MINIDEPÓSITOS: El negocio del resguardo de bienes

Written by | Actualidad

Actualmente operan en Panamá unas 15 empresas en el negocio del almacenaje en minidepósitos, que han venido creciendo conforme las necesidades del sector comercial y residencial. La pionera, Almacenajes, S.A., inició operaciones hace 35 años, luego han aparecido muchas empresas que ofrecen desde un locker hasta depósitos de 300 metros cuadrados, en espacios climatizados y con total seguridad. Pauta entrevistó a tres actores del negocio: Almacenajes, S.A., Mega Storage y Red Box, cada uno de distinto tamaño, pero, en líneas generales, con similar oferta de servicio.

El negocio del almacenaje en Panamá se desarrolla desde hace 35 años cuando la empresa Almacenajes, S.A., tomó la batuta mirando la experiencia surgida entonces en los Estados Unidos, país donde hoy se pueden ver muchas empresas de almacenaje en minidepósitos con muchos años de experiencia. “Mi padre, Carlos Valencia, fue un visionario, y fue en 1984 cuando decidió montar este negocio que hoy nos convierte en pioneros en Panamá”, dice orgullosa su hija, Marissa Valencia, gerente general de Almacenajes, S.A.

Desde entonces, son muchas las empresas que, a lo largo del trayecto, se han incorporado a este mercado, donde lo esencial es ofrecer espacios para guardar bienes de todo tipo, desde enseres del hogar para aquellos que se mudan dentro o fuera del país, pero que no quieren deshacerse de sus objetos materiales, hasta el sector comercial, donde una amplia gama de negocios está obligada a resguardar sus inventarios, ya sea por crecimiento, por mudanza o por cierre temporal. “El mercado da para todo, y nosotros tenemos la solución para cada una de las necesidades de los clientes”, refuerza Valencia.

Gran parte del negocio de los minidepósitos está vinculado al subsector residencial, principalmente por la ola migratoria que ha recibido Panamá en los últimos años. Por ejemplo, hay muchos extranjeros que aún no tienen casa propia y se ven obligados a mudarse frecuentemente, ya sea por incremento del alquiler o porque sencillamente buscan mejoras en sus condiciones de vida. En estas circunstancias, generalmente buscan la ayuda del almacenaje para resguardar sus enseres, en caso de que su nuevo hogar sea más pequeño y no tenga las condiciones de almacenaje del anterior. “También hay clientes extranjeros que desean irse por un largo tiempo del país y desean guardar sus bienes, desde muebles, ropa y documentos, hasta maquinarias, artefactos y línea blanca”, señala Carolina Sequeira, gerente general de Red Box, empresa que se constituyó en 2011 y hasta el momento opera una única sucursal ubicada en Juan Díaz.

Por su parte, Cynthia Colón, gerente general de Mega Storage, señala que sus cinco sucursales son edificios construidos bajo el concepto de “panel sandwich”, es decir, que cuentan con una estructura tipo foam entre la parte externa e interna, que sirve como aislante del calor y ayuda a mantener la temperatura interna. Esa pareciera ser la tónica con todos los edificios dedicados al almacenaje: el aislamiento que permite mantener una temperatura adecuada para preservar los bienes del deterioro.

El primer depósito de Mega Storage surgió en 2011 en San Francisco y, luego, en 2013, inauguró la sucursal en Colombia. Un año después, adquirieron el depósito de Galores, en la Transístmica, y ese mismo año se inauguró otra sucursal en Juan Díaz. La más joven es la de Condado del Rey, inaugurada en 2017. En total, son cuatro sucursales en la ciudad de Panamá y otra en Bogotá, Colombia. 

Por su parte, de Almacenajes, S.A., se puede decir que es la única empresa del sector que tiene sucursales en el país. La primera fue la que está ubicada en la Fernández de Córdoba, inaugurada en 1984, que dio pie al desarrollo de este servicio en Panamá. “Somos los más grandes del país. Tenemos 10 sucursales. Tenemos minidepósitos en Albrook, Río Abajo, Milla 8, San Antonio, Gorgona, Colón, Arraiján, David y, más recientemente, en Costa del Este”, apunta Valencia, cuya meta es arribar a los 100 mil metros cuadrados de depósitos alquilables en casi toda la geografía nacional.

Sequeira, de Red Box, señala que más importante que el precio es la seguridad que se le ofrece al cliente. “Nuestro edificio tiene un horario de 7:00 a.m a 10:00 p.m., con seguridad las 24 horas del día los siete días de la semana. Hacemos excepciones con aquellos clientes que, por su naturaleza, necesitan cargar sus enseres en la madrugada como, por ejemplo, organizadores de eventos o decoradores, para quienes se les habilita el acceso las 24 horas del día”, agrega la entrevistada.

El negocio es similar en casi todas las empresas. Se ofrecen desde “lockers” pequeños y medianos y maleteros de 1.5 metros cuadrados, hasta espacios de 300 metros cuadrados, pero todos los espacios contratados tienen las características de ser flexibles, mediante la remoción de paneles que permiten achicar o agrandar durante el tiempo de contrato. “Los tenemos fijos, pero los más usados son los que permiten ser modificados en su tamaño. Es una gran ventaja para los clientes”, asegura Sequeira, de Red Box.

Para Cynthia Colón, el negocio comenzó de forma muy atípica porque se inició atendiendo más a las Pymes cuando el país vivió un boom de estas pequeñas empresas. Señala que hoy el negocio está principalmente dirigido al sector residencial, aunque el perfil lo marca la ubicación de las sucursales. “No es lo mismo el tipo de cliente que hay en la sucursal de San Francisco que en la de Juan Díaz. En una prevalece el residencial y en la otra el comercial”, sostiene Colón. De hecho, el espacio que más demanda tiene Mega Storage, señala la entrevistada, es el de cinco metros cuadrados, ideal para guardar los enseres más importantes.

De forma casi parecida, Almacenajes, S.A., ofrece desde un metro hasta 250 metros cuadrados, que, a juicio de Valencia, ya son “ofibodegas” para uso logístico y comercial. “Hay un “target” muy amplio y todos importantes: personas naturales, comerciantes, constructores, etc. Hay muchos comerciales independientes que necesitan guardar su inventario y que vienen todos los días a sacar y meter la mercancía que necesiten movilizar”, señala Giovanni Gaudiano, de Almacenajes, S.A.

Marissa Valencia apuesta por el crecimiento de Panamá y por eso tiene cada día más confianza en el negocio. Señala que hay ciclos positivos y negativos, como en toda economía, pero cree que el país seguirá creciendo y, con ello, surgirán más necesidades en este rubro. “Incluso tenemos la opción del Flexiplan, donde el cliente puede alquilar una cantidad de metros cuadrados y usarlos a nivel nacional, ideal para aquéllos que necesitan estar transportando carga de un lugar a otro, pero para ello tenemos minidepósitos ubicados puntos clave en el país”, añade la entrevistada.

Lo más razonable de todo es que si un cliente se retrasa en los pagos o es ilocalizable, las empresas de almacenaje tratarán siempre de ubicarlo para preguntarles las circunstancias del retraso y para concretar con él un plan de pagos. “Lo último a lo que queremos llegar es a subastar su mercancía, ese no es nuestro negocio”, dice Carolina Sequeira, y el mismo argumento sostienen Cynthia Colón y Marissa Valencia, para quienes el trato con el cliente es primordial, incluso en condiciones adversas.

Para Sequeira, la seguridad es parte fundamental de la oferta del negocio. “El sistema de alarmas en el edificio y, en el piso, es fundamental para el éxito de nuestro servicio”, esgrime. Todas las empresas les entregan a sus clientes un código de acceso que desactiva la alarma de entrada al edificio, y otro código para subir por el elevador al piso donde está el depósito. Finalmente, cada cliente cuenta con una llave de acceso cilíndrica para poder ingresar a su área de almacenamiento. Las empresas ofrecen sus espacios climatizados o a temperatura ambiente.

En los últimos años, este servicio tiene mayor demanda porque han aumentado los costos en todas las industrias y, en consecuencia, se construyen más edificios, apartamentos y oficinas más pequeños por el encarecimiento del valor del metro cuadrado. El resultado es la aparición de, al menos, unas 15 empresas que brindan el negocio del almacenaje, dedicadas, por ende, a resguardar mercancía y “archivos pasivos” que se deben seguir usando hasta que llegue el momento de destruirlos.

Al momento de escribir este artículo, la industria del almacenaje concentraba el 12% del total de la inversión comercial que, según Capac, se ha acumulado entre enero y abril de 2019. Ese 12% de galeras y depósitos representa un total en inversión hasta abril de este año de 7,639,774.38 dólares, solamente superados por los comercios en general, con 18,380,963 dólares (30%) y remodelaciones con 35,076,321.18 dólares (56%).

El corregimiento que lidera la construcción de almacenajes es Río Abajo con una inversión de 2,075,825 dólares, seguido por Mañanitas con 1,960,881 dólares, San Francisco con 965,215 y Parque Lefevre con 639,591. Esto ha sido producto, sin duda, de la atracción que producen mercados tan disimiles como el residencial, por un lado, y el comercial, por otro, amén del costo del metro cuadrado, que obviamente luce más bajo en Río Abajo y Mañanitas que en San Francisco y en Costa del Este. La mesa está servida para que el negocio siga creciendo.

Last modified: 16/08/2019

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen