Tecnología verde; Sosteníblemente rentable

Written by | Cover

Un mundo mejor.  Eso buscan todos. En la realidad del mundo del negocio, las empresas deben adecuar sus procesos de servicio y fabricación hacia una industria más limpia. En el sector tecnológico, el reto es mayor; no ha sido fácil para las grandes marcas pasar los informes de tecnología verde, pero el camino se está allanando para lograrlo.

 

Por: Gina Buendía

@Labuendia25

gina.buendia@gmail.com

 

La tecnología está presente en casi todas las actividades de nuestro día a día. Sin embargo, muchos desconocemos la procedencia de los materiales utilizados, la calidad de los procesos y el impacto de éstos en el medio ambiente y en las comunidades.

 

En la actualidad, alrededor de 20 a 50 toneladas de objetos tecnológicos son desechados en el mundo cada año y solamente el 12.5% es reciclado, lo que incrementa los niveles de contaminación en la atmósfera, debido a que muchos de los dispositivos contienen materiales altamente tóxicos.

Pese al gran problema medioambiental que afronta el mundo con respecto al desperdicio de tecnología, distintas organizaciones a mundiales, como la compañía de innovación Intel, están marcando la diferencia, pues le están apostando a utilizar materiales libres de conflicto, crear sistemas de reciclado para los dispositivos electrónicos y diseñar tecnologías que ayuden a reducir el consumo de energía.

 

Los métodos de producción y desecho de los teléfonos inteligentes durante los últimos diez años han causado un gran impacto en nuestro planeta, según un informe que Greenpeace Estados Unidos ha publicado a inicios de este año. El documento muestra que se han utilizado aproximadamente 968 teravatios (TWh) para fabricar teléfonos inteligentes desde 2007 hasta la actualidad, casi el equivalente a un año de suministro de energía para la India. Además, los dispositivos contribuyen significativamente a los 50 millones de toneladas métricas de residuos electrónicos que se espera generar este año.

 

“Lo que sucedió el año pasado cuando Samsung retiró del mercado 4.3 millones de teléfonos defectuosos demostró lo derrochador e insostenible que es el sistema. Los ciclos de diseño y producción acelerados pueden llevar a errores y fallas, además de provocar un gran impacto ambiental”, dijo en su momento Jude Lee, miembro de Greenpeace. Samsung todavía no hizo público qué hará con estos dispositivos. Si la compañía quiere asegurar que esto no se repetirá, debe liderar un cambio en el sector tecnológico y avanzar hacia un sistema en el que los teléfonos sean más fácilmente reparados, reutilizados y reciclados, resaltó.

 

El impacto global de diez años de teléfonos inteligentes ofrece una visión general sobre el creciente uso de la telefonía celular en todo el mundo desde el lanzamiento del primer iPhone en 2007 y su impacto en nuestro planeta.   En diez años se han producido 7 mil 100 millones de teléfonos inteligentes.

 

Sólo dos de los trece modelos que fueron revisados por Greenpeace Estados Unidos como parte de la investigación tenían baterías fácilmente reemplazables. Esto significa que los consumidores se ven obligados a cambiar todo el dispositivo cuando la duración de la batería disminuye. En los Estados Unidos, los teléfonos inteligentes se utilizan durante un promedio de 26 meses.

 

Se espera que en 2020 habrá 6,1 millones de personas con teléfonos celulares, aproximadamente el 70% de la población mundial.

Los consumidores se ven obligados a actualizar sus modelos con tanta frecuencia que el dispositivo promedio se utiliza por poco más de dos años. Los impactos en el planeta son devastadores.

 

Eli Faskha, presidente de la Cámara Panameña de Tecnología, dijo a Pauta que las grandes organizaciones internacionales del cuidado del medio ambiente, no solo Greenpeace, llaman la atención de las grandes marcas fabricantes de tecnología.

 

No solo en la forma de fabricar y con qué materiales hacerlo, sino además tomando en cuenta que se necesitan en el caso de los teléfonos celulares, aparatos que duren más adoptando los fabricantes un modelo de producción circular, que les puede ser rentable.

 

Los fabricantes de teléfonos no son los únicos que están en la mira.   Los grandes electrónicos también.

 

En su última versión actualizada del Ranking Verde de Electrónicos, Greenpeace ubica a la empresa Hewlett-Packard (HP) en el primer puesto respecto de otras marcas como Dell y Nokia, por alcanzar mejores calificaciones en criterios de producción sustentable.

 

Según Ana María Ordoñez, Regional Product Manager Lead, en HP Inc. la empresa comprende  la sostenibilidad como un deber, no como una elección. Por esta razón, desde 1987 iniciaron una ruta evolutiva en su gestión ambiental que les ha permitido alcanzar indicadores de vanguardia en la industria en la que operan. Por ejemplo, reportaron la recuperación y reciclaje de más de 1.5 millones de toneladas de producto.

 

Solo en el 2015 reciclaron cerca de 155 mil toneladas de hardware y cartuchos HP. Sus datos reflejan que en 60 países han recolectado 682 millones de cartuchos y paralelamente también han reciclado 3.300 millones de botellas plásticas y 50 millones de ganchos plásticos. ¿Qué hacen con ese material?  Le dan un nuevo ciclo de vida al utilizarlo para crear 3 mil millones de cartuchos nuevos, lo que en cifras relativas significa que el 80% de sus cartuchos de tinta originales contienen material reciclado, al tiempo que el 100% de los cartuchos de tóner originales cuentan también con material de este tipo.

En el caso de Panamá, el programa Planet Partners está disponible tanto para cartuchos de tinta como de tóner. La recolección se realiza a partir de 5 cartuchos HP y puede ser coordinada por medio de la línea 800-0089.

Por otro lado Patrick Taylor, Business Developer, OPS para HP Inc explica que HP tiene una forma de crear innovación tecnológica  con una oferta mucho más ecológica. “Esto lo enfocamos de una manera comprensiva que parte desde nuestra manufactura de bajo impacto que incluso ha sido premiada por el cumplimiento de sus metas en la reducción de su huella de carbono en la producción y cadena de suministro, hasta la elaboración de equipos que hacen un uso óptimo de los recursos disponibles”, resaltó el ejecutivo.

 

En el aspecto de uso de la energía, desde el 2010, HP redujo en un 56% el consumo energético en el portafolio de las impresoras HP LaserJet, al tiempo que redujo el consumo de energía en 20% en promedio de sus impresoras de inyección de tinta. Varias innovaciones han apoyado esta evolución, por ejemplo, los servicios de impresión administrada que permiten a los clientes ahorros de un 20% a un 40% en sus operaciones de impresión. Otro avance relevante ha sido la Tecnología HP Auto-Off/Auto-On que permite a los usuarios configurar sus dispositivos para que se apaguen automáticamente cuando se detecta un período de inactividad o permiten establecer una hora predefinida del día para encenderse o apagarse. Se estima que esta innovación permite al usuario consumir hasta 26 veces menos energía que el modo de suspensión tradicional.

 

Samsung, Lenovo y LGE estuvieron penalizados en esa edición por no mostrar avances en sus compromisos de eliminar sustancias tóxicas.

 

En la última edición del Ranking Verde se evaluó el comportamiento de las empresas según criterios de energía, ecodiseño de productos y responsabilidad extendida del productor en el marco de la gestión de residuos electrónicos. En esta edición se incorporó un nuevo criterio que desafía a las empresas a reducir la huella de carbono en el sector de manufactura, en su cadena de suministro e incluso establece metas ambiciosas respecto al consumo de energía renovable en la etapa de producción. Esta última versión contempla también lo referente a criterios para el suministro de papel y el uso de minerales provenientes de zonas mineras en conflicto.

 

“Los consumidores están cada vez más preocupados por lo que adquieren, y son cada vez mejores para desenmascarar las campañas engañosas de responsabilidad ambiental”, dijo Faska.

 

Internet, el campeón

Internet es sin dudas uno de los mejores inventos de todos los tiempos.  La red sirve de sistema nervioso central de la economía global moderna al crear y luego satisfacer el insaciable apetito de mensajes, fotos y videos en streaming de todo el mundo y al alimentar sistemas cruciales que soportan las infraestructuras financieras, de transporte y comunicación.

 

No es sorprendente que se necesite una cantidad extraordinaria de energía para fabricar y alimentar nuestros dispositivos, centros de datos y las infraestructuras que se necesitan para internet. Internet genera cuatro áreas principales de demanda de energía: centros de datos, redes de comunicación, dispositivos de los usuarios finales y la energía necesaria para fabricar los equipos para los tres anteriores. Y ellos, los que manejan el mundo de Internet, también deben fabricar de manera limpia.

 

El consumo energético, debido al uso de nuestros dispositivos electrónicos, ha sido históricamente la parte dominante de la demanda de electricidad del sector de las tecnologías de la información. “Esto está cambiando rápidamente”, dice Eli Fashka, además, gerente de Soluciones Seguras.

 

Explica el empresario que nuestros equipos personales y dispositivos electrónicos se han hecho más pequeños y más eficientes en el uso de energía, mientras que se han extendido las plataformas de computación basadas en la nube y de banda ancha que reemplazan y aumentan la capacidad de computación y de almacenamiento de los dispositivos individuales.

 

Este crecimiento explosivo del consumo digital en el mundo está impulsando nuevas y cuantiosas inversiones en infraestructuras digitales, en particular en nuevos centros de datos que consumen mucha energía para servir como fábricas de la economía digital. Los centros de datos, que albergan miles de servidores que almacenan e intercambian mensajes, fotos y videos con tablets y teléfonos, varían mucho en tamaño, pero la tendencia es hacia instalaciones cada vez más grandes. Las instalaciones de alojamiento web y de datos en la nube (cloud hosting) y de colocación más grandes son capaces de consumir tanta energía como una ciudad de tamaño mediano, principalmente para refrigerarse.

 

Se calcula que la huella energética del sector de las tecnologías de la información equivale ya a un consumo de aproximadamente el 7% de la electricidad mundial.

 

Y se cree que la triplicación prevista del tráfico global de internet para 2020 conllevará que la huella energética de Internet aumente aún más, impulsada tanto por un crecimiento de nuestro consumo individual de datos, como por la extensión de la era digital a más población mundial: de los actuales tres mil millones de personas a más de cuatro mil millones en el mundo.

 

“Si los centros de datos y las demás infraestructuras digitales se alimentan al 100% con energías renovables, nuestra creciente dependencia de Internet puede incluso acelerar nuestra transición hacia una economía renovada. Pero si nuestra creciente infraestructura digital se construye en la dirección opuesta, y nos atrapa en un aumento dramático de la demanda de electricidad generada con carbón y otras fuentes sucias de energía que están cambiando el clima de nuestro planeta, será mucho más costoso y tomará innecesariamente más tiempo modernizar nuestra economía”, sentenció.

 

Afortunadamente, en realidad estamos viendo un aumento significativo en la priorización del uso de energías renovables entre algunas de las mayores empresas de Internet. La carrera por construir una red renovable comenzó con líderes de plataformas digitales como Facebook, Apple y Google, que hace cuatro años se comprometieron al 100% renovables y ahora se les han sumado cerca de otras 20 compañías de Internet, entre las cuales figuran también empresas globales que gestionan sistemas de almacenamiento en la nube y de colocación en centros de datos que se habían quedado muy atrás en las anteriores ediciones del estudio de Greenpeace.

 

En estos mercados, se necesita un enfoque mucho mayor en la defensa de las renovables para superar el poder político arraigado de las empresas eléctricas y crear el camino para la rápida adopción de las energías renovables. Esto es particularmente cierto en los Estados Unidos después de la elección de Donald Trump como presidente, quien ha prometido revertir las políticas climáticas adoptadas con anterioridad y reactivar el uso del carbón. La defensa de las renovables por parte de las corporaciones, que ponen en valor el imperativo ecológico y económico de una rápida transición a las fuentes renovables de electricidad, nunca ha sido tan importante en los Estados Unidos.

 

Resultados concretos

Apple es la marca que mantiene su posición de liderazgo por tercer año consecutivo entre los operadores de plataformas. Tanto Apple como Google continúan liderando el sector gracias a que alimentan su crecimiento con un suministro equivalente o mayor de energías renovables, y ambas compañías siguen utilizando su influencia para impulsar a los gobiernos, así como a sus proveedores de electricidad y de servicios informáticos, a aumentar el acceso a las energías renovables para sus operaciones.

 

El líder del mercado del alojamiento web y de datos en la nube (o “cloud hosting”) Amazon Web Services (AWS) tomó algunos pasos importantes en el último año e incluso ha asumido un liderazgo prometedor en el apoyo a las políticas de energías renovables. Sin embargo, dada la continua falta de transparencia de AWS y su rápido crecimiento en Virginia y en otros mercados en su mayoría servidos por energías sucias, no está claro si la nube de AWS está realmente en camino de convertirse a las energías renovables.

 

El streaming de vídeos es un extraordinario motor de crecimiento de la demanda de datos. Representaba el 63% del tráfico global de internet en 2015, y se cree que alcance el 80% en 2020. Netflix solo ya representa más de un tercio del tráfico de internet en Norteamérica y está en medio de una expansión mundial.

 

La transición a la nube podría de hecho aumentar la demanda de carbón y otros combustibles fósiles a pesar de las ganancias significativas en la eficiencia energética y la adopción de un compromiso 100% renovable debido al crecimiento espectacular en la construcción de nuevos centros de datos de compañías como AWS y Digital Realty en Virginia y otros puntos de la geografía que tienen algunos de los porcentajes más bajos de electricidad renovable en los EE. UU.

 

Hay otro problema que preocupa.  La continua falta de transparencia de muchas empresas en relación con su demanda de energía y con la fuente de suministro de electricidad para sus centros de datos sigue siendo una amenaza significativa para la sostenibilidad a largo plazo del sector. Las compañías menos transparentes como AWS, Tencent, LG CNS y Baidu también están entre las dominantes en sus respectivos mercados, haciendo aún más flagrante su falta de transparencia.

El consumidor manda

Ante una creciente realidad, de una necesidad mundial de consumir menos energía, y optar por soluciones limpias, las grandes marcas electrónicas alinean su producción hacia esa meta.

 

Panasonic, por ejemplo, presentó su plan Environment Vision 2050, dando a conocer sus planes de sustentabilidad y conciencia ecológica.

 

Según el fabricante, el medio ambiente ha sido uno de los elementos importantes al definir las actividades del grupo. En correspondencia a lo anterior, mencionó estar trabajando al parejo del plan de acción ambiental Green Plan 2018 (GP2018), creado en 2010, y diseñado para reducir las emisiones de CO2 en la producción y uso de los productos.

 

Aunado a lo anterior, dijo plantearse el objetivo hacia el correcto manejo ambiental rumbo al 2050, mediante la búsqueda de reducir la cantidad de energía que consumen sus productos, mejorar sus soluciones de creación y almacenamiento energético, y contribuir con oportunidades para utilizar energía limpia.

 

Ofrecer conciencia ecológica y viviendas inteligentes es una de sus principales misiones.

 

Desarrollar viviendas con electricidad creada a partir de energía limpia y aquella almacenada en baterías, sin causar un impacto en el medio ambiente.

 

Crear tecnología de celdas solares de nueva generación, tecnología de celdas de combustible, entre otras.

 

Panasonic espera contribuir con la conciencia ecológica y los medios de viaje y transporte inteligentes, mediante tecnología de almacenamiento energético (acumuladores) para automóviles ecológicos, tecnología de transporte y logística de nueva generación. Finalmente, promoverá negocios que tengan como meta una sociedad sustentable.

 

Sony por su parte, se está esforzando en reducir el impacto medioambiental de su amplia gama de productos. Estos esfuerzos quedan patentes en unos diseños compactos, ligeros y eficientes energéticamente que reducen los recursos desperdiciados y el consumo de energía, además de en su compromiso por utilizar materiales reciclados. Sony ha reducido el uso de los recursos no renovables mediante el desarrollo de SORPLAS™, un plástico reciclado que ofrece sostenibilidad y un alto rendimiento y, por lo tanto, es perfecto para nuestros productos.

 

Por lo general, el plástico reciclado que se utiliza en electrónica ronda el 30 %1 del material reciclado. El innovador material ignífugo de azufre de Sony permite el uso de hasta el 99% del material reciclado en nuestros plásticos.

 

LG es otra de las grandes compañías que alinearon sus negocios al cuidado del medio ambiente.

 

Con la formulación de una exitosa estrategia, esta marca coreana busca, a partir de este año, reducir sus emisiones en 60 millones de toneladas de dióxido de carbono.

 

Hace 9 años lanzaron su plan verde 2020. Para ese año, la reducción acumulada de emisiones de CO2 de los productos LG Electronics debe ser de 420 millones de toneladas y para cumplir con esa proyección, la empresa  estableció tres ejes claves en su línea de producción: recursos, energía y factor humano.

 

Con la creación del Green Program Plus, el programa de gestión de la cadena de suministro verde de LG, se controla y sustituye sustancias químicas peligrosas y metales pesados en la elaboración de todos productos.

 

Esas buenas prácticas les ha hecho merecedores de 98 certificaciones por parte del Ministerio de Ambiente, Industria y Tecnología de Corea por desarrollar electrodomésticos bajos en emisiones de carbono.

 

Con una fuerte inversión, LG fabrica electrónicos  a través de procesos más limpios con materiales que contaminen menos y productos que ahorren recursos en agua y energía eléctrica como lo hacen  sus  lavadoras y aires acondicionados con tecnología Inverter.

 

Last modified: 26/09/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen