Sostenibilidad para construir el futuro

Written by | Cover

Del 29 de agosto al 1 de septiembre de celebró con gran éxito en Panamá la quinta edición de la Semana de la RSE, organizada por Sumarse y con la participación de los principales actores empresariales y expertos nacionales y extranjeros. La jornada reunió a unos 47 expositores y a un gran número de empresas que dieron su aporte para la sensibilización de prácticas de responsabilidad social en un entorno cada vez más exigente, para construir nuevas relaciones con la sociedad y el medio ambiente. Durante cuatro días, se abordaron temas relacionados con la ética en los negocios, el mejoramiento del bienestar de los colaboradores, la protección del ambiente y la contratación de capital humano según las tendencias. Nuevamente, valió la pena el esfuerzo.

 

Por: Hugo Santaromita

hugo.santaromita@grupopauta.net

@hugosantaromita

 

La responsabilidad social empresarial celebró recientemente su semana en Panamá, la quinta edición del evento que organiza Sumarse con notable éxito y que congrega a la crema y nata de expertos en materia de sostenibilidad y buenas prácticas empresariales. La de este año fue otra edición que superó con creces a la anterior, con la participación de invalorable calidad como Toby Heaps, editor en jefe de Corporate Knights, y Roel Nieuwenkamp, presidente del Grupo de Trabajo de la OCDE sobre la Conducta Responsable de las Empresas. También destacaron Mauricio López, director ejecutivo de la Red Pacto Global Colombia; Leonor Calderón, directora de la Oficina Subregional de la Secretaría General Iberoamericana para México, el Caribe y Centroamérica (SEGIB) y ex ministra del Mides, y Pablo del Arco, especialista en cambio climático y estrategias de sostenibilidad.

 

En total, fueron cuatro días en los que participaron 47 expositores nacionales e internacionales que abordaron temas relacionados con la ética en los negocios, el mejoramiento del bienestar de los colaboradores, la protección del ambiente, los aprendizajes a la hora de implementar programas de RSE,  la contratación de capital humano según las tendencias, entre otros, íntimamente ligados a la responsabilidad empresarial.

 

Heaps fue emblemático en su ponencia en torno a las empresas que aprovechan al máximo su capital, maximizan el rendimiento de sus empleados, hacen uso cuidadoso de sus recursos y se convierten en las más sustentables. El “gurú” canadiense señaló que la sustentabilidad se alcanza cuando lo que es bueno para una empresa también es bueno para el planeta, y viceversa. “Queremos crear más riqueza, no destruirla. Queremos empresas que estén en equilibrio, que aumenten las reservas globales, que estén centradas en el ser humano, en sus aspectos de producción, y en su capital financiero, natural y social”.

 

En su opinión, las empresas sustentables son aquéllas que hacen el mejor trabajo en la creación de riqueza económica, social y ecológica en comparación con sus pares. “De allí que predicar con el ejemplo resulta algo poderoso”.

 

El experto se ha hecho célebre por su lista anual de las 100 empresas globales que reúnen estas características, realizada por Corporate Knights y auspiciada por el Foro Económico de Davos. A su juicio, la lista se basa en la información divulgada públicamente por 4,353 empresas globales, desde las pequeñas hasta las de gran escala, con una capitalización de mercado de más de dos mil millones de dólares.

 

En términos de recursos, Corporate Knights analiza el uso de energía, emisiones, uso del agua y generación de residuos de las empresas. Para evaluar la sustentabilidad financiera de una empresa, se toman en cuenta factores que incluyen ingresos, beneficios, antes de intereses e impuestos y la diferencia salarial existente entre el CEO y el empleado promedio. “Las corporaciones hoy buscan maximizar sus recursos como una forma de supervivencia y de compromiso con el negocio que realizan”, sostiene Heaps, cuyo ranking considera exclusivamente características cuantitativas, no los riesgos, que son considerados subjetivos.

 

Pauta tuvo la oportunidad de entrevistar a Roel Nieuwenkamp, quien encabeza el Grupo de Trabajo de la OCDE para la Conducta Empresarial Responsable (Working Party on Responsible Business Conduct), un grupo intergubernamental y multistakeholder que trabaja en mejorar la eficacia de las directrices que imparte el organismo a nivel global a las multinacionales. “Los lineamientos de la OCDE son una responsabilidad de estándares corporativos que contienen recomendaciones dirigidas por los gobiernos a las empresas multinacionales”, señala Nieuwenkamp, quien además es miembro de la Junta Directiva del Global Reporting Initiative (GRI) y ha trabajado en el Ministerio de Asuntos Económicos de Holanda desde 2001.

Señala Nieuwemkamp que “en América Latina hay empresas que se acogen a los estándares voluntarios de la OCDE, pero si olvidan la sustentabilidad, serán siempre vulnerables”.  En su opinión, el ejemplo del camino a la sustentabilidad lo han dado Europa y Estados Unidos, lo que ha impactado en América Latina, una región que ha pasado de ser reaccionaria a proactiva porque las empresas se han dado cuenta de la necesidad de tener productos sustentables.

 

Desde 2011 la OCDE viene definiendo un conjunto de pautas para las empresas multinacionales en materia de responsabilidad social corporativa, que abarcan una amplia gama de temas, entre ellos due diligence en la cadena de suministro, divulgación de información, derechos humanos, empleo y relaciones industriales, medioambiente, combate del soborno, intereses de los consumidores, ciencia y tecnología, competencia y tributación.

 

La OCDE dispone de la norma ISO 26,000, que propone directrices y no dicta exigencias y, como tal, es la única norma ISO que no se puede certificar. Por ello, en complemento, “es importante que los países y organizaciones multinacionales promulguen políticas que incentiven a las empresas a adoptar las mejores prácticas aceptadas internacionalmente”, sugiere Nieuwemkamp. De ahí la importancia de que la OCDE haya fijado, desde hace casi un lustro, un conjunto de pautas para las empresas multinacionales en materia de responsabilidad social corporativa.

 

En el conversatorio “La Rentabilidad de los Negocios Éticos” hubo una interesante discusión entre Dani Kuzniecky, directivo del Instituto de Gobierno Corporativo; Rosana Víquez, de BAC Credomatic; José Castañeda, de Morgan & Morgan, y Mauricio López, en nombre de Andesco. Víquez señalaba que la ética depende de los valores en una sociedad. “No se vale hacer negocios si estamos dañando el ambiente”, parafraseaba mientras insistía en que “lo transcendente es evitar seguir haciendo daño para enriquecernos”.

 

Entre tanto, Kuzniecky sostenía que ser ético no es hacer un código bonito. “No hay negocios éticos sino personas éticas. La ética está llena de praxis. Son las personas las que hacen y modelan las organizaciones”, señalaba convencido, como es su costumbre. El excontralor sostiene que si se establecen condiciones éticas para el manejo del negocio, se estará dando un paso importante hacia la sostenibilidad que se añadirá luego al ADN de la empresa. “Para ello hay que iniciar un largo proceso de sensibilización”.

 

Por su parte, Castañeda se refirió a la due dilligence como un factor en el sector bancario que ha ido evolucionando con regulaciones cada vez más estrictas. “Pero fallamos continuamente en conocer a nuestros clientes”. En su opinión, hay que tener a un grupo de gente altamente ética para desarrollar una estructura de cumplimiento, a fin de disminuir las brechas con otros mercados superiores en exigencias. Señala que “si tuviese que elegir, el mayor desafío está en la cultura de las empresas. El software es cómo se comporta la gente. Hay que profundizar desde arriba para que ello permee en toda la organización”.

Los ansiados ODS

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tuvieron un lugar preponderante en las jornadas. El experto Pablo del Arco realizó una ponencia que lo llevó de la vieja filantropía a la RSE y los negocios ganar-ganar. Se refirió a las bondades de la inversión social como una estrategia cuando ésta apoya los procesos de transformación y no cuando son sólo acciones de contención social. “La verdadera estrategia es la que busca la transformación a escala mediante la colaboración con otras entidades en proyectos colectivos”, dice.

 

Del Arco se refirió también al rol de las empresas en el desarrollo sostenible como agentes de cambio y a la necesidad de crear negocios en la base de la pirámide, con lo cual se logra romper los paradigmas en la manera de hacer negocios, se impulsa la rentabilidad en una economía a escala, se reduce en el uso de materias primas y la degeneración de residuos, se consolida el desarrollo de nuevas modalidades logísticas y se logra la creación de formatos de consumo alternativos, una mayor información al cliente y autonomía de uso.

En el mismo tema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Mauricio López realizó una brillante ponencia haciendo énfasis en que la nueva agenda de los ODS se enmarca en las personas (garantizar una vida con inclusión), dignidad (acabar con la pobreza y luchar contra las desigualdades), prosperidad (desarrollar una economía sólida y transformadora), justicia (promover sociedades seguras), asociaciones (catalizar la solidaridad), planeta (proteger los ecosistemas).

 

En una entrevista realizada por Pauta, López afirmó que “la rentabilidad no es excluyente porque éste es el siglo de los derechos y del comportamiento”. Bajo esa premisa, señala que hoy ya no hay nada oculto y los negocios son más transparentes que en el pasado. En otras palabras, que quien no muestre en su negocio lo que esté haciendo, con un alto comportamiento ético, muy probablemente dejará de ser sustentable en el tiempo, ya que es una tendencia irreversible.

 

A su juicio, los nuevos valores de la rentabilidad los tienen las empresas que han entendido el crecimiento haciendo las cosas con transparencia y calidad, fabricando al mejor precio posible y respetando el medio ambiente. “Todo esto permitirá ser más competitivos y crecer con la sociedad”, sostiene el experto, quien afirma que, por ejemplo, de nada vale tener el mejor banco del país si la comunidad está rodeada de miseria.

 

Sostiene que la caída del Muro de Berlín, la desaparición de la Unión Soviética y la conversión de la China comunista al modelo capitalista, crearon un mundo donde el motor fundamental es el mercado, con todas las formas posibles, unas más fallidas que otras, desde el capitalismo más salvaje hasta el socialismo del siglo XXI, “pero lo que tiene que primar es el ser humano como centro de la actuación empresarial, y el medio ambiente como el vehículo para lograr el cambio”.

 

Puso como ejemplo el libro “El Fin del Poder”, del analista venezolano Moisés Naím, donde el autor señala que el mundo está lleno de micro-poderes que perturban a los grandes poderes, pero que se debe convivir y trabajar con ellos. Esos micro-poderes –relata- son la sociedad, las amas de casa, los consumidores, los estudiantes, y los docentes, entre otros, que cambian poco a poco el comportamiento del empresariado, muchas veces a la fuerza.

 

López se siente orgulloso de la labor del Pacto Global Colombia desde 2,009 al cual están adscritas 580 empresas de un universo de 100 mil organizaciones. A simple vista, el número parece insignificante, pero si se mete la lupa, de las 100 primeras empresas colombianas en ingresos y activos, 75 forman parte del Pacto Global. “Es un grupo importante – que ayudará a crear una mayor difusión del concepto de sostenibilidad, para  conectar a los empresarios con el desarrollo definitivo”, destaca.

 

Una sociedad más incluyente

Otra ponencia magistral fue la de Leonor Calderón, directora de la Oficina Subregional de la Secretaría General Iberoamericana para México, el Caribe y Centroamérica (SEGIB) y ex ministra del Mides, quien habló con autoridad sobre el desarrollo social de Panamá y la región centroamericana. Entrevistada por Pauta, Calderón manifestó que “el mundo marcha hacia una sociedad más incluyente y tolerante desde todo punto de vista: equidad de género, inclusión de jóvenes, diversidad sexual, discapacidad y diversidad étnica”.

 

En su opinión, las leyes de la sociedad actual ayudan a impulsar la equidad de género “pero no es el punto de llegada sino de partida”. Considera que todos los cambios se dan por el signo de los tiempos, por ello la sociedad debe avanzar en cada uno de los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible, no en cada uno por separado. “No se le puede decir a un enfermo que sólo tiene derecho a una aspirina sino al tratamiento completo. El desarrollo es integral, no es un check list”, subraya la experta.

 

Una de las prioridades para Calderón es la institucionalidad, un tema donde hay que hacer un enorme esfuerzo por mejorar. “En Panamá es perentorio adecuar las instituciones y las políticas públicas al nuevo momento social que experimenta el país. Necesitamos instituciones y funcionarios más eficientes, y erradicar el clientelismo político. Para política necesitamos buenos militantes, para instituciones necesitamos buenos funcionarios”.

Tocó el tema migratorio como una obligación, no sólo para los gobiernos sino para las poblaciones. “Nuestra riqueza es que somos una población muy diversa. Hoy no hay una ciudad, del tamaño de Panamá, con tal nivel de diversidad. Nos tiene que halagar que históricamente el panameño no migra hacia otras regiones, sino que optan por quedarse, aborda la especialista. Le preocupan, sin embargo, las migraciones masivas que experimenta el país por los caminos verdes. Y alerta: “Un migrante no es un delincuentes per se sino alguien que puede estar en una situación irregular o de apremio, que amerita atención solidaria. Esto merece un debate amplio en la sociedad, sin ningún tipo de prejuicio”.

 

Otro aspecto que destacó es el nivel de inversión social que existe, a pesar de que muchos se quejen de las deficiencias en el sistema de salud. Resalta que Panamá y Costa Rica son los dos únicos países que no han sucumbido al sistema de los fondos de pensión, como Chile y Colombia, que en un momento de crisis se fueron por el desaguadero. “Perdieron el esquema solidario de la seguridad social, que hace que todos coticen para todos, independientemente de la condición social y de cuándo y cómo se vaya a utilizar”, dice la especialista. Señala que hay que trabajar sobre las deficiencias “y construir sobre lo que existe, que no es poco”.

 

Millennials,

periodistas y estrategias

La charla “RSE: de los errores también se aprende” fue un encuentro muy ameno con tres expositores que presentaron tres casos sobre lo que no se debe hacer cuando se organiza un evento o se lanza una campaña comunicacional. Allí participaron Juan Carlos Roldán, socio de Pizzolante Comunicación Estratégica; Estela Villarreal, de Medcom, y Juan Carlos Córdoba, de Sinergia.

 

Poco después, nuestra directora editorial, Gina Buendía, participó en el conversatorio titulado “¿Por qué no publicas mi nota de prensa?”, junto a Amalia Aguilar, de TVN, y Juan Madrid, de OCA. La ponencia estuvo a cargo de Mariela Berroterán, quien explicó las distintas estrategias que deben emplear los periodistas para hacer efectivas sus informaciones en los medios de comunicación. “La línea del compromiso es muy delgada y la tentación es muy grande”, señaló entonces Gina Buendía, cuando diferenciaba el verdadero deber de informar del concepto mercantilista en el que caen algunos colegas. Fue un conversatorio altamente docente para los asistentes, donde nuestra editora tuvo una brillante intervención.

 

Los millennials también tuvieron su espacio en un conversatorio donde participaron Douglas Ochoa (Telefónica), Laura Plata (Copa Airlines) y Alejandro Restrepo (Grupo Prisa), donde se evaluaron los entornos de trabajo para ese grupo etario y sus posibilidades de ascenso en la sociedad basados en las nuevas concepciones laborales. Los asistentes quedaron gratamente sorprendidos con una transmisión en vivo de la emisora “40 Principales”, donde se demostró el poder de los multimedia y cómo explotarlos eficientemente ante la nueva audiencia de millennials.

 

La charla “Estrategias de Sostenibilidad para el Éxito Empresarial” reunió a cuatro CEO representativos: Stanley Motta (Grupo Bahía), Julio Spiegel (Cable & Wireless), Carlos Escotet (Banesco) y Doriana Hum (Chevron). Los cuatro coincidieron en que el éxito llega con la perseverancia en las políticas de sostenibilidad, aún a pesar de lo adverso que sea el entorno donde la empresa se desenvuelva. “Todo radica en aprender y poner en práctica”, señaló Escotet, al referirse al programa de Mujeres Emprendedoras que lleva adelante Banesco, mientras que Motta insistía en que lo que hoy ocurre en Panamá es apenas el comienzo de una larga carrera hacia los negocios sostenibles.

 

Por su parte, Spiegel señalaba que el principal proyecto de RSE de Cable & Wireless es el Concurso Nacional de Oratoria, considerado como la alianza público-privada más grande del país en pro de la educación,  el fortalecimiento de valores cívicos y morales y el desarrollo del pensamiento crítico. “También desde la Fundación Cable & Wireless Panamá canalizamos acciones de cierre de la brecha digital,  con la instalación y servicio de Internet gratuito en escuelas de escasos recursos. Queremos que toda Panamá esté conectada de manera efectiva”.

 

Según Teresa de Alfaro, directora ejecutiva de Sumarse, hubo 34 empresas que expusieron sus logros en la Semana de la RSE durante tres mañanas seguidas, “lo que supera con creces nuestras expectativas”. A su juicio, hay muchos retos aún por superar, sobre todo los niveles de desigualdad. Considera que la conciencia de las empresas está cambiando. “Hay 25 comprometidas con personas con discapacidad y 30 han hecho su programa de voluntariado corporativo con Sumarse”, destaca orgullosa.

 

La Semana de la RSE concluyó al ritmo del grupo Afrodisíaco con el tema “Hay que sumarse”, que hace un paseo poético por los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que le devuelve la esperanza a una sociedad ávida de una nueva conciencia inclusiva. La labor de sensibilización Sumarse, y de aliados como Pauta, apenas comienza. Sus resultados podrían sorprender en un futuro inmediato.

Last modified: 11/07/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen