Guerreras de la sostenibilidad

Written by | Actualidad

El rol femenino en la gestión de la RSE parece crecer cada día más en las organizaciones, producto tal vez de la amplia sensibilidad de las mujeres y su tradicional vinculación con las causas sociales. Hoy, la vieja filantropía del pasado ha cambiado con la incorporación de temas sociales y ambientales, asertivamente gerenciados por mujeres que buscan la sostenibilidad de sus organizaciones. Pauta entrevistó a tres de ellas: Vicky Riaño, Nelly Rangel y Laury de Alfaro.

Por: Hugo Santaromita

@HugoSantaromita 

La ejecución de políticas de RSE en la mayoría de las organizaciones en Panamá tiene manos femeninas. No es una simple presunción, sino una evidencia palpable al ver cómo el mercado está poblado de mujeres con participación acertada en esta área de importante crecimiento en los últimos años. Pareciera que la creciente participación femenina en RSE quizás se deba a la antigua tradición filantrópica de una actividad que, en el pasado, ejercían casi sin oposición las mujeres, aunque esa tendencia ha cambiado radicalmente.

La RSE se construyó, en su inicio, como un espacio para canalizar iniciativas de desarrollo comunitario y solidario. Las áreas de gestión avanzaron con mayoría femenina en liderazgo y equipos de trabajo. La mujer se destacó allí con su amplia sensibilidad social. Hoy, la historia tiene otro cariz: la RSE evoluciona hacia el diseño e implementación de estrategias de sustentabilidad. Con el surgimiento a nivel global de la preocupación por los temas sociales, ambientales y un desarrollo económico más inclusivo, se va requiriendo un mayor conocimiento y especialización en temas técnicos.

Esto genera que el campo de acción se amplíe tanto a hombres como las mujeres.

Hoy, la RSE es una actividad de gestión empresarial mucho más transversal, aunque al tratarse de un área de mucha vinculación, aprovecha muy bien las capacidades empáticas en las que destacan las mujeres. Por ello, Pauta contactó a tres de ellas, líderes las tres en sus respectivas empresas: Vicky Riaño, de Telefónica; Nelly Rangel, de Cervecería Nacional, y Laury de Alfaro, de Grupo Melo. La única diferencia es, sin duda, el rubro al cual se dedican sus organizaciones, pero las une la RSE como un factor de ineludible propósito para el crecimiento y el desarrollo.

Para Nelly Rangel, si bien es cierto que las grandes empresas llevan el liderazgo en implementación de estrategias de sostenibilidad, no es menos cierto que las pequeñas empresas están haciendo avances significativos a paso calmo pero certero, “ya sea porque se han percatado de que sin un propósito sus productos o servicios no tendrán mercado en los años venideros”. A su juicio, la tendencia exponencial de incremento en compradores que eligen marcas con propósito que aporten a la sociedad obliga ahora a las empresas a  implementar buenas prácticas en materia social y ambiental, tanto interna como externamente.

Señala que en Panamá el camino por recorrer aún es largo, “pero es importante tener en cuenta que buena parte de los líderes de los sectores empresariales y gubernamentales están sensibilizados y comprenden su rol estratégico en la construcción de una sociedad que prospere en los ámbitos social y ambiental, al mismo ritmo que lo ha hecho en el ámbito económico”.

Para la ejecutiva, hay dos retos importantes por delante. Uno es terminar de romper el paradigma gerencial de que la implementación de una estrategia de sostenibilidad impacta social y ambientalmente, pero que no revierte en fortalecimiento económico para el negocio.  El otro reto –dice- es seguir avanzando como sociedad en el cambio de conciencia ciudadana sobre el impacto de las acciones de cada individuo, y entender que la única manera de resolver el problema social y ambiental que nos aqueja es asumir responsabilidad y tomar parte en la solución, en contraposición a esperar que alguien lo resuelva.

Para ello, Rangel no puede dejar de mencionar programas como ReponsableMente, Camino al Progreso, Negocios Responsables y Vía Responsable, que en los ùltimos años han impactado a cientos de miles de personas. “Queremos honrar nuestro compromiso con la comunidad mediante la implementación de nuestra estrategia Juntos por un Mundo Mejor, que se traduce en tres líneas de acción,  un Mundo Limpio, un Mundo Creciente y un Mundo Saludable”, destaca la directora de Sostenibilidad y Comunicaciones Externas de Cervecería Nacional.

Por su parte, Vicky Riaño sostiene que cada día en Panamá se suman más empresas que se interesan por la sostenibilidad y valoran su importancia dentro de su gestión. “Gestionar de manera sostenible una empresa o  institución no tiene nada que ver con el tamaño de ella misma, sino con la creencia y poner en valor ser responsables con el entorno que nos rodea y que esta gestión repercuta en el éxito del negocio”, dice convencida la directora de Sostenibilidad de la Fundación Telefónica Centroamérica.

En su opinión, “todavía nos falta por crear más cultura de sostenibilidad, pero también hemos avanzado”.  Y puso como ejemplo a Telefónica, una empresa que genera siete empleos por cada trabajador contratado a nivel global. “En diversidad, tenemos 15 nacionalidades distintas en Centroamérica, mientras que en Panamá el 43 por ciento de los colaboradores son mujeres, el 42 por ciento son menores de 34 años y el 63 por ciento de los miembros del comité de dirección son mujeres”.

Señala Riaño que la sostenibilidad hace posible la continuidad de los negocios, y cada vez más empresarios incorporan esta visión en su gestión empresarial. “El mundo hoy día -dice- no sólo quiere conocer cuánto genera una empresa desde el punto de vista financiero, sino que exige transparencia en la forma en que lo hace”. Sostiene que los stakeholders esperan una relación basada en la confianza que es generada por una gestión transparente y honesta.

A su juicio, las empresas deben poder gestionar sus posibles riesgos y potenciar sus oportunidades, y estos retos en materia de sostenibilidad deben ser identificados en un plan transversal de RSE que les permita gestionarlos en las diferentes áreas. En este sentido, destaca que las iniciativas de inversión sostenible buscan impulsar soluciones para abordar infinidad de desafíos globales, establecidos en los ODS. “Para ello, se requiere gestionar responsablemente y que esa gestión cruce a través de toda la organización”.

Entre tanto, Laury de Alfaro, de Grupo Melo, reseña con orgullo que hace un par de años el Reputation Institute colocó a la organización que dirige como la segunda empresa con mayor reputación en Panamá. “No estábamos compitiendo para eso. Simplemente salió. Eso demuestra el trabajo que hacemos en buenas prácticas”, dice ufana la directiva de su empresa, que hoy cuenta con seis mil colaboradores que se desempeñan en áreas como avicultura, agricultura, comercio y producción, con granjas y almacenes en todas las provincias del país.

Melo ha sido la primera empresa en Panamá en establecer una convención colectiva para sus trabajadores, tanto sindicalizados como no sindicalizados, con beneficios laborales por encima del promedio. Cuenta también con una hidroeléctrica en Cerro Azul y un parque solar en La Mesa de Pacora y, además, impulsa un plan de reforestación a escala nacional desde hace muchos años.

“Afectamos positivamente a más de un millón de personas y ayudamos a más de 15 mil en el área educativa. Los factores se multiplican, y eso nos llena de orgullo”, señala la Chief Operating Officer del Grupo Melo, empresa que hace poco lanzó una herramienta que mide la cantidad de personas beneficiadas por las buenas prácticas de la compañía, calcula lo que se invierte y cuantifica resultados.

Según la directiva, la empresa realizaba un reporte desde que se sumó a la Red Pacto Global, pero ahora éste se ve perfeccionado con esta nueva herramienta que mide la transversalidad entre todas sus áreas, entre ellas control de calidad y derechos laborales. “La herramienta ha arrojado que cumplimos con doce de los ODS, y eso nos llena de orgullo”.

Destaca Alfaro que el entorno de negocios en Panamá ha cambiado, y las empresas también deben cambiar, sino mueren en el camino. “Nosotros lo hemos practicado desde el principio con nuestros colaboradores, clientes y comunidades involucradas”. Para la entrevistada, el factor multiplicador es el motivador principal de todas las políticas de RSE que se implementen, ya que el efecto exponencial puede beneficiar a todas las personas relacionadas con los trabajadores de la empresa.

 

 

Last modified: 11/10/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen