JOSÉ DE LA ROSA LAM ¡Colón, Puerto Libre!

Written by | Crónica, Entrevista

El doctor José de La Rosa Lam, presidente de la Cámara de Comercio, Agricultura e Industrias de Colón, parece hoy bañado en agua de rosas porque aunque no todas las demandas sobre su amada ciudad de Colón pudieron ser satisfechas con la implementación de la ley que habilita la ciudad de Colón como Puerto Libre, en lo fundamental el horizonte es promisorio y todas las fuerzas vivas de la provincia lucen unidas en torno a lo que empieza a ser la renovación de la ciudad y un nuevo amanecer para sus habitantes.

Por Jorge Iván Mora

Fotografía: Adolfo Cuervo

Los caminos del doctor José De la Rosa Lam,  líder gremial y abogado exitoso, no siempre han estado pavimentados.

Nacido en el corregimiento de Palmas Bellas, Chagres,  costa abajo de la provincia, vino a descubrir el puerto de Colón a los once años de edad cuando, motivado por los deseos de estudiar, se desplazó a la ciudad por una carretera que entonces era un camino de piedras y se matriculó en la Escuela Nocturna Oficial de Colón, y moviéndose entre la inocencia y el imperio de las necesidades del día a día, consiguió emplearse en la bodega y abarrotería “5 de Noviembre”, en la calle octava entre Central y Meléndez, y allí se afincó por muchos años.

Ese fue el epicentro de su vida y la escuela de aprendizaje de valores humanos que jamás olvida, porque el dueño de la abarrotería, don Víctor Salazar, se convirtió en un estímulo para su desarrollo personal y profesional, y, desde ese espacio laboral, pudo alcanzar metas que de otra forma no hubieran sido posibles.

Empezó haciendo oficios varios y luego se convirtió en el administrador del negocio.

Cuando ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá en la capital, se levantaba antes de las cuatro de la mañana y viajaba todos los días en el bus que salía a las 4:30 de la mañana, tomaba todas las clases hasta las 12:45 de la tarde y de inmediato se regresaba porque entraba a las dos de la tarde a cumplir sus labores en la abarrotería. Su trabajo era de medio tiempo y devengaba el salario mínimo.

Pero en el tercer año de estudios universitarios, le dijo al señor Salazar que quería practicar su profesión y consiguió el cargo de pasante en la firma de abogados Luque, Coronel y Asociados, donde trabajaba de 2 a 5 de la tarde. Luego se iba a la abarrotería a seguir su labor de administrador hasta las 11 de la noche.  Así llegó a culminar sus estudios, amén de su interés por el comercio y las actividades cívicas y gremiales.

Cuando se hizo abogado se integró a la firma y con los años se hizo socio.

Por estos caminos y por sus visiones y audacias llegó a la Cámara de Comercio, de la que fue su presidente entre 1998 y el año 2000 y nunca se desvinculó hasta hace casi tres años que volvió a pertenecer a la junta directiva.  Llegó a la presidencia, motivado por la junta, y aceptó el cargo en memoria de su amigo fallecido, el controversial exalcalde Alcibiades González, con quien había librado algunas batallas públicas a favor de la ciudad.

 

Historia de propósitos

En la hoja de ruta de la ley para que Colón fuera declarado Puerto Libre, está la iniciativa y presencia del doctor Lam. Fue prácticamente su mentor.

Las batallas se iniciaron hace 33 años, y el líder gremial afianzaba sus argumentaciones y razones para alcanzar la meta no sin oposición férrea, pues había confusión y  temores por parte de otros sectores como la Zona Libre y el propio gobierno, hasta que  el 29 de diciembre de 1992 se creó la Ley 29, que declaró Colón Puerto Libre. Ese fue el primer propósito, que fue aprobado por la Asamblea,  pero el presidente Guillermo Endara la vetó. Por insistencia de la Asamblea, la Corte Suprema la declaró exequible.

Un round a favor, pero no era todo. Estaba la ley y faltaba su implementación.

El otro propósito no era menos gigante. José de La Rosa Lam siempre supo que “Colón es estratégicamente especial”. Su historia pasada de la ciudad está llena de hechos notables y acontecimientos históricos que, vistos en perspectiva, confirman esta visión de puerto estratégico.

En agosto de 2002 surgió la Ley 47 que, como dice Lam, crea de un montón de calles un  patrimonio histórico nacional.

Quedó establecido, como lo define la página de Wikipedia, que el casco antiguo de la ciudad de Colón es un conjunto monumental histórico en la República de Panamá y está formado por un conjunto de monumentos (edificaciones, calles, manzanas y otros) localizados en la ciudad de Colón. Mediante Ley de la República, se declaró como tal para salvaguardar importantes edificaciones para su restauración, pero además esto implica que cuando alguien quiere construir tiene que ajustarse a que lo que tenga valor histórico se conserve y lo que no lo es se pueda desarrollar con algunas observaciones de orden arquitectónico y urbano y unos plazos de tiempo.

Pero en este tema es categórico: “En verdad, la Ley 47 de agosto de 2002, de alguna manera nos impide realizar las renovaciones y adecuaciones con la dinámica que requieren. Esta ley no rige en el ámbito nacional, es regional y solo se aplica para la provincia de Colón y lo que nos retrasa es la aprobación de planos, incluso en las áreas de convergencia. No participamos y no tuvimos injerencia en la aprobación de la ley de patrimonio histórico”.

Es usual que De La Rosa Lam hable siempre de las 16 calles que son en su conjunto las líneas geográficas que definen el sector de renovación y restauración urbana, ya en movimiento.

Pero en términos de aclaraciones, leyes y comercio, entender lo que va a pasar con la recién aprobada implementación de la Ley, Proyecto 222-Reforma del Ejecutivo para implementar Colón Puerto Libre, para él  es muy sencillo: “En la Zona Libre se vende al por mayor y en las 16 calles se hace la venta al detal”.

 

CONVENCIDO DE SU CIUDAD

El presidente recién reelegido de la Cámara de Comercio es un convencido de que Colón es un lugar que representa  la primera y más importante entrada a la república de Panamá desde el exterior. “Colón es la segunda capital del país”.

Y la Cámara de Comercio ofrece más de 2,500 empresas y una multiplicidad de productos para comprar de manera inmediata a granel o en poca cantidad.

Por lo mismo, la organización gremial está reestructurando el organigrama para fluir de la mano de los nuevos tiempos: Departamento de Promoción, Certificación de Origen, Certificación de Procedencia y Factura Comercial.

Orgulloso el presidente anota: “Esta Cámara de Comercio es la decana de los gremios empresariales del país”

Ayudan a todo el que se quiera instalar, facilitan información de productos, iniciación de actividades comerciales. Están haciendo misiones comerciales para atraer inversionistas y acompañar sus esfuerzos. “Nunca dejamos a nadie sin apoyar”.

 

Segunda oportunidad sobre la tierra

El doctor Lam acaba de ser reelegido presidente para este período importantísimo de la institución. Es una coyuntura casi que predestinada y muy justa para quien, como José de La Rosa Lam, ha sido luchador de primera línea  por estos propósitos reflejados hoy en leyes y acciones como la Colón Puerto Libre,  la renovación de la ciudad y el impuso para que nuevos actores, comerciantes de pequeña escala en el mundo del comercio, crezcan desde este puerto del Atlántico.

En próximos días, la Cámara de Comercio de Colón iniciará la remodelación del primer edificio que se erigió en Colón, el viejo consulado de Inglaterra (Reino Unido) y que será la nueva sede de la institución gremial. Tiene un profundo significado histórico. Incluso la Embajada del Reino Unido en Panamá se entusiasmó con la idea y consiguió los planos originales y los cedió a la Cámara para que la restauración se haga con toda la fidelidad requerida. En un mes arrancará el trabajo.

De modo que José de La Rosa Lam, aunque a veces siente el peso de los vaivenes, realmente se ve satisfecho. “Me motiva la responsabilidad que tengo como ser humano. Como está, Colón no es negocio para nadie.Y debemos darle un valor. No hay mejor lugar que Colón para ser un puerto libre”.

Enfatiza que a un metro de las 16 calles está la zona libre más grande del mundo. “Por algo en 1948 le pusieron como prohibición que no se vendiera al detal”, murmura.

Y en cuanto a la utilidad y la visualización de Colón Puerto Libre es sincero: “Hemos cedido algunas exoneraciones impositivas a cambio de que todas las fuerzas se alineen. Las 16 calles nacieron para servir al mundo del comercio”.

¿Pero cómo se entiende que funciona un puerto libre?

Para Lam, con el tercer debate en la Asamblea se posibilitó la ejecución de la implementación del Colón Puerto Libre y ahora en Colón se va a poder hacer turismo nacional con planes audaces.

“En los puertos libres se puede vivir. En las zonas libres no. Esto no es un experimento. Estamos replicando algo bueno”.

En términos económicos, el doctor Lam considera que el colonense de a pie automáticamente recibe un aumento de sueldo porque puede comprar un artículo sin impuesto. ”El que está afuera tiene dos mil dólares para realizar compras. El segundo aumento para todos es que se abre un espacio para crear muchas plazas de empleo”.

Cree que la Zona Libre se va a recuperar con los cambios que también allí se están implementando en materia de operación y Colón Puerto libre le va apermitir a la Zona Libre recuperar su valor como lugar de ventas al por mayor exclusivamente. Llama la atención que por primera vez los cinco legisladores de la provincia votaron unánimemente en los debates de la Asamblea previos a la implementación de la Ley.

En materia operativa, es más simple de lo que se piensa o especula. “Colón Puerto Libre no necesita murallas. Un software que registra las compras al detal es suficiente”.

La experiencia existe y el programa viene en camino. Por otra parte, dice que el proyecto de Ley Casco Antiguo de las 16 calles tiene los mismos incentivos que el casco antiguo de San Felipe en Panamá. “Exoneraciones hasta de 30 años para quien renueva, construya y reconstruya con cinco años de tiempo para hacerlo”.

El camino de José de La Rosa Lam no ha sido de rosas. Empezó de niño transitando una carretera de piedras para llegar al puerto de Colón a estudiar. Ha pisado filones, pero su disciplina y constancia han sido pilares de primer orden para que no solo se haya erigido como un gran líder gremial, sino como un amante ferviente de su pueblo, su cultura y sus valores humanos.

No sabe uno a qué horas escribe ensayos y artículos para medios, pero en su más reciente incursión  publicó de manera silenciosa una novela, “Pali, una historia de empeño”, que bien puede tener inspiración autobiográfica en algunos paisajes. Lo curioso de esta publicación es que aún no la ha presentado, ha vendido más de 1,000 copias impresas y un buen número en Internet. El asombro es del propio doctor Lam, quien cree que se va a atrever a presentar la obra socialmente. Ya sabe, por los resultados, que no es necesario, pero su formación le indica que hay que rendir honor a los protocolos de las letras. Queda en deuda la lectura completa y comentarios de la novela para esta revista.

Por lo pronto, buen viento a Colón Puerto Libre. Y buena mar. Es justo y necesario.

 

Last modified: 21/12/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen