La diversidad no cabe en una talla.

Written by | Actualidad

Con el reciente escándalo por el sobrepeso de la representante de Canadá, Siera Bearchell, en el Miss Universo 2017 y sin irnos muy lejos la arremetida de opiniones en redes sociales porque una bloguera de moda dice haber escuchado a una reconocida modelo del patio hablando mal de otra mujer por tener sobrepeso, llegamos a la conclusión de que es un tema en boga pero que tiene mucho más que decir  y como muchos otros, siempre habrá quienes estén a favor o en contra.

Por: Karin Caballero
Karin.caballero@grupopauta.net
@periodistakarin

Parece que han ganado. Casi una gloria si resultan ser feministas. Las gordas ahora están en las pasarelas y más allá. Es un triunfo después de tanto trabajo, al fin se logró romper los estereotipos. Bueno, no tenemos que decir gordas, se oye y cae mal, tanto que me lo digan a mí y que le digan a mi editora flaca, todo lo contrario. Pues, gorda es casi un insulto, sin pensar que el diccionario de la Real Academia de la Lengua lo define como: de abundantes carnes  y su antónimo sería entonces ser de pocas carnes.

¿Cómo podríamos llamarles entonces, rellenas, gruesas, voluminosas? Suenan mejor, aunque no resultan muy vendibles. ¿Sabría una persona que Rellenas Girls es una tienda de ropa o una venta de donas? Para ese tipo de marketing tenían que buscar un nombre que atrajera, sin magnificar el peso; que fuera comercial para vender, porque al final de eso se trata.

Obesas u orondas también fue impensable, mejor algo en otro idioma, surgió en la reunión de creativos. Por supuesto en english, plus size ha existido siempre, mejor pongámoslo innovador y que suene lindo, curvies está bien, tienen curvas, la palabra curvy llegó para quedarse.

Y es que en los últimos años la revolución en defensa de las mujeres reales ha tenido auge. Las curvas  tienen su espacio y no solo se dice, se ve. Algunas firmas de moda apuestan por aumentar las tallas de sus prendas, otras han optado por no remarcar la talla X para una sección y mejor juntarla con las otras tallas existentes.

Pero, ¿qué significa ser curvy? Resulta difícil definirlo cuando no se sabe si se mide por la talla, el peso o las curvas que se tengan. La realidad es que ha resaltado que existe en el mundo, todo tipo de mujeres y que éstas en los últimos años han conquistado las pasarelas, algunas de las más renombradas capitales de moda y también han salido en portadas de revistas como Vogue.

Anteriormente era inimaginable ver a una modelo de talla grande en un comercial de televisión, el canon de belleza ha dado un giro y así mismo las curvys se han impuesto en nuestro país, tanto que hasta festivales se han creado. Pauta buscó la reacción de las organizadoras del Curvyfest, una de ellas Karla Prado-Montenegro, que empezó por contarnos que se debe entender que la palabra curvy reemplaza o suaviza la palabra gorda y que todo es cuestión de enfoque, ya que el término per se por su sutileza ha sido útil en el sentido de que, con el paso del tiempo ha ayudado y permitido que un gran número de mujeres que ejercen los mismos diversos roles que mujeres de otras tallas, sean visibles en una sociedad cuyos estereotipos se imponían sin sustento alguno sobre los estándares de lo que era socialmente aceptado y lo que no.

De ahí que surgiera el Curvyfest  en conversaciones con su amiga y socia, Giselle González, que indica que este es un evento en el que convergen la moda, la salud y la belleza enfocadas a las mujeres curvys y plus size, quienes usualmente se les dificultan más estos temas.

“Más cuando paradójicamente, la nueva palabra siga siendo un eufemismo y algunas mujeres curvys se ruboricen, incomoden, molesten u ofendan, al oír la palabra gorda”, menciona Prado. Indica además que acá el tema que se debe destacar es la aceptación de forma crucial frente a las libras de más o menos que se tenga. Agrega que esa aceptación debe ser responsable, es decir sin olvidar la salud y los cuidados que deben tener para ellas mismas, para que aunque tengan una talla grande, estén sanas, lo que se traduce a verse espectaculares.

Moda, realidad y paradigmas.

Según el psicólogo y coach organizacional Julio Mosquera-Stanziola, el mayor beneficio del boom curvy es que empodera a las mujeres a explorarse por dentro y aceptarse por fuera, para ayudar a que más féminas despierten su potencial personal y profesional y no se escondan detrás de las libras.

Dice también que lo más importante para una mujer curvy es que esté saludable y esa es una de las premisas del movimiento que considera de mayor impacto. “No se trata de justificar la obesidad, sino de ayudarlas a comprender que tener sobrepeso no tiene por qué convertirse en quienes son y que no es su única definición; es sólo una característica que poseen, como tener el cabello rubio o castaño”, recalca.

El movimiento curvy le dice a la mujer que está bien tener un cuerpo diferente mientras cuiden su salud y las motiva a sentirse bien en su propia piel diciéndoles que se pueden vestir a la moda sin importar su peso y que la actitud cuenta más que la talla de su vestido.

Para González, es una manera más trend de llamar a alguien que no es delgado o delgada. Ambas socias resaltan el hecho de que no están a favor de un estilo de vida poco saludable y esto no aplica solamente al sobrepeso, ya que puede estar mal de salud tanto una mujer con problemas de obesidad como una delgada puede tener  problemas de bulimia, anorexia o simplemente malos hábitos como fumar, tomar bebidas alcohólicas en exceso consumo excesivo de azúcares; entre otros.

Piky Zubieta, es otra de las defensoras de las mujeres con curvas que también han buscado sinónimos como el de gordibuenas. Ella es creadora de Entre Libras, un innovador segmento dentro del programa La Cáscara donde destaca de una forma jocosa y realista lo que viven las mujeres curvys pero buscando siempre el lado positivo a cada situación. Aconseja a sus iguales a vestirse de forma cómoda, no para gustarle a otra persona, sino que se sientan bien con lo que se pongan.

La incorporación de modelos de tallas grandes llegó hace poco a la televisión nacional y criticada a bajas voces aunque el otro extremo de mujeres súper delgadas en otro comercial de una tienda reconocida también fue bombardeado en redes sociales aduciendo que la mayoría de las panameñas no son así.

Este resulta el nuevo y emocionante cambio en la industria de la moda que abre las puertas a muchas mujeres como Karla y Giselle, emprendedoras que les ha costado el inicio de este empoderamiento, más cuando ambas llevan también su carrera profesional, la primera como abogada y la segunda como diseñadora gráfica.

El movimiento tampoco descarta a los hombres y por casualidad nuestro psicólogo entrevistado nos comenta que el mismo hace tiempo pesaba 300 libras y hoy día pesa la mitad, gracias a la cirugía bariátrica; sin embargo, se sentía igual o más feliz estando gordo. El peso no le dio más felicidad ni lo hizo mejor persona. Para él sólo lo hizo más saludable. Por eso aprueba este movimiento por el poder de sentirse felices con quienes son y no buscar la respuesta a su felicidad en la talla de su ropa.

Mientras la guerra sigue montada, entre prototipos por seguir en artistas como Adele y modelos de tallas grandes como Tess Holiday, Ashley Graham y Candice Huffine que convergen de igual manera entre la apertura de gimnasios por doquier a bajo costo o específicos para tallas grandes y la obsesión por la comida sana, el mensaje es contradictorio.

Por otro lado la afirmación de que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo que predisponen al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión y síndrome metabólico. La obesidad mórbida por otro lado es una enfermedad en sí misma, que puede llegar a incapacitar físicamente y requiere intervención médica multidisciplinaria y acorta la expectativa de vida. En pocas palabras, la obesidad puede matar.

En definitiva, el termino curvy lleva al final es a hacerse un autoanálisis y definirse como mujer, ¿nos sentimos más cómoda, cuando nos llaman flaca, gorda o curvy?. Sabiendo que indiferentemente de cómo nos llamen, el físico y las capacidades intelectuales también serán diferentes porque la diversidad no cabe en una talla, un nombre o estereotipo.

Last modified: 22/06/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen