Destinos dos por uno

Written by | Actualidad, Revista

Evitar el ajetreo de hacer escala era justo y necesario, el único fin es ir a pasarla bien a Puerto Vallarta directo desde Panamá. Pauta tuvo el placer de ir a conocer este nuevo destino que Copa tendrá habilitado a partir del 16 de diciembre, donde una semana no alcanzó para disfrutar todo lo que ofrece este pintoresco paraíso. Fueron días intensos, con el fin de traerles a ustedes, nuestros lectores, un poco de todo el abanico de oportunidades turísticas que ofrece México en una de las bahías más profundas y grandes del mundo.

 

Por: Karin Caballero

@periodistaKarin

karin.caballero@grupopauta.net

Puerto Vallarta, junto a la Riviera Nayarit comparte el nuevo vuelo que tendrá Copa al país de los tacos y las quesadillas. Ambas localidades se asientan a orillas de la Bahía de Banderas en el océano Pacífico y son protegidas por la Sierra Madre, por ello resguardan maravillas naturales que son dignas de visitantes de todas partes del mundo que ahora pueden hacer conexión en el hub de las Américas y viajar directo desde Tocumen al Aeropuerto Internacional Licenciado Gustavo Díaz Ordaz.

Primera parada: comer en la calle. Esta es la forma más económica y auténtica de probar la comida mexicana que es patrimonio inmaterial de la humanidad. Vallarta Food Tour ofrece los mejores recorridos turísticos gastronómicos. Nosotros optamos por el Original Downtown Vallarta Tour, donde un guía te lleva a diez lugares de degustación de alimentos que ya han sido preseleccionados por ser los mejores de la ciudad.

Vaya con hambre, porque hay de todo un poco. La experiencia cultural comienza desde la fábrica donde se hacen las tortillas de 100% maíz para casi todos los platos típicos que se encuentran en Puerto Vallarta. De ahí se combina la comida con un recorrido por el casco antiguo, la iglesia de Guadalupe, la plaza de la ciudad y el malecón.

¿Cuál fue mi plato preferido? Pues todos los del tour. En la taquería El Cuñado, pueden ver como asan y adoban todo tipo de carnes para luego poner sobre tu tortilla y aliñar con la salsa picante que prefieras. Así disfrutas de la variedad de tacos que ofrecen.

Luego, para los que les gusta el azúcar o quieren traer regalitos, está La Casa del Dulce. Allí encuentran garapiñados de maní o cualquier otro fruto seco. También frutas con diferentes tipos de picantes, y no puede faltar el dulce de leche en cajeta, con caramelo o con coco.

Unos pasos más al centro encontramos Tacos Robles, un negocio familiar con más de seis décadas guardando la receta secreta de las birrias más famosas de Jalisco y que ha pasado de generación en generación. La birria es uno de los platos más destacados de la cocina mexicana. Se trata de carne de chivo o en su actual versión de res, cocinados en una salsa de especias y chiles, que se sirve deshilachada con cebolla y repollo picado, y se puede acompañar con aguacate y tortillas de maíz.

No podíamos ir a un destino costero sin comer los frutos del mar, así que la siguiente parada fue Mariscos Cisneros, donde se puede escoger entre tacos, quesadillas, y burritos de camarones, pulpo o marlín, fue una decisión difícil.  Y con esa buena comida y para coger fuerzas en la caminata, daba tiempo para refrescarse con una cervecita nacional, ya sea la famosa Corona, la Modelo, Pacífico o hasta una Michelada.

Volvemos a endulzarnos, esta vez con chocolates en Vallarta Factory, donde elaboran una amplia selección de chocolate negro y blanco, combinados con ron, café, chiles picantes, en fin, me dieron donde me encanta.

De ahí nos dirigimos a la Plaza de Armas de Puerto Vallarta desde donde pueden tomar la foto del recuerdo con el fondo de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe o descansar bajo la sombra de algún árbol mientras se contempla la estatua representativa del sitio.Se trata de un monumento al ex gobernador de Jalisco, Don Ignacio L. Vallarta, a quien la ciudad rinde honor con el apellido.

Aquí encontramos al señor Concepción que vende una bebida exótica, ideal para refrescarse del calor. Tiene una difícil elaboración ya que se obtiene al cortar completamente el racimo de la palma de coco justo antes de que las flores abran. Se vende en versión pura, pero el toque que le da el señor Concepción con manzana verde, garapiñado de maní y miel es otra cosa.

Cerramos con broche de oro en Gaby’s Restaurant, que nació en 1989 como un negocio familiar de alimentos, que daba servicio a los bancos y oficinas gubernamentales cercanos. Fue tanto el éxito que años más tarde tuvieron que convertir el patio de la casa en un pequeño restaurante donde se comen los tradicionales platos de Puerto Vallarta. Aquí probamos las enchiladas de queso y frijol negro, pero hay una gran variedad.

Después de estar repletos de comida y cultura, y al estar hospedados en el Marriott Puerto Vallarta Resort & Spa, sólo restaba reposar y descansar ya que tendríamos una noche de ensueño en el lugar mejor guardado de este destino.

 

Comienza la travesía

Desde el inicio el mensaje, fue subliminal ya que salimos de Puerto Mágico al final de la tarde para aprovechar el ocaso mar adentro con el tour Ritmos de la Noche-Savia. Por encontrarnos en horario de verano pudimos ver la puesta de sol casi a las siete y media de la noche. El trayecto se convirtió en todo un espectáculo, tanto fuera como dentro del catamarán, ya que los chicos de la tripulación bailaron coreografías y actuaban para entretener a los turistas que llegaron desde varias partes del mundo.

Así el viaje a través de Bahía de Banderas se hizo corto hasta llegar a playa Caleta, y como su nombre lo indica, tiene resguardada la belleza de una selva tropical a las orillas de aguas transparentes y arenas blancas.

Nos encantamos desde antes de desembarcar ya que al ver las más de tres mil velas y antorchas que iluminan el lugar nos sentimos como en una película de Hollywood.  No es para menos ya que éste alguna vez fue hogar del famoso director John Huston. Ni tampoco que Savia es una apuesta creada por Gilles St. Croix, co-fundador de Cirque du Soleil, con escenografía de Eugenio Caballero, ganador al Óscar por su trabajo como director de arte en la película El Laberinto del Fauno.

Al bajar y antes de llegar al anfiteatro que está rodeado de naturaleza exuberante, nos acompañan personajes que se adentran al mundo de Savia. No llovió porque todos rogamos para que así fuera. Estábamos al aire libre y esperábamos con ansias conocer la Leyenda de los 5 soles. Ésta cuenta sobre la creación de nuestro planeta y la humanidad. Muestran cómo los espíritus ancestrales visitan todas las noches a los pobladores de Savia y ofrecen espectáculos llenos de misticismo, música, danza e impresionantes acrobacias con fuego incluido.

Luego de quedar anonadados con las impactantes escenas, toca bajar las revoluciones e ir a disfrutar de la deliciosa cena estilo bufet que incluye el tour. El privilegio de ser de la prensa es que nos tocará el restaurante a la orilla del mar. Escuchar las olas junto con la música suave en vivo y luz de las velas, hacen que este exótico lugar sea ideal para la celebrar la luna de miel o simplemente una escapada romántica.

Sin duda un pedazo de nuestro corazón queda en este mágico lugar, aunque el viaje de regreso sigue siendo grandioso al ver el progreso de Puerta Vallarta con las miles de luces de comercios, edificios y cruceros que aparcan aquí.

 

Puerto adentro

Al día siguiente comenzamos la nueva aventura con un buen desayuno. Hay que destacar que si vamos dispuestos a comer comida típica de México la podemos encontrar en el Marriott. Tortillas de maíz, quesadillas, burritos, en fin. También hay variedad de frutas de la época y bufet de los tradicionales desayunos continental y americano internacional.

Después de recargar la energía necesaria nos adentramos a las montañas que vemos desde las playas. Antes de llegar al Jardín Botánico de Vallarta hicimos una parada estratégica en el mirador de Mismaloya para apreciar el Parque Nacional Marino Los Arcos, que es muy popular para bucear. Se dice que aquí, en las Peñas, como se le conocía antes, están las aguas más profundas de Bahías de Banderas,  están formadas de granito, de ahí que presenten formaciones de arcos, túneles y donde crece una gran diversidad marina.

Con ganas de estar ahí dejamos esa maravilla atrás y entramos al bosque tropical hasta llegar al Jardín Botánico más importante de México donde se estudian y conservan plantas nativas del país para el disfrute de los residentes y visitantes.

Este es el paso obligado de los que les gusta hacer turismo verde. Además del repelente pueden llevar vestido de baño ya que está el río Horcones donde pueden darse un chapuzón. Son más de tres mil especies de plantas y árboles las que ya están en conservación, además de las 100 especies de orquídeas que se cultivan. Súper recomendado es el restaurante del Jardín y si lo que quieren es ir a casarse a Puerto Vallarta, la capilla del lugar es tan bonita como las flores que la rodean.

De ahí regresamos al hotel. Nos esperaba una velada encantadora en el hotel anfitrión. Con una cena personalizada en la Cava del Marriott Puerto Vallarta Resort & Spa, disfrutamos del Tequila Tasting, donde lo primero que aprendí es que el tequila se toma en copa y que no se le agrega ni limón, ni sal. Esta última es una moda infundada, que se utiliza para disimular el sabor de los tequilas que no son de calidad, o sea que no son 100% agave. Las marcas comerciales por lo general lo combinan con otros tipos de azucares y añaden saborizantes y hasta colorantes.

Por eso el programa educativo que ofrece el hotel a sus huéspedes y a todo aquel que desee aprender sobre el tequila que se puede clasificar en blanco (72 horas de añejamiento), joven (1 a 10 meses) reposado (1 a 2 años), añejo (3 a 5 años) y extra añejo (5 años) en barril de roble, destilado dos veces. A criterio de cada uno degustamos y expusimos el sabor de cada tequila, que combinados con los distintos platos de sabores de Jalisco, quedamos totalmente satisfechos.

 

En el mar la vida es más sabrosa

Puerto Vallarta sin duda es un destino para relajarse y dejarse atender.  Vestido de baño y gafas de sol es lo único que se necesita para disfrutar del tour Luxury Yacht & Snorkel de Vallarta Adventures. Un catamarán de lujo nos lleva a lo largo de la costa de Vallarta, donde nos atienden como reyes. La tripulación se esmera por brindarnos picadas y barra libre, así que solo queda disfrutar de la brisa del mar hasta llegar a playa Majahuitas.

Este es un paraíso natural ideal para hacer snorkeling o simplemente echarse en una de las hamacas del lugar.  Su curioso nombre viene de Majahua, que es un árbol local que crece a la orillas de la playa.  No hay lugar para alojarse pero Vallarta Adventures administra la concesión otorgada por la Comunidad Indígena Chacala. Ahí estuvimos varias horas disfrutando del agua cristalina, la arena blanca, las actividades acuáticas y, por supuesto, las bebidas refrescantes. Y no puedo dejar de mencionar que ahí encontré al amor de mi vida, un león marino llamado Rex, que me enamoró por lo inteligente y cariñoso. Nos explicaron la importancia de no botar basura al mar ya que están en vías de extinción, por los escasez de peces, su principal alimento.

El regreso fue igual de fascinante y al caer la tarde, por supuesto nos apuntamos al programa de protección y conservación de tortugas marinas que maneja el hotel Marriott, que durante 2017 liberó al mar más de 60 mil crías de tortugas. Fue increíble sentir que ponemos nuestro granito de arena para la conservación del planeta y así mismo los huéspedes pueden vivir la experiencia.

Nuestra última noche en Puerto Vallarta no podía culminar sin visitar un buen restaurante. Tintoque en Marina de Vallarta fue el sitio escogido, brinda un ambiente relajado y a la vez exclusivo, ya que ofrece un menú fresco mediante los insumos y sabores locales disponibles que queda a la vista de quien los visita ya que su cocina es abierta al público.

Fue una cena a seis tiempos, donde tampoco hubo plato favorito. Cada uno tenía su toque especial mexicano y es que el chef Joel Ornelas, es un joven originario de Puerto Vallarta, que trabajó en renombrados restaurantes de México, España e Inglaterra.

Y así bajo una noche estrellada y algo nostálgicos nos despedíamos de Puerto Vallarta, nuestro último día ahí. Pero sabíamos que lo que nos esperaba era más aventuras. El amanecer nos deparaba la Riviera Nayarit, otro de los destinos que se puede disfrutar con este nuevo vuelo de Copa y que conocerán a través del próximo Viajero de esta revista.

 

Last modified: 20/12/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen