Dejarlo todo para ir por más

Written by | Así Lo Hice

Han pasado cinco años desde que tomé la decisión de dejar mi trabajo en el Canal de Panamá y todavía recuerdo los comentarios y opiniones de un aparente imposible. Pero fue mayor la determinación que tuve para ser mi propia jefa que he logrado llegar muy lejos y tener un negocio completo al servicio de mi Panamá.

Por: Melanie Sanmartín

venta@melsanmartineventos.com

Al principio todo emprendedor tendrá una duda, un obstáculo, una excusa y sin duda el miedo los embargará. Para mí, aunque ya tenía tiempo en la decoración de manera informal haciendo cumpleaños y detalles para amigos, familiares y en la oficina no fue diferente.

Tenía un parque infantil a domicilio que ofrecía como alternativa de entretenimiento para las personas que querían realizar un cumpleaños casero. Poco a poco, los clientes me iban solicitando otros servicios y sin darme cuenta quedé organizando el catering y diseñé tarjetas e hice la decoración.

Con un trabajo a tiempo completo y una familia que atender, no era fácil. Los fines de semana eran de locos y correderas y sacrificaba el tiempo de familia por largas horas de trabajo. Pero la verdad, el feeling de trabajar en algo que te encanta y que además es tuyo es increíble. Una vez que pruebas esa felicidad, esa libertad y esa satisfacción es difícil dejarlo ir.

Me ilusionaba la idea de renunciar a mi trabajo formal y dedicarme a la decoración por completo para darle más tiempo a mi hijo y fue gracias al apoyo de mi esposo que en septiembre del 2013 nace Mel Sanmartín Eventos. Lo logré con algunos ahorros y dejando atrás trece años de trayectoria en el Canal de Panamá.

Hablando de emprendimiento

En este mundo las recomendaciones y la publicidad de boca en boca son las principales maneras de conseguir nuevos clientes. No había nada a lo que dijera no, aunque no supiera hacerlo, luego investigaba y lo hacía. Tampoco había trabajo pequeño, a todo le metía el alma y el corazón. Una cosa me iba llevando a la otra y un cliente al otro. A veces por semanas no tenía clientes y tenía bajones de ánimos, me llenaba de ansiedad, pero no me rendía. Poco a poco fui armando mi portafolio de eventos, ya podía mostrar mi trabajo y la gente iba conociendo mi negocio. La bola empezaba a girar sola.

En el 2015, por recomendación de una amiga, se me abrió una gran puerta y pude hacer una alianza con Mcdonald’s Panamá y me seleccionaron como el proveedor de sus eventos internos y además incluyeron a mi empresa en sus paquetes de cumpleaños. Me sentí muy orgullosa y también muy agradecida con esta oportunidad de seguir creciendo.

Aprovechando la fuerza de las redes sociales, también hice alianzas con personas influyentes, con las cuales intercambiaba mi trabajo y servicios por presencia en sus redes sociales, lo cual que me dio a conocer con otras miles de personas y me ayudó a hacer crecer mis propias redes y, por ende, a atraer nuevos clientes. Ya no solo trabajaba eventos infantiles y sociales, empecé a realizar eventos corporativos, ferias, lanzamientos. En ocasiones, apoyaba a otros colegas en eventos con el fin de aprender y nutrirme. Cuando eres emprendedor todo aprendizaje y exposición es ganancia.

Como en cualquier negocio, si no te mueves te mueres. Hay mucha competencia y gente con mucho talento. Empecé a entender que mi negocio tenía temporadas, empecé a dividir mi año de trabajo en esas temporadas y ofrecerles soluciones a mis clientes segun las necesidades de cada epoca del año. Comencé a trabajar temas escolares, fiestas de verano, detalles y recuerdos personalizados para cualquier tipo de celebraciones, temas de recordatorios para bautizos y primera comunión, personalización de detalles para empresas, organización de 15 años, bodas, fiestas de graduación y fiestas de Navidad corporativas.

Si algo tenemos los panameños es que lo celebramos todo y eso es algo que permite que siempre tengamos algo en qué trabajar.

En el 2016, por medio de las redes sociales, me encontré con el programa de mentoría para mujeres emprendedoras, Voces vitales, y tuve la suerte de poder formar parte de un grupo de mujeres increíbles que compartíamos los mismos sueños e inseguridades, pero sobre todo las mismas ganas de echar para adelante nuestros proyectos.

Voces vitales nos brindó asesoramiento en temas legales, financieros, administrativos y de mercadeo y ventas. De ese programa todas salimos como mujeres diferentes. En mi caso personal, logré conectar con futuros clientes y proveedores y lo más importante es que descubrí que no estaba sola y que hay muchas personas dispuestas a ayudarte y muchas herramientas en las cuales apoyarse.

Empecé a colaborar y apoyar a Voces vitales en su misión de empoderar mujeres en Panamá. Por dos años he trabajado junto a ellos en su proyecto BOOTCAMP, un evento para mujeres emprendedoras que necesitan guía y educación para lograr sus metas.

Un sueño cumplido trae más sueños

Sin duda, la remuneración económica por nuestro trabajo es lo que todos buscamos al trabajar e iniciar un negocio. Yo he descubierto, que este negocio me llena también con otras cosas iguales de importantes. En este camino, he conocido gente maravillosa, que me demuestra su cariño y agradecimiento y que valora mis esfuerzos. Ser parte de tantos momentos especiales de tantas personas, es una experiencia que te llena el corazón, que te deja buena vibra y que te inyecta de energía. He pasado a sentirme familia de algunos de mis clientes y he encontrado nuevos buenos amigos.

Una cosa te va llevando a otra y vas descubriendo necesidades en el mercado y tendencias que se convierten en nuevas oportunidades de negocio. Así, el año pasado, junto con una amiga, hicimos una pequeña inversión y creamos Mi Carpita PTY, negocio en el cual ofrecemos el alquiler de carpitas o teepes personalizados que complementan eventos temáticos para niños y niñas. Ofrecemos actividades de arte y robótica, fiestas karaoke, spa y pijamadas en el lugar que el cliente necesite. Es un nuevo sueño y un proyecto esta vez compartido, que estoy empezando a trabajar y que de seguro requerirá de muchos esfuerzos pero que tambien traerá consigo cosas nuevas y buenas.

En este loco camino de emprender, he vivido muchas cosas y cambios personales. No todo es bonito y no todos los días son de sonrisas y éxito, pero aprendes que todo es parte de la jornada. Lo que no cuesta no se valora y los errores siempre te dejan una enseñanza.

Emprender no es una carrera de velocidad, es una carrera de resistencia y perseverancia. Nunca se deja de aprender y en mi caso me ha descubierto un mundo de oportunidades que no sabía que existían. Hay que innovar, reinventarse, pero sobre todo hay que CREER en uno mismo.

Last modified: 03/09/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen