Mujeres que desafían estereotipos

Written by | Mujer

Parece que las desigualdades entre hombres y mujeres en los puestos de trabajo van quedando atrás. El género no debería afectar las posibilidades de obtener un empleo y recibir un salario justo, pero sigue siendo tema de importancia en muchos lugares. Mientras, si hablamos de liderazgo, las féminas destacan por su capacidad de negociación, será por eso que en Panamá, a pesar de que son minoría en la fuerza laboral se destacan en puestos de jefaturas y gerenciales. Hoy Pauta presenta dos de esas historias. Son damas que hablan cuán fuerte debieron ser para alcanzar lo que ellas han logrado hasta ahora.

Por: Karin Caballero

karin.caballero@grupopauta.net

Trabajar con autos, aviones, tractores o ganado, son labores que relacionamos con los hombres. Pero hay mujeres que han conseguido romper esos estereotipos y actualmente encontramos a muchas de ellas en empresas industriales o de transporte. Aseguran, que aunque esto se traduzca a pasar menos tiempo con la familia, es mayor la recompensa de destacarse en competencias en todos los niveles, para demostrar que son capaces dentro y fuera del hogar.

Este avance es muy importante porque la remuneración que reciben la utilizan en nuevas posibilidades de progreso para su familia. Destacan que los horarios de trabajo limitan el tiempo que pasan con sus hijos y que aunque se vea como una dificultad, esta es superada con darles un aprendizaje ejemplar y por supuesto demostrar sus capacidades donde muchas veces han invertido tiempo y estudios.

Después todo va cambiando, aunque todavía existen mujeres que encuentran su primer freno dentro de su propio ambiente familiar. Reconocer trabajos poco tradicionales resulta difícil tanto para hombres como para mujeres, pero la situación económica ha hecho que los empleos estén siendo ocupados sin importar el sexo.

Que existan más mujeres en cargos que antes eran pensados para hombres contribuye a la reducción de brechas laborales, de salarios y a mejorar un país en desarrollo. Por ejemplo, en Panamá encontramos conductoras del Metro, Metrobus, en minerías, servicio aeronaval, pilotos de avión y hasta jefas de taller.

El sueño de una niña

Cuando subimos a un avión nunca nos pasa por la mente preguntarnos si es un hombre o una mujer quién nos llevará a nuestro destino. Solo, hasta que escuchamos el altavoz podemos darnos cuenta y habrá quienes no le presten importancia y otros tendrán recelo, pero solo por el hecho de que a escala mundial (2017) tan solo el 3% de las mujeres son pilotos y pocas de ellas tienen el rango de comandante.

En la Compañía Panameña de Aviación, S.A, (COPA), hay una buena representación femenina. Rita González, es una de ellas, soñó con ser piloto desde que era una niña y aunque sus padres trataron de persuadirla para que no escogiera esa carrera, un viaje familiar al exterior hizo que este sueño se hiciera más grande y alcanzara todos sus objetivos.

Primero entró en el Instituto de Aviación Albrook Flight School, una vez graduada empezó a acumular horas de vuelo en aviones comerciales ya que eso es lo que garantiza la experiencia de un piloto, muy requerida para entrar a COPA, que era su segunda meta. Recuerda que tuvo que aplicar varias veces, ya que antes no existía tanta demanda y eran pocos los que entraban cada dos años. Pero en el 2005 fue la vencida, entró en un grupo donde solo había cuatro mujeres y ella tan solo contaba con 22 años.

Existirán cosas que los pilotos no le contarán nunca a un viajero, pero Rita González, nos cuenta de ese primer vuelo de instrucción ya siendo primer oficial dentro de la empresa. Fue a Buenos Aires, para ella fue el más largo de su vida, pero fue justo lo necesario para aprender y poner en practica todos su conocimientos.

De ahí en adelante nunca se detuvo, siempre fue por más. Su siguiente paso era convertirse en capitán y  lo logró. Se trata de una mujer tomando la última decisión en un vuelo que carga decenas de personas a 42 mil pies de altura. Aunque se le presenten percances como el que tuvo una vez en el aeropuerto de Quito, Ecuador, donde hizo dos intentos de aterrizaje pero las condiciones climáticas no se lo permitían. Una vez en el aeropuerto alterno unos pasajeros decidieron bajar del avión aduciendo que por ser mujeres (la copiloto también era fémina) no sabían manejar el avión.

Más alejado de la realidad, la experiencia de Rita Gonzalez le hace olvidar la suma de horas de vuelo que lleva ahora. Labora con el mismo entusiasmo que lo hacen sus compañeros varones y se nota la camaradería en el recinto donde se realiza esta entrevista donde vemos más hombres uniformados preparándose para su siguiente vuelo.

“El secreto de llevar una carrera como esta es trabajar con respeto, siguiendo todos los procedimientos de seguridad en igualdad de mis pares”, argumenta González. Y es que no sólo se trata de su propia vida, sino de la de muchas más personas, incluidas las de sus dos hijas, que la esperan siempre después de cada vuelo.

En medio de ese trabajo como piloto que puede llegar a ser agotador, Rita también decidió ser madre. Nathalia ya tiene cinco años de ver a su mamá ir y venir.  Junto a su hermanita Thalía disfrutan y comparten el tiempo de calidad cuando su madre está en casa. Asegura que se trata de mucha organización, junto a su esposo, Toby Centella, programa sus días libres y trabajan en equipo, pero esta vez para su empresa familiar.

Gracias a sus dos embarazos descubrió otra vocación. Cuando las pilotos están en gestación no pueden estar en cabina por temas de seguridad, así que son dirigidas a trabajos administrativos. De todos ellos, Rita escogió ser trasladada al área de instrucción, y ahí siendo una mujer pequeña, y en estado gravidez, todos los que iban a recibir clases se sorprendían.

Oriunda de la Villa de Los Santos, extraña que los niños de ahora no puedan disfrutar de comer frutas directos del árbol, del contacto con los animales y de la playa a unos cuantos pasos como lo hizo ella. Por eso cada vez que puede se va donde su mamá, a comer el mejor arroz con pollo que conoce.

En ese mismo lugar donde aprovecha todo el tiempo en familia, pues sabe que en cualquier momento tiene que volver a dirigir un avión. Quizás esta vez sea a alguno de sus destinos favoritos, Brasil o el Caribe.

Ahora con el objetivo de siempre regresar a casa, no sin antes haber cumplido con la satisfacción de transportar gente. Donde la sensación de aterrizar el avión y ver las caras de felicidad de los pasajeros al salir la llena y aún más cuando la felicitan por ser mujer.

De tenacidades y autos

Por otro lado en la industria del automóvil las competencias de las mujeres han demostrado no sólo ser competitivas sino que tienen una participación perseverante. Y es asimismo como se describe la gerente nacional de servicios de Petroautos, Milena Maestre, que no tiene de más su apellido, pues tal como es su significado lleva a cargo unas 194 personas de ocho sucursales en todo el país. Sus 20 años de experiencia en el rubro de autos lo dice todo.

Los nuevos estándares han demostrado que el éxito no se basa en el género sino en el profesionalismo con el que se conduce una mujer como Maestre. Creció en una familia dominada por mujeres, donde su madre inculcó la importancia de estudiar pues era la única herencia que le dejaba. Amante de las matemáticas y la organización escogió una carrera en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) que tuviera que ver con las dos cosas. Todavía recuerda ese primer día de clases el salón de mecánica industrial donde solo había cinco chicas contándola a ella.

De su carrera pudo haber entrado a laborar en cualquier industria, pero ingresó en el mundo de los autos y ahí se enamoró. En medio de todo, nunca dejó de prepararse académicamente, fue por un postgrado en alta gerencia, una maestría en administración y otro postgrado en evaluación de proyectos de inversión.

Tenía 24 años cuando comenzó a adquirir experiencia y fue tanta que ha ocupado cargos gerenciales en las tres importantes empresas automotrices para las que ha laborado en Panamá. Al preguntarle cómo ha hecho para sobrevivir en ese mundo que dicen es de hombres, responde: “Todo está en nunca sentirse menos, ni más que los hombres. Recuerdo en mis inicios fue difícil, recién graduada, como encargada debía pedir reportes que algunas veces no eran aceptados quizás porque me veían tan joven. Pero la clave está en trabajar con empatía y reconocer que todos los trabajos son importantes y que son un equipo”.

Estos datos son importantes para la convivencia laboral, más cuando se trata de un área de servicio como la de Petroautos donde prácticamente se realiza la segunda venta de un auto. “Un cliente después que adquier un auto nuevo, lo que quiere es seguir manteniéndolo igual, por eso es muy importante el servicio de taller y mantenimiento de una empresa automotriz”, argumenta Maestre. Quien ha dejado en alto a la empresa obteniendo premios internacionales de mejor atención al cliente.

Antes de poder describirse con una sola palabra, Milena Maestre, respira, piensa, analiza y responde que es tenaz. Cuando se propone algo, no descansa hasta conseguir su objetivo y ahora puede asegurar que su mamá tenía toda la razón respecto a los estudios. Con esa misma lección de vida pretende criar a sus dos hijos, junto a su esposo Armando Ayala que le brinda un apoyo incondicional.

Indica que en la labor de madre, esposa y profesional le toca priorizar, que mientras está en su trabajo tienen que ser horas eficientes y productivas, para así mismo poder llegar a casa atender a sus hijos y ayudarlos con sus deberes escolares.

También es tema de organización, porque siempre tiene un escape a su rinconcito favorito de la casa, ese pequeño taller, donde desarrolla ese lado manual que mantiene, creando vinchas para su hija, tarjetas para la familia o para regalar.

Esa es su forma de quitar el estrés de un día agotador, porque sabe que al día siguiente hay uno nuevo que aunque tenga ya dominado su lugar de trabajo nuevas cosas pueden presentarse y tiene que enfrentarlas de pie y en tacones como toda mujer profesional.

Last modified: 04/06/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen