Industrias creativas El impulso de la economía naranja

Written by | Actualidad

Luego de pasar por un veto presidencial en el gobierno de Ricardo Martinelli, y dormir engavetado en el pasado periodo gubernamental, la creación del ministerio de Cultura tuvo el espaldarazo del denominado buen gobierno y empieza con pasos firmes hacia la construcción de un camino que promete darle el sitial exponencial a la cultura panameña con la tarea de demostrar que las industrias creativas también mueven la economía.

gina.buendia@grupopauta.net

Carlos Aguilar, primer Ministro de Cultura de Panamá.

El gran paso ya se dio.  Carlos Aguilar es el nuevo ministro de Cultura e inició esta tarea con labores claras y metas precisas.  Ya era hora que los artistas tuvieran voz y voto en el gabinete, dice emocionado, y asegura que esto definitivamente hará  la diferencia. 

Entre sus planes está rescatar lo que en sus inicios hizo el Instituto Nacional de Cultura Inac, que estuvo enfocada en todos los rincones del país, en donde se hizo cine móvil y muchos otros proyectos que se fueron perdiendo y hay que rescatar.  Para ello, se están creando nuevas direcciones como la de artesanías y la dirección de derecho de autor, derechos culturares y otras,  que ayudarán en la misión de generar identidad, autoestima y todas esas características que asegura Aguilar, genera la cultura en sus ciudadanos.

Se preparan para  apoyar a los músicos panameños con fondos necesarios para capacitarse y para exportar el talento, pero sobre todo posicionarlos en Panamá y que los ciudadanos admiren su música y composiciones.

Carlos Aguilar es un fiel creyente que el conglomerado que abarca la cultura genera no solo desarrollo social, sino además, riqueza económica. 

La economía naranja

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un informe diagnóstico sobre las industrias creativas en Panamá deja en evidencia que en efecto el  desarrollo de este sector conlleva beneficios económicos y sociales para un país. De acuerdo a la UNESCO, las industrias creativas “contribuyen a la estructura social de una ciudad, la diversidad cultural, la mejora de la vida diaria, refuerzan sus comunidades y ayudan a la definición de una identidad común”.

 Para su desarrollo, las industrias creativas requieren que el sector público ejerza un papel activo en su promoción. Sin embargo, ese papel  debe encontrar un equilibrio con la iniciativa del sector privado y las singularidades de la cultura de cada país.

En el estudio el BID revela que el acceso a financiamiento es uno de los principales obstáculos para el desarrollo de empresas de las industrias creativas. Existen dos elementos que explican la persistencia de esta problemática: por un lado, la percepción de que las actividades creativas son de alto riesgo financiero; y por el otro, la inexistencia, en muchos casos, de activos tangibles que puedan servir de colateral. Si bien el acceso al crédito y a los productos financieros en las industrias creativas también es limitado en los países desarrollados, este se ve exacerbado en países en desarrollo, especialmente en las áreas rurales.

Panamá en cifras

El Banco Interamericano de Desarrollo deja claro que una de los problemas a la hora de medir algún sector en Panamá es la falta de información estadística.

A diferencia de otros sectores en la economía, no hay suficiente información estadística detallada en las cuentas nacionales de las actividades relacionadas con las industrias creativas para poder tener una medición completa del desempeño del sector.

Y es precisamente por eso, que el estudio de la contribución económica de las industrias creativas en Panamá  ha recibido poca atención por parte de los investigadores, debido principalmente a la falta de información estadística disponible.

El estudio más reciente relacionado con las industrias creativas en Panamá fue elaborado para la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI, 2009) y evaluó la contribución económica de las industrias relacionadas con los derechos de  en el valor agregado, el empleo y el comercio.

En el caso de las industrias creativas, por ejemplo, no se incluyen las actividades de comercio de bienes y servicios creativos ni aquellas que permiten su elaboración, como las computadoras, libros, textiles, la telefonía, entre otros, catalogadas por la OMPI como “industrias de soporte no dedicadas”. Asimismo, en las industrias relacionadas con los derechos de autor no se incluyen actividades del área de soporte para la creatividad que sí se incluyen en las industrias creativas.

Otro rasgo particular del estudio de la OMPI es el uso de factores de ajuste (copyright factor) para estimar la intensidad de la aplicación de derechos de autor en algunas actividades económicas de las que no había suficiente información en las estadísticas nacionales. Los valores de los coeficientes usados fueron tomados de un estudio para la economía de Colombia, lo que refleja la dificultad para obtener evidencia estadística de las industrias creativas.

Basado en la poca información existente, el estudio de la OMPI estimó que las industrias relacionadas con los derechos de autor representaron el 6,4% del valor agregado real generado en la economía panameña y el 3,2% de la población ocupada en el 2006. Asimismo, se estimó que el grupo de actividades relacionadas con la prensa y publicaciones representan la mayoría del total del valor agregado generado por esta industria (28,4%), seguido de las relacionadas con los programas informáticos y bases de datos (9,0%), y la radio y televisión (8,2%). De igual modo, respecto al empleo, las actividades relacionadas con la prensa y publicaciones fueron las que más contribuyeron (19,1%), seguidas de las actividades de fotografía y cinematografía (17,1%), y la producción de música, teatro y de óperas (11,2%).

Según los datos de la Encuesta Anual entre Empresas no Financieras, en el 2014 hubo 545 empresas con cinco y más personas empleadas dentro de las industrias creativas. Esto representó el 6,0% del total de empresas no financieras ni agrícolas de ese año. En cuanto a los grupos, la mayoría de las empresas se concentraron en las creaciones funcionales, nuevos medios y software (39,8%) y las industrias culturales convencionales (29,9%). De igual modo, respecto a las actividades individuales, las actividades de diseño (17,1%), editorial (18,2%), y turismo y patrimonio cultural material e inmaterial (15,6%) representaron la mayoría.

En comparación con el resto de los sectores económicos, las industrias creativas fueron el sexto sector con mayor número de empresas asociadas, solo superado por las actividades de mayor importancia en el PIB (transporte, comercio y construcción), los hoteles y restaurantes, y las industrias manufactureras. Asimismo, el número de empresas de las industrias creativas fue equivalente a la suma de las empresas de silvicultura y pesca; suministro de agua y saneamiento; suministro de electricidad, gas y relacionados; minería; comunicaciones y enseñanza.

Los hallazgos del estudio demuestran que las industrias creativas son un sector con potencial para generar crecimiento a través del impacto multiplicador. Algunas de las actividades de este sector con un mayor potencial a través de su impacto multiplicador, pero con un nivel bajo de producción, son las actividades de patrimonio cultural, las artes escénicas y espectáculos y las actividades de cine, televisión, video y música. Sin embargo, para fomentar las industrias creativas es necesario establecer un plan estratégico que tenga como base la medición sistemática de la producción, el valor agregado, empleo y número de empresas para identificar con mayor exactitud el desempeño y potencial de cada una de las actividades creativas. Además, una evaluación cuantitativa permite valorar la efectividad de las políticas implementadas.

El ministerio de Cultura, tendrá la tarea de buscar los mecanismos para medir y tener información estadística más cercana a la realidad,  pues les ayudará a trazar el plan estratégico u hoja de ruta para fomentar las industrias creativas.

El BID recomienda en su informe, que se debe considerar también el papel que ha cumplido el sector privado en el establecimiento de redes de emprendimiento e iniciativas que impulsan el valor, la demanda y las inversiones en las industrias creativas a través de instituciones facilitadoras que pueden complementar las políticas públicas. Asimismo, se debe tener en cuenta la importancia del crecimiento del sector turismo en el país en los últimos años en la creación de servicios creativos como eventos, ferias y festivales que intentan aprovechar esta demanda, ya que existen sinergias entre las industrias creativas y el turismo que permiten el desarrollo de oportunidades para estas dos industrias.

En conjunto con la evaluación de las industrias creativas y de las particularidades de Panamá, la elaboración de políticas debe tener en cuenta el marco de factores críticos establecidos por la UNESCO que inciden en el desarrollo de las industrias creativas, como el desarrollo de habilidades y capacidades, el acceso al financiamiento y conexiones trasnacionales. 

Last modified: 26/09/2019

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen