Futuro musical en la era digital

Como en muchas otras industrias el negocio musical ha dado giros importantes, todo por ir de la mano con la tecnología, pero a la vez ha tenido que luchar para mantener su esencia. La nueva generación no conoció el LP, no pasó por los casetes y ahora, ya casi ni se venden discos compactos. Mientras más gente consuma música a través de Internet, más retos tendrán los creadores musicales que deben buscar el equilibrio entre producir música y recibir la compensación del consumidor de forma justa.

Por: Karin Caballero

@periodistaKarin

Todos hablan acerca de las ventajas competitivas que la transformación digital ofrece a las compañías y cabe destacar que la cultura tecnológica no es una opción, sino una forma de progresar.  Una evolución que trae consigo grandes luchas, como la de Shawn Fanning, que en 1999 desató un fenómeno innovador con Napster, la primera aplicación que permitiría intercambiar archivos de música entre usuarios de todo el mundo.

No sólo eso, al año siguiente ya eran más de 70 millones de usuarios suscritos al software y como era de esperarse, esto trastocó la industria musical. En ese momento las discográficas controlaban al 100% el mercado mundial y casi que obligaban a consumir sólo lo que ellos distribuían y como ellos querían.

Con demandas por violación a la ley de propiedad intelectual, Napster, no duró mucho, pero sin duda dejó la chispa encendida para que nacieran posteriormente iTunes, Spotify, Youtube y otras tantas aplicaciones de streaming. Entonces todos los consumidores se convirtieron en seres ilegales, consumiendo gratis lo que antes les costaba dinero.

Después de la aplastante avalancha tecnológica finalmente la producción musical tuvo que adoptar la frase “Si no puedes con el enemigo, únetele” y dejó por fin de controlar la clave de todo su negocio: el canal de distribución. Al final esto resultaba mejor que ser ultrajados por la piratería y el contrabando.

Ahora la gente puede escuchar lo que quiera, donde quiera por una módica cantidad de dinero al mes o hasta gratis sin que sea necesaria la descarga. Así el streaming se convierte en una parte importante de este pastel de la industria de la música.

Así mismo servicios como YouTube han terminado de demostrar que el viejo modelo es muy distinto al de hoy. Cualquier persona con un instrumento musical o hasta sin él, en un ordenador y con acceso a Internet es capaz de producir pistas musicales de gran éxito. Además, puede subirlas de inmediato a la web.

Llegamos al punto entonces que los talentos que antes eran controlados por agencias y discográficas ahora salen a la luz de forma autónoma con una mínima inversión y logran éxito con apoyo de las redes sociales.

La industria musical y sus actores han tenido que adaptarse a esta nueva realidad. Aunque las discográficas con los derechos de autor en sus manos, siguen llevándose la mayor parte de los ingresos por eso ven en el crecimiento de las apps una mina de oro. Los pequeños artistas por su parte, se dieron cuenta que están a un clic de un enorme público potencial.

Hasta los grandes cantantes y grupos utilizan Spotify para llegar a más cantidad de personas, el objetivo para ellos es estar en las listas de reproducción que la aplicación crea a diario. Todos ganan.

Panamá no escapa de esta realidad, los del patio han tenido que reinventarse y diversificarse, utilizando Internet como herramienta en sus sellos independientes. De esta forma logran una difusión global de sus creaciones musicales y así es como dejan el nombre del país muy alto.

Pauta presenta hoy tres historias de éxito. Es una mezcla de juventud, experiencia y versatilidad; donde la innovación, creatividad y buena música son los elementos con los que se posicionan en el mercado musical.

 

Dani Mellado

Experiencia mata tiempo

Decidió estudiar música en la Universidad de Panamá por la influencia que traía desde pequeño. Su primer trabajo al graduarse tuvo que ver con producción, sin ser amante de la tecnología se adaptó a ella porque sabía era la compañera perfecta en la orbe musical.

Dani Mellado acompañó a varias orquestas nacionales en la guitarra y como todo joven buscó direccionar su profesión, hasta que logró el balance perfecto entre hacer shows en vivo y producir música. Así es como en el 2005 fundó Trylogy Studio, junto a Mario Spinalli y Eduardo Bosano, de ahí el nombre. Inició en la sala de un apartamento con una computadora, una guitarra y un piano que aún conserva.

Su primer disco grabado fue con Gretel Garibaldi, pero también trabajó con otros del patio como Alejandro Lagrotta, Manuel Araúz, Ingrid de Icaza, Joe Montana, los hermanos Gaitanes y el grupo Afrodisíaco que recientemente lo llevó hasta Las Vegas, Nevada, por estar nominados al Grammy Latino 2018.

Comenta que en su caso tuvo que diversificarse para mantenerse. Servicios como producción, grabación, mezcla, master y la asesoría bajo altos estándares de calidad nacional e internacional, son su carta de presentación.

Admite que es un trabajo duro y arduo, pero gracias a todo lo que ofrecen y con el apoyo de Internet hasta brindan asesorías online. Respecto a la distribución digital comenta que es la forma más económica para que un artista se promocione, por ejemplo, en la tienda de música Cd Baby, especializada en la venta de discos compactos físicos y descarga digital, se puede subir una canción por tan solo 9.95 dólares.

“Hay una industria efervescente, aunque cada uno está por su lado. Por eso, hemos pensado en unificar todo lo que necesita un artista, desde la producción, el video, la publicidad y el mercadeo; poco a poco se está logrando, pero hay mucho qué hacer”, comenta Dani Mellado.

Es de la idea que también hay que reforzar el tema de educación en música, con especialización en acústica. Pero considera que en conjunto Panamá ha avanzado mucho, ya que tenemos artistas de calidad internacional. Cuando viene algún artista a un concierto puede armar su banda musical con artistas o bandas locales por lo multifacéticos que son.

Por eso, se entusiasma mucho en seguir trabajando con esfuerzo y dedicación. Estudiando muy a fondo el poder trasladar su estudio a otras esferas del mercado, con la meta de llevar siempre calidad y compartir experiencia.

 

Abi Melechh

De Panamá para el mundo

Creció en medio de la revolución musical, quizás eso dio pie a que sus padres amantes de este arte, prácticamente lo obligaran desde los 5 años a estudiar piano de forma clásica y otros instrumentos. No fue hasta los 9 que en medio de una cena familiar, al ver el derroche de aplausos luego de interpretar una pieza en el piano del restaurante hizo clic con la música. Así descubrió que le encantaba.

Ahora a sus 23 años ya ha recorrido varios países de Europa, África y América recalcando siempre que es de Panamá. Esto último lo resalta ya que a donde va sorprende por ser un desarrollador de música electrónica. “Todos piensan que aquí solo se hace reggae y demuestro entonces que nos es así”, indica el artista.

El también dj productor fusiona su especialidad con otros ritmos lo que ha dejado en los oídos de quienes lo escuchan algo novedoso. Experimentó en su adolescencia con diferentes bandas de metal, hasta que llegó a la electrónica.

Siempre le gustó escuchar y tocar música no tradicional. Estudió publicidad con diseño gráfico, tiene un técnico en ingeniería de audio de Point Blank, Londres y ahora está estudiando marketing digital, lo que lo hace un paquete completo para la industria y eso es lo que se está necesitando actualmente.

A pesar de lo joven que es, reconoce la evolución que ha tenido en la música y considera que espacios como YouTube y Spotify, lo que hace es equiparar a todos en el mismo juego. “Tanto una artista de renombre como Beyoncé, como uno emergente, pueden competir en la misma aplicación y darse a conocer, esto es igualdad”, explica.

De esta manera la música se convierte en un mundo impredecible. Un negocio que une a sus actores cada vez más, pero a la vez los hace más exigentes y creativos. Mientras, Abi Melechh sigue combinando ritmos latinos, con africanos y hasta anglos. También le mete piano o algún instrumento exótico que haya traído de sus viajes. El objetivo es lograr una canción internacional en todos los sentidos, para que sea escuchada en todas partes del mundo.

Internet siempre está ahí para este artista, por eso tiene presencia en todas las redes sociales utilizando Abi Melechh, que es su segundo nombre y se convirtió en el artístico. Para escucharlo sólo debes entrar a YouTube, Spotify o SoundCloud, demostrando que es un post millenials capaz de hacer grandes cosas y colaboraciones internacionales por medio de Internet.

 

Entre Nos

Pensando en el futuro

Robert Spratt, Juan Raúl Gómez, Luis Gómez y Ricardo Duque, son otros chicos de la generación Z que están transformando la música en Panamá con su banda “Entre Nos”. Nacieron con el chip de la tecnología y lo adaptaron a sus pasiones. Tocaron desde muy jóvenes, pero una vez fuera del país para estudiar tuvieron que apoyarse en las pantallas digitales para idear y crear sus melodías.

De este modo, Robert Spratt en la voz, Luis Felipe en la guitarra, Ricardo Duque en la batería y Juan Raúl Gómez en el bajo, lograron sacar a mediados de este año su primer disco denominado Tropical Twista. Fue mezclado en Panamá en Piso 3 Studios, masterizado en Argentina y grabado en otros estudios; lo que acentúa como se produce la música en la actualidad.

Estos jóvenes reconocen que ahora todo lo pueden hacer a través de Internet, pero aun así decidieron sacar un Cd que es la carta de presentación ante su público. Para lograrlo tuvieron que hacer antes, varios show en vivo y ahorrar algo de dinero.

Como si se hubieran puesto de acuerdo para armar una empresa, Luis Felipe estudia música, Robert mercadeo, Ricardo derecho y Juan Raúl negocios. En medio de sus estudios mantienen viva la música, conectados por horas a través del Skype para armar sus canciones.

Crecieron con tanta influencia musical que quizás de ahí nace su fusión reggae-funk. Indican que se inspiraron en artistas del patio como El Kid, Nando Boom, El General y los Rabanes.

Sin duda para ellos la apuesta es digital, se apoyan en Apple Music, Amazon y Youtube para llegar a países como México, Chile, Colombia y Perú; donde son muy escuchados. “Estas distribuidoras tienen sus pros y contras, vendemos menos cds, pero es que ya nadie compra, a cambio tenemos la facilidad de que nos descubran más fácilmente en otros mercados”, afirman.

Así la industria de la música grabada se ha visto transformada radicalmente, pero aún falta mucho para que se dé el paso definitivo y se deje atrás el mundo físico. No obstante, la música grabada  cuenta con más ingresos y como en otros segmentos de la industria, el directo o en vivo adquiere mayor importancia.

Pero no es más que las relaciones entre el público y la música el hilo de esta transformación y cómo los servicios y las funciones permiten a los usuarios, jugar con las melodías y no limitarse a escucharlas. Esto se está convirtiendo en el centro de la atención al paso de la era digital.

 

 

Last modified: 20/12/2018

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen