Una aventura mundialista

Written by | Actualidad

Por primera vez nuestro hermoso país participa con su selección mayor en un Mundial de Fútbol, y con esta noticia miles de panameños nos unimos en esta aventura de viajar a un país tan distante en apoyo de nuestra selección.

Por: Gianina Buendía de Molina

Desde que en octubre del año pasado clasificamos en ese histórico partido gracias al gol de Román Torres nuestra reacción fue inmediata. Gritamos “Vamos pa Rusia”. No dejamos pasaer mucho tiempo y averiguamos las estadías, pasajes, costos, etc. Contactamos a las agencias que ofrecían los famosos “Paquetes a Rusia”. Y definitivamente estaban muy costosos, pero nuestra determinación no nos detuvo. Nos reunirnos con amigos que teníamos ese interés común y compramos enseguida los pasajes y reservamos las habitaciones en hoteles. Sabíamos que la demanda iba a ser alta y que los precios se iban a disparar. A las tres de la mañana de un 3 de abril nos levantamos a comprar las entradas a los partidos en línea, era la última fecha de la fase de venta regular. Después de allí solo fue ultimar detalles, acordar los destinos adicionales por visitar y empezar la cuenta regresiva para el inicio de ese momento histórico para los panameños

Nuestra trayectoria hacia Rusia se inicia el 14 de junio con una escala en Madrid, donde no podía faltar una visita al Santiago Bernabéu. También hicimos una parada relámpago en Riga, capital de Letonia, localizada en el mar Báltico en la desembocadura del río Daugava. Es conocida como “La Perla del Báltico”.

Su centro histórico fue declarado patrimonio de la humanidad y en el año 2014 fue elegida Capital Europea de la Cultura.

Además de su hermoso casco antiguo, Riga se caracteriza por sus calles de adoquines, plazas con terrazas, monumentos, restaurantes, lugares de café variados al aire libre, y muchos edificios de arquitectura alemana del estilo Art Nouveau, considerada una de las colecciones más grandes de Europa. Los edificios de este estilo presentan en la mayoría de sus fachadas, rostros humanos, de allí que se le conoce también como la ciudad de las mil caras.

Tomamos uno de los buses turísticos para recorrer los principales puntos de la ciudad, y una vez terminado el recorrido decidimos caminar sus hermosas calles empedradas.

Una de las principales atracciones es la Plaza del Ayuntamiento, localizada en el centro del casco antiguo, en donde se localiza uno de los edificios más importante de la ciudad: La Casa de la Hermandad de las Cabezas Negras. (las cabezas negras era una asociación que reunía a los comerciantes extranjeros de la ciudad).

En esta plaza se puede apreciar el edificio del ayuntamiento en Riga, cuyo campanario data del año 1756.

En el suelo (ubicado en la plaza) se puede apreciar una placa octogonal que simboliza el lugar en el cual, durante la Nochebuena de 1510, se plantó el primer árbol de Navidad.

Nunca nos imaginamos que tendríamos la oportunidad de visitar este encantador lugar que recomendamos a todo visitante que quiera conocer nuevos y diferentes destinos.

Rusia la grande

Llegamos por fin a nuestro destino. Nos quedamos una noche en Moscú y de allí viajamos directo a la ciudad de Sochi donde se llevaría acabo ese primer anhelado partido de Panamá en un mundial.

Sochi nos encantó. Es una ciudad hermosa para veranear, situada frente al mar Negro. La ciudad está rodeada por las montañas del Cáucaso. Se puede disfrutar del mar y en unas horas ir a las montañas.

En el año 2014 se celebró en esta ciudad los XXII Juegos Olímpicos de Invierno. Para este acontecimiento se construyeron hoteles modernos, aeropuertos, estadios e importantes vías. Su gente es muy amable y atenta con el turista y sobre todo notamos mucha seguridad.

Sochi fue prácticamente invadido por los panameños con la alegría que nos caracteriza. Fue increíble encontrar tantos compatriotas que viajaron en apoyo a la Sele. El día del juego, camino al estadio, nos detenían turistas y rusos para solicitar fotos con nosotros y nuestra hermosa bandera. Era un ambiente de hermandad y hospitalidad único e inigualable que nunca olvidaremos.

Por fin, a las 6 de la tarde, hora de Sochi, se inicia el juego y la emoción de ver desplegarse la bandera en la cancha y escuchar las notas de nuestro glorioso Himno Nacional nos inunda de un cúmulo de emociones que nos hace sentir la alegría y orgullo de ser panameños. No importó el resultado, celebramos hasta el final.

Al día siguiente tuvimos la oportunidad de contratar los servicios de transporte y guía para conocer las zonas montañosas de Sochi, y fuimos al centro de esquí Rosa Jutor, localizada específicamente en Krásnaya Poliana, con hermosos y pintoresco parajes. Desde allí tomamos el teleférico y las vistas eran aún más espectaculares

Un lugar para conocer y disfrutar. Aunque era verano, nos contaron que en invierno es tambien interesante.

En la semana entre el primer y segundo juego de Panamá, hicimos nuestra próxima parada, San Petersburgo, una ciudad con mucho turismo y movimiento, la segunda más poblada de Rusia y quizás la más turística.

Mucho que recorrer, conocer y visitar. Lo primero que hicimos fue utilizar los buses rojos de turismo para hacer un reconocimiento del área, en donde pudimos apreciar la maravillosa arquitectura en los edificios ubicados en la Ave. Nevsky Prospect. El ambiente en sus calles era un ambiente festivo en el que miles de fanáticos coincidieron entre el apoyo a su país y el turismo.

Uno de las edificaciones que más nos llamó la atención fue la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada por su arquitectura e historia. Está ubicada justo al lado del Fan Fest de San Petersburgo, lo que nos permitió visitar la iglesia y apreciar en las pantallas el juego Brasil-Costa Rica el mismo dia.

Fue impresionante llegar y poder apreciar el edificio por dentro y por fuera. Un sueño para mí hecho realidad.

Hoy en día es un museo estatal, y fue diseñado y construido como un homenaje a las hazañas realizadas por el zar Alejandro II.

El diseño interior de los murales tiene una gran importancia, ya que forma una de las más grandes colecciones de mosaicos monumentales de Europa.

La siguiente escala fue la ciudad de Nizhni. Al igual que en Sochi, el ambiente era de fiesta y alegría. Previo al juego, nos detuvimos en un stand de la ATP ubicado en las inmediaciones del estadio, y amenizados con música de nuestro patio solo se podía bailar y disfrutar, algo que contagió a los lugareños y visitantes que se acercaban para observar, y algunos a tirar pasos, a su estilo, eso sí.

Llegamos al estadio Nizhni Novgorod listos para ver a nuestra selección en su segunda participación esta vez ante Inglaterra. Gritar el primer gol de nuestro país en un mundial será la experiencia más inolvidable e intensa que hemos vivido.

Nizhni es una ciudad tranquila y pintoresca, ubicada al oeste de Rusia, es una de las ciudades comerciales y artesanas más antiguas de Rusia.

En nuestro recorrido por la calle peatonal, se apreció diferentes restaurantes y bares. Lamentablemente, nuestra estancia en Nizhni fue breve, ya que no pudimos conseguir estadía, así que después del juego tomamos el tren nocturno para dirigirnos en un viaje de aproximadamente cinco horas y media a Moscú, tiempo que aprovechamos para dormir (o por lo menos descansar) en los camarotes asignados, que con el cúmulo de emociones y experiencias vividas hasta ese momento parecían una cama de cualquier hotel cinco estrellas. Eso era parte de la aventura, estábamos agotados, pero felices.

Última parada

Lamentablemente no pudimos quedarnos en el último juego de Panamá contra Túnez el 28 de junio, ya que teníamos que estar un poco antes en Panamá.   Aún así tuvimos la oportunidad de visitar brevemente la ciudad de Moscú y conocer las principales atracciones y puntos turisticos de esa ciudad: La Plaza Roja, Kremlin, entre otros y tomar el city tour tanto en autobús como en bote para llevarnos un pantallazo de esa gran ciudad. Por supuesto, en el largo viaje de regreso no podíamos dejar de aprovechar y realizar unas visitas a París y Ginebra, donde nos quedamos un par de dias.

En fin, la experiencia mundialista para nosotros como panameños fue grandiosa. Haber tenido la dicha de poder acompañar a nuestros guererros en la primera cita mundialista y poder escuchar las notas de nuestro himno es algo que quedará plasmado en nuestras memorias como uno de los más gratos recuerdos. Que perdimos por mucho, pues sí…., que “Bolillo” hizo o no hizo, eso se le deja a los periodistas deportivos. A nosotros,, como fanáticos, nos queda apoyar a nuestros seleccionados y disfrutar de las alegrías y afligirnos de las derrotas, pero siempre de frente con La Sele.

Last modified: 03/09/2018

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen