Voluntariamente emprendedora

Written by | Entrevista, Mujer

El ayudar a los demás lo traía en las venas. Desde pequeña siempre sintió que debía dar más de ella para ayudar a las personas. El servicio social escolar logró afianzar lo que traía en manos. Hoy, siendo una mujer adulta, madre, esposa, consultora y a la vez la cabeza de una de las organizaciones sin fines de lucro (ONG) más importante del país, se siente feliz con lo que ha logrado, pero sabe que hay mucho más por hacer en el mundo del voluntariado.

Por: Karin Caballero

Karin.caballero@grupopauta.net

Entre jugar con niños en los hospitales, rescatar personas en las calles y enseñar inglés, pasó la su juventud Carolina Freire. Una chica que hace el bien sin mirar a quién y es que su personalidad evoca entusiasmo y paz al mismo tiempo. Se quiere comer el mundo, pero sabe cómo hacer las cosas.

Sin importar en el país que estuviese, se involucraba en el servicio social. Así obtuvo distintas perspectivas en diferentes países de Latinoamérica, lo que le ayudaba a encaminar ese sueño de hacer siempre lo mejor. Solo que ella no quería hacerlo en cualquier parte del mundo, sino en Panamá.

Antes de eso se fue a estudiar a Estados Unidos una licenciatura en relaciones internacionales y una maestría en políticas públicas, sin dejar nunca de pensar en el trabajo por los demás, tomó también varios cursos en gestión de ONGS y voluntariado. Con todo ese aprendizaje regresó al país que la vio nacer, con una idea y muchas ganas de hacer una revolución desinteresada en pro del país.

Una vez en tierra canalera, también encontró el amor y más tarde nace su hija Camila, por lo que su proyecto avanzó a pasos lentos, más de los que esperaba.

Sin embargo, en el 2011 finalmente funda Voluntarios de Panamá, una ONG que se convirtió en el centro nacional del voluntariado panameño. Comenzaron siendo 50 organizaciones afiliadas y ahora son 170 que se unen en causas cívicas, ambientales y sociales.

Carolina Freire asegura que su esfuerzo no hubiese sido posible sin esos grandes aliados como lo son USAID, United Way Panamá y la Fundación Sus Buenos Vecinos del Banco General, que creyeron siempre en su propuesta. De este modo un año más tarde a través de la Fundación pudo hacer emerger Ponteenalgo.com, una herramienta virtual que permite conectar a las personas interesadas en hacer voluntariado con las diversas ONGS que trabajan por ese bien común.

Aplicando entonces un voluntariado de forma metódica y ordenada, lo cual era una carencia que había en nuestro país, ya que existen muchas organizaciones en Panamá haciendo un aporte valioso a la sociedad, sin embargo cuando los ciudadanos querían ayudar a estas ONGS, no sabían cómo involucrarse.

“Era una materia pendiente, pero finalmente pudimos lograr que Panamá tuviera un espacio para que otras personas como yo, que les interesa trabajar de forma altruista o desinteresada pudieran enterarse de todo y encauzar ese espíritu solidario, o esa acción solidaria”, comenta entusiasmada.

Gracias a que el voluntariado no es un tema nuevo y que tiene una larga tradición de ciudadanos comprometidos con mejorar el país, como lo son los clubes cívicos, Carolina pudo complementar ese ecosistema y potenciar todo lo que ya existía.

Ponteenalgo.com es una vitrina donde se pueden encontrar diversas ONGS que cuentan con distintas actividades y oportunidades de voluntariado. Una sección de eventos que hace más fácil e interesante la conexión de los ciudadanos con el mundo de las ONGS.

Con Voluntarios de Panamá, Carolina Freire también ha podido fortalecer las capacidades de esas organizaciones frente a esas personas con espíritu de servicio, pues necesitan saber cómo aprovechar el reclutamiento, también cómo poder ubicar a esas personas y sobre todo conocer como retenerlas para que la acción sea significativa, a largo plazo y de alto impacto.

Entre leyes, encuestas y familia

Aunque su esposo e hija son activos junto a ella del voluntariado en Panamá, prefiere hacer reserva de su vida familiar. Solo comenta que trabaja bastante, que divide, fines de semana para actividades de voluntariado y los incorpora en las actividades de la Fundación. De esta manera hace un voluntariado familiar, poniendo en práctica los valores que inculca, como compartir y el enseñar de manera presencial.

Dice que es difícil manejar todos los asuntos a la vez, pero se enfoca dependiendo del tiempo e importancia que merezca cada uno, para sentirse satisfecha con todo lo que hace.

Por ejemplo, indica que maneja dos sombreros, uno como consultora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde trabaja a través de políticas públicas, en contraparte con el gobierno, sobre la salud pública, la protección social y la educación. Temas que le apasionan y por supuesto tienen que ver de cierto modo con todo lo que le rodea. Proyectos de primera infancia, trasferencia monetaria, materno infantil; en compromiso nacional, primordialmente sobre las comarcas indígenas.

En su otro sombrero con Voluntarios de Panamá, ha tenido que contar con un gran equipo de trabajo que lidera hasta Ciudad del saber, pues tampoco es fácil trabajar para recaudar fondos, aportar al conocimiento y realzar el sector altruista del país.

Además, son promotores de la Ley de Voluntariado a través del Consejo Nacional de Voluntariado (CONAVOL) para crear políticas públicas y promover el desarrollo de estos grupos. Es así como lograron a través de la Ley 29 de 28 de octubre de 2014, que se promulgara el cinco de diciembre de cada año como Día Nacional del Voluntariado.

Dice el artículo 14 que durante esta celebración el CONAVOL junto con las organizaciones , públicas o privadas, con o sin ánimos de lucro, desarrollarán eventos tendientes a crear conciencia sobre la importancia del voluntariado, como un fenómeno que constituye capital social, promueve el espíritu de solidaridad y contribuye al desarrollo humano sostenible del país.

Voluntarios de Panamá, también ha hecho la primera encuesta de voluntariado para conocer el pulso del sector. En ella notaron cosas importantes como que el 60 por ciento de los que hacían voluntariado en Panamá son mujeres, mayormente jóvenes pero también adultos mayores y que estos eran motivados por el deseo de servir a los demás y por convicción.

Otro punto importante que destaca Freire es que el 75 por ciento de los voluntarios habían iniciado su labor siendo jóvenes y es principalmente a este grupo a quien ella pretende acaparar, pues a través del servicio social escolar o universitario, se enfilan para que ejerzan el voluntariado durante toda la vida.

Así mismo en las empresas que a medida que ha tomado lugar la responsabilidad social empresarial (RSE), se ha consolidado una estrategia de sostenibilidad con el voluntariado pues complementa la labor desinteresada.

De esta manera, entre más panameños atiendan el llamado de la solidaridad, habrá una sociedad con participación comprometida que trata de resolver los desafíos sociales y económicos, para convertirnos en un país de paz, de colaboración y de tejido social.

Más integrada y participativa, que trae beneficios no sólo para las ONGS, sino también para las personas y para el país; en su conjunto y ese es el fondo, son las reflexiones finales de esta voluntaria emprendedora.

PARA UN RECUADRO

Las tres preguntas que debe hacerse toda persona antes de emprender el camino del voluntariado:

  1. Qué te apasiona. Es tratar de escoger en qué quieres ver un cambio. Ejemplo: te preocupa el tema de la basura, el medioambiente o los niños que están recluidos por quemaduras en los hospitales
  2. Cuánto tiempo disponible tienes. Las organizaciones agradecerán un poco tiempo pero que sea de calidad. Más vale un día al mes por ejemplo, a que las personas se queden esperando un fin de semana.
  3. Qué te gustaría hacer. El real motivo por el que deseas hacer voluntariado, desde la perspectiva de tus talentos afines. Por ejemplo, te gusta en contacto con los animales, o eres bueno para dirigir, hasta puedes pertenecer a la junta directiva de una ONG.

En ese sentido Voluntarios de Panamá, maneja la nueva Campaña Dona tu talento para que las personas se conviertan en voluntarios, y que por ejemplo, una bailarina, un músico o un diseñador gráfica inviertan tiempo ayudando a niños, ancianos o a una ONG.

Last modified: 27/06/2017

loading
Big Buck Bunny
00:00
--
/
--
youtube play
vimeo play

Marketing Xtrategy

  • Tocumen, S. A.
    Tocumen, S. A.
  • MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
    MARKETING XTRATEGY / RON ABUELO 12 AÑOS
  • MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
    MARKETING XTRATEGY / LG ELECTRONICS
  • MARKETING XTRATEGY / LG
    MARKETING XTRATEGY / LG
  • MARKETING XTRATEGY / AMPYME
    MARKETING XTRATEGY / AMPYME
  • Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
    Marketing Xtrategy / Encuentra24 y Tambor
  • Caja de Ahorros
    Caja de Ahorros
  • Instituto Nacional de la Mujer
    Instituto Nacional de la Mujer
  • Cable and Wirless Panamá
    Cable and Wirless Panamá
  • Autoridad de Turismo de Panama
    Autoridad de Turismo de Panama
  • Super Xtra Nueva Imagen
    Super Xtra Nueva Imagen