La corrupción: Un flagelo que hay que combatir

Written by | Editorial, Opinión

Pareciera existir un karma en nuestras sociedades latinoamericanas que impide poner orden a la corrupción, un flagelo que viaja insolente a lo largo y ancho de las instituciones, empresarios y ciudadanos, sin distingo de clase ni de ocupación. Hoy, cuando la lucha contra esta práctica desdobla todos los esfuerzos, pareciera que la enfermedad se vuelve resistente contra los antibióticos que se le aplican.

No es ningún secreto que América Latina está a medio camino en esta dura batalla contra un parásito que permea constantemente en las conciencias de los distintos estratos sociales, sin importar las consecuencias ni el prestigio del país en el cual nos desenvolvemos diariamente, como si una sociedad fuese capaz de resistir tales desmanes so pena de gravísimas consecuencias morales y materiales.

Cada vez que se materializa un acto de corrupción, el estamento social queda en total entredicho, por el inmenso entramado de complicidad que emerge de tales actos. El antídoto, por más lento que parezca, sigue siendo la educación, no sólo a nivel de ciudadanía sino también de la clase política y empresarial, que ve, lerda y pasiva, cómo se desbarata la integridad de una nación cuando la impunidad se enseñorea gloriosa y triunfante entre los más incautos.

La vida cotidiana debería ser un espacio ético y lo sería más, si actuamos preocupados por las consecuencias de nuestras acciones en los demás. La ética no debe ser la panacea a los problemas que enfrenta la administración pública, ni para acabar con la corrupción, sino un instrumento más que ayude a combatirla, pero para ellos se necesitan ciudadanos reinventados y con sello educativo, algo que se logra únicamente con esfuerzo y dedicación.

Una sociedad no puede trascender convirtiendo la trampa en norma, haciendo del shortcut en camino preferido, dejando a un lado el compromiso que hay con las nuevas generaciones de ciudadanos que crecen en medio de un modelaje dañino, que esculpe conductas y prolonga la agonía moral. Cuando entendamos que el camino de la trascendencia requiere de compromiso y sacrificio, es muy posible que logremos la sostenibilidad requerida y nos consolidemos como nación con futuro y proyección.

 

 

Last modified: November 16, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen