Encuentro de emociones China y sus contrastes en siete días (PRIMERA ENTREGA)

Written by | Viajero

Tener la oportunidad de conocer China, su impactante historia e imponentes paisajes no es para pensarlo dos veces.  De la mano de Contactos, representantes de Europamundo en Panamá, y Delta Air Lines no sólo fue  posible, sino que se convirtió en la combinación perfecta para tener ese encuentro cercano con el místico país asiático.

Representantes de Delta Air Lines, Europamundo y las principales Agencias de viaje de Panamá, se convirtieron en la mejor compañía para esta aventura.

Por. Gina Buendía Gina.buendia@grupopauta.net

Fue un vuelo de casi 14 horas desde Detroit, Estados Unidos.  Viajar cómodo era la consigna para todos los que participamos de este viaje y con Delta Air Lines fue una travesía tranquila y sin complicaciones.  Descansar en el avión era clave: las primeras horas se  disfrutó del entretenimiento, y el wifi gratuito fue excelente para ponerme al día en el mundo de las películas y chatear con mi familia durante buena parte del trayecto.  El tiempo restante era para descansar,  no era para menos, China aguardaba por nosotros.

Tengo tanto que decir, que este artículo bien podría tener toda la extensión de revista “Pauta” para contarles lo vivido y lo aprendido. Trataré de hacer justicia a este maravilloso viaje, con lo que sé hacer mejor: contar historias.

Estar en China es literalmente entrar a la dimensión desconocida. Es como si ellos hubieran encontrado las respuestas a todos los enigmas. Y todo lo extraño que conocíamos de su cultura, merecía unos minutos de reflexión para aseverar finalmente que hasta orinar en cuclillas tiene sentido. 

Primera parada

Llegamos de día a Beijing y luego de un proceso de entrada al país bastante rápido, conocimos a nuestras guías de Europamundo, Lin e Iris, que se encargaron de documentarnos durante esta travesía y hacernos fácil la entrada a los lugares.  Iris, una conocedora excelente de la historia china, nos enseñó que la disciplina es fundamental para su cultura. Seguirle el trote casi militar no fue fácil, pero sí que fue aleccionador y estoy segura de que para ella conocer a este grupo de panameñitos desordenados fue un examen para su tolerancia, definitivamente un positivo choque de culturas.

Una vez instalados, no quisimos perder el tiempo, teníamos la tarde libre y nos adentramos a la aventura: tomamos el metro de Beijing para llegar al Mercado de la Seda, una parada obligada para quienes quieren comprar desde seda hasta las famosas carteras de “marca” made in China.  El regateo que había leído en los blogs de viaje, se quedó chico para lo que realmente fue. Era la versión china del mercado persa: había de todo.  Una pieza o prenda que bien te ofrecían en 300 dólares, por ejemplo, se podía comprar al final en $50.00.  Lo que faltó fue tiempo para los adictos de las compras, pero fue obligatoria una segunda visita para adquirir productos con calma y buena letra.

Deben llevar suficiente efectivo, aunque muchos locales aceptan tarjeta. Asegúrese primero a cuánto está el cambio de moneda.

Día 1. El gran Zoológico de Beijing

Conocer el gran tesoro de China, es decir, el panda, fue parte del itinerario y despertó el niño que todos llevamos dentro. Se trata del más grande zoológico de China con el mayor número de animales  y especies. Cuenta con elefantes, gorilas, delfines y tiburones en un centro de vida marina grande, todo en un jardín chino.

Este zoológico es un jardín natural con bosques densos de árboles, piscinas de loto y esculturas majestuosas.  Se puede recorrer en unos carritos, pero algunos decidimos caminar y valió la pena el ejercicio.  Pudimos ver al panda gigante en su hora de desayuno del exquisito bambú. Caminamos hasta la sala de las aves, el área de los animales africanos y tienen un espacio para las especies de nuestro continente americano. Es importante mantenerse hidratado: las suficientes botellas de agua son necesarias para disfrutar de este majestuoso paseo.

A las 10 de la mañana, aproximadamente, el Panda se prepara para comer.

Una cena nos aguardaba, nuestro primer encuentro con la verdadera comida china. La cita fue ideal para conocer a mis compañeros de viaje. Los agentes de viaje de las reconocidas agencias en Panamá dijeron presente a esta experiencia. Dos representantes de Delta Air Lines y nuestra querida Adriana Fábrega, quien representa la marca  Europamundo en Panamá desde hace 20 años, se convirtieron en una excelente compañía para tan magna experiencia.

Día 2 Una aventura en la Gran Muralla

Desde muy temprano, y luego de un delicioso desayuno chino, empezamos las giras preparadas por Europamundo. Llegamos al Palacio de Verano, considerado una obra maestra en jardines clásicos sobre una superficie de 290 hectáreas. La familia imperial china pasaba en este lugar durante las temporadas calurosas y en donde, nos cuenta nuestra guía Iris, se realizaban grandes fiestas. 

Se lo conoce como el Palacio de Verano, pero su nombre en chino –Yi He Yuan– significa Jardín de la Salud y la Armonía

El lugar es una muestra de lo majestuoso de los tiempos imperiales en China y en donde definitivamente sus emperadores y emperatrices tuvieron “una vida feliz”. 

El palacio cuenta con tres mil habitaciones, templos, caminos. Notamos que es uno de los destinos preferidos de los jubilados chinos.  Gran cantidad de turistas locales de todo el país se dieron cita el día en que nos tocó el recorrido. De hecho, fuimos parte de las atracciones de Palacio.  Muchos se mostraron sorprendidos de vernos tan diferente a ellos en tono de piel y contextura que hasta pidieron tomarse fotos y sólo faltó darles autógrafos. La caminata fue espectacular.

Los puentes con arcos, paseos hermosos, pasillos decorados con pinturas de  mariposas, pájaros flores  llevan a visitantes a través de vistas y paisajes siempre cambiantes. Fue un excelente preámbulo para la segunda parada: La gran Muralla.

Llegamos a Mutianyu, una sección de la Gran Muralla ubicada a 90 kilómetros de Beijing. Como no es tan popular como la sección en Badaling, no debe parecer extraño sentirse solo ante imponente obra arquitectónica.  Con la camiseta de la selección puesta, no podía faltar la foto con nuestra tricolor en la cual se ve el camino de una muralla que mide 23 mil kilómetros de distancia.

Europamundo se encargó de la logística de las entradas, no tuvimos que preocuparnos por eso. Subimos por teleférico, y bajamos por un tobogán montados en una especie de trineo cuya velocidad cada uno debía controlar, sobre todo en las curvas. Fue una experiencia emocionante. Repito: agua, siempre lleve agua consigo, es el aliado ideal en las caminatas para recorrer China.

Para culminar la aventura del segundo día,  recorrimos el distrito del Arte o distrito 798, que es quizás hoy en día uno de los lugares más emblemáticos de toda la ciudad y un buen paréntesis de modernidad, arte e, incluso, algo de esnobismo para el viajero saturado de templos, espiritualidad, compras de imitaciones e historia.

Sueño cumplido.

Nos cuenta la guía que el área fue una fábrica de armamento militar, un proyecto de colaboración entre la Unión Soviética (URSS) y China. La producción de la fábrica empezó a declinar lentamente a lo largo de los años hasta prácticamente parar su actividad a finales de los años ochenta. Otro Beijing, una visión diferente que recuerda enormemente a los barrios industriales reconvertidos que podemos encontrar en ciudades como Berlín o Nueva York.

Es un buen lugar para aquellos compradores compulsivos de un gusto más refinado para realizar alguna compra diferente de las que se pueden encontrar en el resto de la ciudad asumiendo también, claro está, que hay que estar dispuesto a pagarlo y la visita puede ser un buen momento para tomar un café e incluso comer algo en los numerosos establecimientos que se pueden encontrar en el distrito.

Día 3 Ciudad Prohibida

Comenzamos el tercer día visitando la Plaza de Tiananmen, la más importante de China y más grande del mundo.

En ella se han producido importantes acontecimientos históricos como las protestas de 1989, en la que se tomó la famosa imagen del estudiante y los tanques.

Al norte de la plaza se ubica su edificio más importante, la Puerta de Tian´Anmen, que da acceso a la Ciudad Prohibida. Este fue el lugar desde donde Mao Zedong proclamó la fundación de la República Popular de China en 1949.

La plaza se encuentra flanqueada por dos importantes edificios de estilo soviético; el Museo Nacional de Historia y de la Revolución y el Gran Palacio del Pueblo, sede de la Asamblea Popular Nacional. Al sur de la plaza, se ubica la Torre de Quianmen, que alberga el Museo de Historia de Beijing.

En el centro de la plaza se sitúa el Mausoleo de Mao y el Monumento de los Héroes del Pueblo, un obelisco de 38 metros de altura. El sol hizo de las suyas, hay que estar en condiciones para recorrer Ciudad Prohibida y alrededores, pero lo logré.

La Ciudad Prohibida es un impresionante complejo cuyos muros, durante muchos años, fueron impenetrables para la población, ya que este espacio solo estuvo reservado para la corte y sus súbditos. Esto provocó que fuera el monumento más visitado de China cuando abrió sus puertas al público. Y eso pudimos notarlo: La cantidad de turistas locales que desde el interior de la República se disponen a conocer la capital del norte era impresionante.

Dos leones, que guardan la entrada en cada uno de los pabellones del recinto, parecen iguales, pero no lo son, ya que bajo una de sus patas el león tiene una pelota y la leona un cachorro.

Además, la Ciudad Prohibida posee una gran armonía numérica basada en los números impares, especialmente el nueve, que Iris nos comentó, es el número perfecto para ellos y su cultura. La ruta por la Ciudad Prohibida finaliza con la visita a sus bellos jardines. La puerta de salida da directamente a la entrada del Parque Jingshan o Parque de La Colina del Carbón.

Esta colina fue levantada gracias a la acumulación de la tierra que se sacó para la construcción del foso del palacio. Logré subir hasta lo más alto y contemplar el panorama  de la Ciudad Prohibida y confieso que me sentí orgullosa de subir sin desmayarme en el intento.

Seguimos nuestro recorrido conociendo los hutongs o callejones de los barrios más antiguos de Beijing. En esta ocasión, el recorrido lo hicimos en triciclo con un fuerte chofer que a punta de pedaleo nos llevó por los pintorescos callejones.

El  Templo del Cielo fue nuestra última parada en Beijing, uno de los mayores recintos sagrados de China.

Este bonito templo está ubicado en un bellísimo parque de 273 hectáreas. En él, el emperador Chino realizaba una serie de sacrificios para dar gracias al cielo por las cosechas obtenidas.

Mientras paseábamos por el parque, nos encontramos a ciudadanos chinos que practicaban tai chi, además en el corredor de entrada al templo había decenas de personas que jugaban a las cartas y a un juego de tablero parecido a las damas. Les encanta el juego, eso es definitivo.

Practicamos el tai chi, nos hizo sudar. ¡Que bueno fue!

Fue un día intenso, pero con recompensa incluida.  Europamundo preparó para nosotros un tiempo de relax. En un spa de Beijing, donde impera la medicina tradicional china, nos realizaron un masaje en los pies, justo y necesario para tan larga, pero increíble jornada.

Beijing es historia pura. Entender la cultura de una República Popular China, en la cual el socialismo aún tiene millones de defensores, nos lleva a la reflexión. Lo que han hecho les ha resultado, la disciplina forma parte de su modus vivendi.  El desempleo ronda en 4% y eso es nada si tomamos en cuenta que es el país más poblado del mundo. No es perfecto, no estoy de acuerdo con muchas de sus reglas, pero lo cierto es que han cumplido a cabalidad con la misión que Iris, nuestra guía, nos explica se basa la cultura y el desarrollo de China: Poder, sabiduría y abundancia. Y vaya que lo han logrado.

Esta apenas es la primera parte de un viaje del que podré hablar siempre.  En la próxima edición, les contaré la experiencia en el tren bala, una lección de logística para mis súper compañeros de viaje y yo. Cruzamos al sur de China para conocer otros magníficos paisajes.

Last modified: 17/07/2019

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen