotas de sus hazañas de niños y adolescentes que luchan para ganar la pelea a la incertidumbre del día a día.

Lo conozco de atrás, como decimos los panameños. “Empanadas, empanadas calientes”, pregona un chico de tan solo 17 años en el corregimiento de la 24 de Diciembre. Le compró una, son deliciosas. Tenemos casi la misma edad; Yo uniformada del colegio, él cargando la caja de las empanadas. Sin embargo, en este momento, Luis “El Nica” Concepción, un campeón mundial.
No es la primera vez que lo entrevisto: en sus inicios, era más fácil de localizar. Ahora le damos la bienvenida al equipo de la revista Pauta madrugar y esperarlo en su área de entrenamiento. El destartalado quinto piso de un viejo edificio de la calle 12 alberga al ganador de 33 victorias de 37 peleas llevadas, 24 de ellas por año. Llega tarde. Pasamos el primer asalto.

Su singular apodo lo debe a los ocho años que pasaron viviendo en tierras nicaragüenses. Su madre, de origen nica, decide pasar una temporada en su país después de que el padre de sus cinco hijos fue asesinado. Luis no quiere hablar más del tema. Corren tres minutos más.

A su regreso, se encuentra en plena adolescencia, el mundo de las gavillas y los malos pasos pronto se acaparó. Entre guaro, drogas, peleas callejeras y el trabajo informal, se mantiene de pie. Una mañana de esas en que pretendía ganarse la vida con sus harinas rellenas de carne, llega a saciar el hambre de quienes practican el boxeo en el gimnasio de la 24. Desde entonces. Que sacar algo, solicitó al entrenador encargado de lo que se pusiera un guantear con el mejor boxeador en ese momento.

En unos pocos minutos, su inexperiencia y mal vivir como resultado de un ojo morado, una nariz y un labio roto. Sin embargo, no te preocupes. Todos los presentes quedan incrédulos, los golpes han sido demasiado fuertes. La historia es fascinante. Sumamos el tercer round.

Vuelve retando, su indignación por la derrota había sido demasiado para él. Esta vez se da un golpe tan serio que el instructor le pide a “Nica” volver a ser entrenado, le vea potencial. Así comenzó todo, de ser un chico problemático, que buscaba peleas donde no había sido un boxeador profesional. Cuarto asalto.
El sacrificio de un boxeador

sobre la nostalgia, recuerda el comienzo de una carrera de deficiencias alimenticias y la falta de un par de zapatillas para entrenar, pero siempre con el apoyo de los boxeadores y los entrenadores del área este. Antes de esto, no soñaba con alguien en la vida, fue pura abnegación. Luego se enamoró del deporte.
Al preguntarle sobre el golpe que más recuerda, nos rememora el 3 de octubre de 2007 que en tierras coloniales pelea con Javier Córdoba y experimenta el impacto más fuerte que ha recibido durante toda su carrera, un golpe bajo en el costado derecho, lo deja sin Aire, se contiene, menos demostrar derrota. Espera el cuarto asalto y lo deja tirado en la lona.

De ahí en adelante ha practicado tanto como se ha completado en su casa con tantos títulos. “Nunca imaginé tener tanto: Títulos mundiales, una casa propia, un carro y dinero en el banco, son el resultado de un oficio sacrificado”, dice convencido. Pues meses antes de una pelea, tiene que estar lejos de su familia, queda casi internado, lejos de las relaciones sexuales y bajo una estricta dieta. Este es un golpe contra las cuerdas para un quinto asalto.
De su familia habla a regañadientes. Dice que su madre está orgullosa y las dos hijas de un primer matrimonio lo son todo. Aunque surgieron dos vástagos más, estos productos de sus andanzas y que quizás son una pieza clave en la ruptura con su primer cónyuge. Baja la cabeza, está derrotado. Sexto intento.

Admiro su cambio. Desde la primera entrevista hace cinco años, “el Nica” Concepción es el desarrollo y el control de su modulación, ya no parece estar peleando a cada instante. Si bien no se ha accedido a recibir una terapia. Confiesa que no es necesario, aunque se trata de un ejemplo de seguir: Roberto “Mano de Piedra” Durán. También admira un Oscar de la Hoya y Floyd Mayweather, sigue de cerca sus trayectorias, pretende ser como ellos.

Por eso quizás sus parrandas sigan a la orden del día, el seguimiento de los días y la fecha. Confesiones durante una madrugada por estar alcoholizado y saliendo de una discoteca “gay” impiden por dos días consecutivos la realización de esta entrevista. Pierdo uno de los asaltos.

Justifica que después que cumplas con sus compromisos una fiestecita de vez en cuando no le hace daño, esto antes de que se aproxime a la próxima pelea. No teme perder su título de hombre, ya que se considera mucho “macho” y estaba acompañado de su pareja actual, una reconocida del patio. Pero también tengo que bajar los niveles, pues antes se despilfarraba mucho el dinero. Termina con éxito el noveno episodio.

en impulso de su apoderado mantiene dos plazos fijos, una cuenta de ahorros y un plan de cuánto debe gastar a la larga. Sueña con conocer Japón y Estados Unidos. Dados que sus tatuajes no significan nada, pero lleva impresos los nombres de sus palabras y una frase que dice: “Todas las mienten”.

Pretende culminar su carrera dentro de cinco años, no más, poner su propio negocio, quizás un taller mecánico para darles vida a su segunda pasión, los autos. De esta manera quiere dar más tiempo a sus hijos y solo disfrutar de las glorias que han traído el boxeo. “Defender mi cinturón para hacer más plata”, agrega. Décimo redondo.
Será más fácil que todo lo que se cuida, un anillo, un amor, un arte, la mayoría de las veces, la vida, la violencia, las drogas y el anonimato. Luis Concepción ha tomado el boxeo, como casi todos los que practican en serio, para ser alguien. En su mayoría, los boxeadores se conforman con algo de dinero y una fama pasajera. Estamos a la altura del número de asalto una vez.

Muhammad Ali, que en cada momento su única ambición fue como un hombre y un mito más arriba que nadie. Pero cuando le concedimos una entrevista a Playboy, le preguntaron qué significaba para él, en ese momento, el hombre más famoso del planeta. Respondió, sencillamente: “Tuve el mundo en mis manos y no era nada”.
Termina la pelea, es todo por hoy, quedamos empatados.

Last modified: 20/12/2018

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen