El debate de las nuevas fuentes de energía

Written by | Actualidad, Entrevista

En 2014, cuando surgió en fenómeno de El Niño, Panamá se vio en serios problemas de restricción de energía por contar apenas con fuentes hidroeléctrica y termoeléctrica. Hoy, la matriz energética del país luce más diversificada con la incursión de las energías solar y eólica pero, sobre todo, del fenómeno del gas natural licuado, que podría convertirse en el nuevo catalizador de las coyunturas climáticas. ASEP desestimó el rumor del impuesto al consumo de energía solar, mientras que AES, Gas Natural Fenosa y ENSA hablaron de sus proyectos energéticos.

 

Por: Hugo Santaromita

@hugosantaromita

 

Uno de los aspectos más relevantes de la matriz energética de Panamá es que hoy en día luce más diversificada que hace apenas cuatro años. En 2014, se recuerda, cuando sólo predominaban las fuentes hidroeléctrica y termoeléctrica, el país sufrió los embates del fenómeno de El Niño, lo cual obligó a imponer una contracción en el consumo de energía que se vio reflejado en fuertes restricciones de horarios en oficinas públicas y centros comerciales. Actualmente, la matriz energética ha evolucionado progresivamente incorporando fuentes limpias como la energía eólica, la solar y ahora, con fuerza, la del gas natural, lo que permitirá disponer de mayores recursos ante las eventualidades que encara la naturaleza.

Para facilitar el desarrollo de las energías renovables se han dado distintos incentivos mediante leyes para promover la construcción de centrales con fuentes renovables y limpias. Por ejemplo, la Ley 45 del 2 de agosto de 2004 otorga incentivos fiscales para quienes desarrollen centrales minihidroelécricas y geotermoeléctricas. “Hemos sido constantes en estos incentivos”, señala Rodrigo Rodríguez Jaramillo, director nacional de electricidad, agua potable y alcantarillado sanitario de la ASEP, quien también destaca la Ley 45 del 25 de abril de 2011 que otorga incentivos fiscales a la construcción y explotación de centrales eólicas y la Ley 37 con el mismo objetivo para las centrales solares.

Señala Rodríguez Jaramillo que hasta el momento, la capacidad eólica instalada es de 270 KW y la capacidad solar instalada es de 70 MW, lo que representa el 10 por ciento de la capacidad total instalada. “Si a esto le sumamos la capacidad hidroeléctrica, que es de 1.700 MW, esto hace que el componente renovable de la matriz energética sea del 60 por ciento”.

Actualmente, según datos de la ASEP, se han otorgado 33 licencias definitivas y 18 licencias provisionales para el desarrollo de proyectos solares fotovoltaicos y 12 licencias definitivas y tres licencias provisionales para proyectos eólicos.

 

Vivian Pineda, gerente de comunicación de Gas Natural Fenosa, señala que la empresa ha invertido cerca de mil millones de dólares, desde que llegó a Panamá en 1998, al adjudicarse las concesiones de Edemet y Edechi, tras licitación pública para la privatización del antiguo IRHE. La zona de concesión que corresponde a Edemet abarca el área metropolitana de la capital, las provincias de Panamá Oeste, Coclé, Herrera, Los Santos y Veraguas, mientras que Edechi abarca las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro. Actualmente tiene más de 600 mil clientes.

A juicio de Pineda, Gas Natural Fenosa cuenta con más de 2.000.000 KVA instaladas en las 89 subestaciones eléctricas de la empresa y proyecta invertir en los próximos cinco años cerca de 400 millones de dólares en expansión y mejora de la calidad en sus redes de distribución. “Nuestro compromiso es seguir desarrollando los proyectos de manera anticipada, que respondan a las necesidades energéticas de Panamá y sus clientes”, sostiene.

La empresa ha manifestado su interés en el desarrollo de fuentes renovables y –señala Pineda- apuesta por la digitalización de las redes y procesos, como pilares principales para el desarrollo de redes modernas, alineadas con los avances tecnológicos que continuamente está exigiendo en mercado.

Por su parte, la aparición del proyecto de AES Colón, de Gas Natural, pone en una nueva perspectiva las condiciones de desarrollo del país y agrega un factor potencial de diversificación, no sólo en el aspecto energético, sino también en el de suministro para diversos sectores industriales y comerciales. La idea de construir AES Colón surgió en 2013 cuando se abrió una primera licitación, para el millonario proyecto Panama NG Power, asociado con el grupo asiático Shanghai Electric Power, en un contrato a veinte años. La planta de Colón, ubicada en Isla Telfers, tiene un costo de 1.150 millones de dólares y producirá 350 MW de salida, a lo que se suman los 72 MW de su termoeléctrica también en Colón.

“Durante dos años estuvimos evaluando todo, buscando personas, terrenos y socios. Nos reunimos con el grupo Eleta, con el grupo Bahía y con el grupo Tropigas, para trabajar en conjunto. Finalmente fue el grupo Bahía el que decidió trabajar con nosotros”, revela Miguel Bolinaga, presidente de AES Panamá, empresa que en 2019 cumple 20 años en el país.

El paquete accionario de AES Panamá está conformado en un 49 por ciento propiedad de AES Corporation, un 50,4 por ciento del Estado panameño y un 0,6 por ciento de accionistas minoritarios provenientes del antiguo IREH. En AES Changuinola, el 80 por ciento es de AES Corporation y el 20 por ciento restante es de AES Panamá, por lo tanto, un 10 por ciento pertenece al Estado panameño. “Con esas dos empresas hemos rendido más de 650 millones de dólares al estado panameño entre dividendos e impuestos. Adicionalmente, está AES Colón donde el 50,1 por ciento es de AES Corporation y el 49,9 por ciento del grupo Bahía”, especifica Bolinaga.

Señala el directivo que durante la construcción del proyecto llegaron a un tope de 2.500 trabajadores, de los cuales el 87 por ciento era panameño, y de ese grupo de panameños, el 69 por ciento eran colonenses. “Ya ese pico comenzó a bajar. Ahora, el centro completo va a ser manejado por 70 personas porque es extremadamente moderno: la planta, la regasificadora, el tanque y el terminal”, explica.

Calcula que la planta dará un beneficio, no sólo energético sino económico, porque el gobierno se ha ahorrado más de 700 millones de dólares en subsidios de combustible, ya que el gas natural es económico y no depende de las fluctuaciones de precios que tiene el petróleo.

Bolinaga ve con buenos ojos el auge del gas natural porque su beneficio puede incidir positivamente en cuatro aristas importantes: la generación eléctrica, las actividades del sector industrial (containers refrigerados, cadena de frío, etc.), el transporte y el bunkering. “En nuestro terminal, por ejemplo, hay capacidad entre 1.000 y 1.600 metros cúbicos de entrada y salida para cualquier buque que quiera abastecerse con gas natural”.

Hasta el momento, el proyecto AES Colón registra un progreso general del 92 por ciento, un avance de la planta de generación del 99 por ciento –ya casi lista- y del tanque de almacenamiento, de un 85 por ciento, que, se calcula, entrará en funcionamiento en 2019.

Señala Rodríguez Jaramillo que los costos de la energía eléctrica deben hacerse competitivos en función principalmente a que las inversiones en distribución y transmisión se realicen de forma eficiente y de manera oportuna. Dice que el crecimiento de demanda del año 2017 con respecto al año 2016 fue de 1.90 por ciento. “Si consideramos las ventas de energía, el crecimiento se ha dado fundamentalmente en los sectores comerciales y residenciales en 2.18 por ciento y 2.91 por ciento, respectivamente”, apunta.

El funcionario desestimó la especie de que la ASEP quiso establecer un “impuesto al sol”, como recientemente se especuló. “No ha existido tal impuesto al consumo de energía solar. Lo que se llevó a cabo fue una consulta pública para considerar cargos por el uso de la red a los clientes de autoconsumo que utilizan esa red”.

En este sentido, Esteban Barrientos, presidente ejecutivo de ENSA, señala que lo que la ASEP planteó fue una metodología, jamás un impuesto. “Lo que pasa es que los usuarios de autoconsumo solar usan doblemente la red: para recibir y entregar, pero son otros los que pagan por el uso de esa red. Es una relación desigual”.

Según sus cálculos, en Panamá hay apenas unos 370 clientes con sistema de autoconsumo por paneles solares, en su mayoría estaciones de servicio, casas grandes o casas de playa. “Esas casas –dice Barrientos- utilizan la red eléctrica todo el día ingresándole energía a su sistema por la mañana y pidiéndole por la noche, mediante un medidor bidireccional”. En contraste, hay un millón de panameños subsidiando a este reducido número de clientes solares. “Armaron un escándalo mediático pero la ASEP generó los escenarios para hacerlo. Ni siquiera los dejaron avanzar. Esto es lo que nadie le explicó a la gente”.

Y fue específico: “Cada vez que pagamos por el uso de la red eléctrica, estamos pagando el alumbrado público, que está metido dentro de la estructura de costos de la tarifa. Cuando el usuario solar paga cero, porque netea sus costos con lo que recibe de día y entrega por la noche, no paga alumbrado público pero, sin embargo, se sirve de él”.

Para los próximos cuatro años, ENSA proyecta inversiones entre 200 y 250 millones de dólares, con lo cual se convierte en una de las empresas de mayor inversión en el país y sigue apostando a modernizar la red a nivel nacional. La firma, que fue adquirida por EPM de Colombia en 2011, tiene la concesión de todo el este del país. El servicio en la capital se inicia desde la avenida 12 de octubre y se extiende por San Miguelito, Juan Díaz, Santa María, Costa del Este, Tocumen y 24 de Diciembre.

La red de distribución eléctrica de Panamá está dividida en tres zonas: la que comprende el oriente de Ciudad de Panamá, la Provincia de Colón, Provincia de Darién, San Blas y el Golfo de Panamá está a cargo de ENSA, filial de Grupo EPM.  La concesión que opera ENSA desde hace 20 años, tiene una extensión de 29,200 km2 que constituye el 39 por ciento del país con 12 mil kilómetros de líneas de alta, media y baja tensión. “Para ponerlo en perspectiva, ENSA atiende al 60 por ciento de los clientes del área metropolitana y en total tiene unos 450 mil clientes con un 42 por ciento del mercado panameño, lo que representa 1.8 millones de personas”, especifica Barrientos.

Al referirse a la situación de la canasta energética de generación del país, Barrientos indica que cerca del 10 por ciento de la matriz de generación del país proviene de fuentes renovables no convencionales, en particular solar y eólica, pero, además, más del 60 por ciento de la energía del país proviene de energías limpias tomando en cuenta la hidro.

“Ha sido tal el crecimiento tanto residencial como comercial que, por ejemplo, en Costa del Este, decidimos construir una subestación eléctrica y una línea de transmisión soterrada  para llevar energía a esa subestación”, adelanta Barrientos, que estima entrará en funcionamiento en el segundo semestre de 2018. La nueva subestación tendrá una capacidad de 100 MW.

La empresa le sirve al 43 por ciento del país y, solamente en el área metropolitana de Panamá, sin incluir La Chorrera, atiende el 59 por ciento de los clientes. En Changuinola tiene una pequeña generadora. Desde 2014 hasta 2017 lleva invertidos unos 325 millones de dólares. “Estamos acá para mejorar la red eléctrica del país, sin importar el tiempo que demoremos en recuperar esa inversión”, finaliza.

Last modified: July 23, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen